Saturday 03 de December de 2016

La libertad religiosa como un derecho humano 

Arnulfo Joel Correa Chacón      12 Feb 2014 21:00:05

A- A A+

Compartir:
El artículo 24 constitucional incorpora el principio de libertad religiosa, bajo las disposiciones siguientes: a) el reconocimiento de que todo hombre es libre para profesar la creencia religiosa que más le agrade y para practicar las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley; b) la prohibición al Congreso para dictar leyes que establezcan o prohíban religión alguna, y c) la restricción para que los actos religiosos de culto público se celebren ordinariamente en los tempos, y los que extraordinariamente se celebren fuera de éstos se sujetarán a la ley reglamentaria.

Los conceptos descritos anteriormente, contienen bases de un régimen de gobierno laico, en la medida en que no imponen a los gobernados una religión oficial, permiten la convivencia pacífica dentro del marco jurídico de las diversas iglesias, sin la pretensión del Estado para someterlos, y de forma incipiente o incompleta, reconocen la libertad religiosa.

Se puede advertir, limitaciones en nuestro sistema jurídico respecto al tema que hoy nos ocupa, con disposiciones restrictivas, pero sobre todo que infringen el contenido de derechos fundamentales.

La reforma al artículo 24 constitucional, considera una concepción contemporánea de la libertad religiosa, es decir, incorpora y garantiza el derecho humano de la libertad religiosa, sin limitación de ninguna índole, acorde a su concepción en los acuerdos y pactos internacionales de los que México es parte, con la certeza de que las personas serán las beneficiadas directas de esta decisión y no las jerarquías de las iglesias.

Los dos instrumentos internacionales que tienen el concepto más desarrollado de libertad religiosa son la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH) y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCyP), que en su artículo 18, considera a la libertad religiosa como un derecho fundamental que los Estados no pueden suspender en ningún momento, ni siquiera en circunstancias críticas.

De conformidad con el artículo 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las disposiciones transcritas del Pacto, de la Convención y de otros tratados internacionales reconocidos por México, son ley suprema de toda la unión, y los jueces de cada Estado tendrán la obligación de conformar sus actos a ellas, a pesar de las disposiciones en contrario que pueda haber en la legislación local.

La libertad religiosa debe protegerse absolutamente, pues los tratados internacionales prohíben cualquier tipo de medidas coercitivas que la menoscaben.

Ese derecho fundamental comprende manifestar la religión en forma individual o colectiva, en público o en privado. Los ámbitos en que debe manifestarse el derecho a la libertad religiosa, es a través del culto o prácticas, incluyendo el derecho implícito en la tutela de los padres, sobre los hijos, para enseñarles la religión que profesan, como una forma de transmisión y recreación de la cultura.

Por eso, el Estado sólo podría determinar límites a ese derecho fundamental, en casos en que se atente contra el derecho de terceros, o se incurra en ilícitos.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Carambola brutal; mueren 2 personas
Hallan equipo de espionaje en el Congreso de Aguascalientes
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Le llueven más cargos a Duarte; presentan denuncia por omisiones
Muro de Trump traería graves consecuencias para la biodiversidad: PNUMA
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Busca Inapam incrementar beneficios para adultos mayores 
Salud apuesta a reducir las muertes maternas
Ganan meseros un promedio de 28 pesos la hora
Los hermanitos Ramos esperan con fe al Niño Dios
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad