Saturday 03 de December de 2016
RSS Minuto x Minuto
 

La desaceleración que nos heredó 2013

Luis Enrique Mercado      23 Feb 2014 19:30:05

A- A A+

Compartir:
Hace un año a estas alturas muchas voces pronosticaron que la economía mexicana tendría un pobre desempeño.

Contra la terquedad de Hacienda, las cifras de INEGI sobre el comportamiento del Producto Interno el año pasado confirmaron el desastre. 1.1% de crecimiento, el menor de los últimos 4 años, cuando se logró un buen dinamismo económico: 5.1% en 1010, 4.0% en 2011 y 3.9% en 2012.

Lo más grave del tema es que la economía se desinfló conforme transcurría el año y terminó caso parada, con sólo un avance de 0.2% en los últimos tres meses y de 0.9 en el tercer trimestre.

Esto quiere decir que es muy probable que en el primer trimestre del presente año la economía mexicana muestre cifras negativas, pues no ha pasado nada que permita suponer que se acabó el frenón; por el contrario, este 2014 trajo puesto el freno de mano que significa la entrada en vigor de la reforma tributaria.

Frente a estos hechos, el pronóstico de la Secretaría de Hacienda de un crecimiento de 3.9% está por completo fuera de la realidad y lo más probable es que si nos va bien, a duras penas lleguemos a un crecimiento de 3%.

El primer trimestre de este año es un trimestre perdido. Por un lado, porque sin duda se mantiene la tendencia de desaceleración que vimos el año pasado, en especial en los últimos meses; en segundo, porque entrando este año se han sentido los efectos de la reforma fiscal, que significa un mayor freno a la marcha económica.

Si como se piensa, en los primeros tres meses las cifras serán negativas, se ve difícil que la economía se acelere lo suficiente en los nueve meses siguientes como para llegar cerca del 4%.

El gobierno confía en que la concreción de las reformas estructurales dinamizará a la economía mexicana y que si a eso se suma una mayor actividad en la economía de Estados Unidos, 2014 será un mejor año.

Y es verdad. Pero no se ve factible que mejore tanto como para concretar ese 3.9% de crecimiento que es el pronóstico de Hacienda, en especial porque el año pasado el sector que más se detuvo, en especial hacia la segunda mitad del año fue el sector industrial, que siempre tarda en reactivarse.

¿Qué debieran hacer las autoridades?

En primer lugar, reconocer la realidad; en segundo, dejar de confiar ciegamente en unas reformas que aún no se concretan y que aún si lo hacen, como es posible, en los primeros tres meses del año, sus efectos no se sentirán sino hasta uno o dos años después.

En tercer lugar, Hacienda debe adoptar una estrategia concreta para reactivar la economía mexicana. Acciones de desregulación, por ejemplo, serían uno de los pasos a dar de inmediato para que 2014 no sea otra tragedia económica.

El año pasado, Hacienda dijo varias veces que la economía mexicana crecía lentamente debido al bajo crecimiento en Estados Unidos; pero esa fue una mentira, porque la economía gringa ya crecía a tasas de 2.5% anual, mientras la de México se desaceleró hasta cerca del 1%.

Este año, Estados Unidos continuará su recuperación y eso debe tener algunos efectos sobre la marcha del sector industrial de México; peor no será suficiente, como no lo fue el año pasado.

Mientras el gobierno mexicano no encuentre el botón que enciende el motor interno de la economía, seguiremos con tasas de crecimiento insuficientes y muy lejos de la promesa de crecimientos de 5% que fue la meta básica de la campaña del presidente Enrique Peña Nieto.

El prometer mayor dinamismo económico fue el eje de las promesas de Peña Nieto; pero la verdad es que su equipo económico parece que lo boicotea.

Hasta el próximo lunes con nuevas...PERSPECTIVAS
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad