Sunday 04 de December de 2016
»Jorge René González Marmolejo presenta interesante ponencia 

La Inquisición juzgaba cartas de amor: experto

Raúl Silva      10 Oct 2014 23:30:03

A- A A+

Compartir:
El escritor expuso varios casos de sacerdotes que fueron juzgados. (Miguel Correa)
El escritor expuso varios casos de sacerdotes que fueron juzgados. (Miguel Correa)
Como parte del ciclo académico Lo prohibido en los tiempos del Barroco, en el 13 Festival Barroco de Guadalupe, el escritor Jorge René González Marmolejo expuso varios casos de sacerdotes que fueron juzgados por la Inquisición por escribir cartas de amor a mujeres.

Los curas fueron acusados del delito de solicitación, que consistía en que un confesor de cualquier grado, durante o después del acto de la confesión provocara, con palabras o acciones, que se cometieran actos deshonestos.

Asimismo relató que los confesionarios eran con el fin de no despertar el deseo carnal de los religiosos, cuidando el movimiento de dedos y labios, pues se consideraban muy sexuales para el periodo novohispano.

El fraile franciscano José Ignacio Troncoso dirigió a la monja clarisa María de Paula una carta escrita en 1797 y el mismo religioso se autodenunció ante el tribunal por escribirle.

El escritor mencionó que entre los documentos legales de los procesos de la Santa Inquisición se han encontrado cartas amorosas intercambiadas entre monjas y religiosos; además, entre monjes y mujeres católicas.

González Marmolejo, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), señaló que únicamente se conservan las cartas que los clérigos enviaron a las enamoradas, pero que no existe ninguna donde se demuestre si ellas les respondieron.

También expuso otro caso registrado en 1789, donde el santo oficio recibió una denuncia de Manuela Alemán contra Francisco Reyes por enviarle misivas amorosas.

También explico el suceso del prelado Francisco Antonio Martínez que dirigió papeles a Sor María de los Dolores hacia finales del siglo 18.

Al igual refirió el caso de José Gil, que en 1787 mandó versos a Doña Mariana, esposa de Manuel Nava, un comerciante de Toluca.

Además, el suceso del agustino Ignacio de Escovar que le envió a la religiosa Manuela de Theres recados y lo denunció en 1714.

El delito de solicitación, la bigamia y los libros prohibidos, fueron uno de los 150 delitos más perseguidos por la Inquisición, y esos tres representaron el 50% del total de los expedientes y procesos del Santo Oficio, mencionó.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Carambola brutal; mueren 2 personas
Anuncian aumentos en tarifas de electricidad para diciembre
‘No pagaremos el muro, ni negociaremos nada al respecto’: SRE
‘Si Dios nos puso juntos, seamos buenos vecinos’, pide SRE a EU
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Busca Inapam incrementar beneficios para adultos mayores 
Los hermanitos Ramos esperan con fe al Niño Dios
La FEPADE y el IEEZ trabajando de cara para la elección extraordinaria
Hallan equipo de espionaje en el Congreso de Aguascalientes
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.60
Venta 21.1
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad