Saturday 03 de December de 2016

La gran familia mexicana

Édgar Félix      21 Jul 2014 22:00:07

A- A A+

Compartir:
El caso de los abusos de la Gran Familia es otro ejemplo de la falta de regulación, inspección y vigilancia en organizaciones de orfanatos, casas de ayuda a niños y niñas vulnerables, así como lugares de asistencia privada. Se cuentan por miles los escándalos de abusos de infantes por todo el territorio nacional.

Con la ayuda o no del Gobierno, de Organizaciones No Gubernamentales, de la Iglesia Católica o de instituciones acreditadas -por alguna instancia desacreditada, por supuesto,- las historias terminan con historias muy similares.

Casi cualquier persona, con algunas aptitudes de convencimiento y destreza para los negocios, puede fundar una casa hogar. Hay mucha tramitología, pero muy poca vigilancia y auditorías desde hace años, en esta materia, en las leyes del país.

Ahora nos admiramos de todo lo leído de la Gran Familia y su lideresa Mamá Rosa. Reclutan esclavos y los hacen trabajar ante la ceguera de las instituciones mexicanas y los enormes errores de la legislación para regular estas instituciones de asistencia privada. Claro, errores intencionados por algún poder oculto.

Hace algunas semanas, un amigo que preside una Institución de Asistencia Privada (IAP) me comentaba las bondades de tener una organización así, por las “facilidades” que da Hacienda, la escasa vigilancia y los buenos dividendos que se obtienen frente, por ejemplo, a una pequeña empresa. Inclusive, me decía muy en lenguaje clave, que traficaban con credenciales de socios o personas beneficiadas. Hay algunas IAP de ayuda a niños de la calle que venden credenciales entre ellas para tener más ayuda económica porque las leyes mexicanas permiten hacer estas transas y muchas otras. “Tú ves a los mismos niños -inclusive algunos ya murieron- que son beneficiarios de esas IAP”.

Y los más indignados en estos escándalos, por lo regular así sucede, son los culpables: diputados y gobiernos que han dejado abiertas las leyes para que se instalen y trabajen sin problemas decenas de organizaciones mafiosas, las cuales no tienen obligaciones de declaraciones ni son motivo de vigilancia. Un paraíso para delincuentes, como ahora la archirecontraconocida Mamá Rosa.

Sucedió con Casitas del Sur, hace algunos años; con la Luz del Mundo, donde un pastor hacía y deshacía con la vida de decenas de personas; con la organización de narcotraficantes la Familia Michoacana, que reclutaba sicarios mediante una extensa red de instituciones de ayuda a drogadictos y alcohólicos en la entidad, así como decenas de orfanatos y escuelas de apoyo a niños y niñas de escasos recursos.

Está demostrado que México es un paraíso para estas organizaciones o instituciones. ¿Por qué? La respuesta está -como sucede siempre en estos casos- por la corrupción de funcionarios que dejan leyes a modo para que operen sin problemas estas mafias. Pagan para que se hagan de la vista gorda mientras ellos trabajan a sus anchas de manera ilícita, a cambio de favores, dinero, poder y apoyo electoral.

Y siempre en estas historias los más desprotegidos y desvalidos pagan el precio de estas componendas y acuerdos ilícitos. Toda una Gran Familia.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Carambola brutal; mueren 2 personas
Hallan equipo de espionaje en el Congreso de Aguascalientes
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Le llueven más cargos a Duarte; presentan denuncia por omisiones
Muro de Trump traería graves consecuencias para la biodiversidad: PNUMA
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Busca Inapam incrementar beneficios para adultos mayores 
Salud apuesta a reducir las muertes maternas
Ganan meseros un promedio de 28 pesos la hora
Los hermanitos Ramos esperan con fe al Niño Dios
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad