Monday 05 de December de 2016
»Penúltima parte  

La lucha que perdió Pánfilo Natera 

Erika Flores      8 Mar 2014 23:54:50

A- A A+

Compartir:
  • Pánfilo Natera Sánchez fue el segundo hijo del general; tenía 31 años cuando fue asesinado. (Fotos del archivo histórico de la familia Natera) (Cortesía) Pánfilo Natera Sánchez fue el segundo hijo del general; tenía 31 años cuando fue asesinado. (Fotos del archivo histórico de la familia Natera) (Cortesía)
  • (Fotos del archivo histórico de la familia Natera) (Cortesía) (Fotos del archivo histórico de la familia Natera) (Cortesía)
  • Pánfilo Natera y su querida esposa, Aurora Sánchez.  (Fotos del archivo histórico de la familia Natera) (Cortesía) Pánfilo Natera y su querida esposa, Aurora Sánchez. (Fotos del archivo histórico de la familia Natera) (Cortesía)
  • Esta es la casa que ocupó cuando fue gobernador. (Cortesía) Esta es la casa que ocupó cuando fue gobernador. (Cortesía)
  • Eduardo Riva Palascio. (Nallely de León) Eduardo Riva Palascio. (Nallely de León)
  • María Consuelo Natera Díaz, hija del exdiputado local. (Nallely de León) María Consuelo Natera Díaz, hija del exdiputado local. (Nallely de León)
Imagen de


Todos los nietos del general Pánfilo Natera coinciden en que la causa de su muerte fue la gran pena que le causó perder a su segundo hijo.

Pánfilo Natera Sánchez era diputado en ese entonces y ya había sido presidente municipal de Fresnillo.
Caminaba por la Plaza Zamora cuando, de pronto, recibió el disparo mortal de un policía.

“Casi fue lo que causó su enfermedad del corazón, porque se agravó con esto”, dice María del Consuelo Natera Díaz con voz bajita.

Luego de platicar que nació en la casa de la Plaza de Armas que ocupaban sus abuelos, cuando el general era gobernador, la nieta toma un respiro y con voz más alta dice:

“Desafortunadamente no pude conocer a mi papá, porque murió el año en que yo nací. Mi papá murió en el 48”. 

Pánfilo Natera Sánchez dejó viuda a María del Consuelo Díaz Arellano, con quien tenía tres hijas: Leticia, Lucía y María del Consuelo. 

Su asesinato fue un móvil político, aseguran los nietos del jefe de la División del Centro.

“Eso acabó mucho a mi abuelo, muchísimo”, destaca Marisela Riva Palacio.

¿Pero, quién fue el asesino? “Bueno, mira, casi nosotros no decimos nada, son asuntos delicados y además ya pasó mucho tiempo”, interviene Eduardo Riva Palacio.

“El policía fue mandado por la persona responsable del asesinato… y muy cercano a mi abuelo”, dice.

Cero represalias
Pese a que le causó un dolor muy grande, el general no quiso que se tomaran represalias por la muerte de su hijo.

Eduardo Riva Palacio dijo a Imagen que su abuelita Aurora Sánchez contó alguna vez que cuando le avisaron que habían “agarrado” al asesino, pidió que lo soltaran, pues eso no le iba a devolver la vida a su hijo.

 “Eso es otra vez muestra de la parte humana y la bondad, porque mi abuelo era de carácter fuerte, serio, pero muy humano, y bueno por eso yo creo que no le hacen mucha historia, porque él fue el único que murió de muerte natural, los demás fueron asesinados, emboscados…”, dice.

Y fue esa humanidad la que considera una de las razones que provocaron diferencias con Francisco Villa, pues pasada la Toma de Zacatecas, quiso que se terminaran ciertas acciones de los revolucionarios.

“Cuando se tomó Zacatecas, mi abuelo ordena que después de tantas cosas malas que hicieron,  ya no haya desmanes, saqueos, muertes y entonces pasan muchos detalles en los que tiene diferencias con Villa”, platica.


El hijo de la menor de los Natera García destaca que otra marcada diferencia con Villa era que al general no le agradaba el protagonismo.

Y como familia han seguido esos pasos. “¿Por qué no hay muchas fotos de Pánfilo Natera? Mi familia nunca ha querido, por decir, explotarlas”.

El amor y malos recuerdos
Se sabe en la familia que el general quedó prendado de los ojos verdes de Aurora Sánchez, un día que se contraba en Jalpa.

“Cuando él pasó por Jalpa vio una güera de ojos verdes y al estilo, la subió a su caballo y se la robó”, cuenta Socorro Campa Mares, sobrina nieta de Natera García.

Aunque desconocen si pretendió por un tiempo a esa hermosa mujer, los nietos relatan su historia con admiración y alegría.

Una de las anécdotas que recuerda Eduardo Riva Palacio es que como el general era muy alto, su abuelita platicaba que en una ocasión que fue herido en batalla, tuvo que cubrirlo con hierbas, pues le era imposible cargarlo.

También tenía que mandar hacer sus botas a León, Guanajuato, porque era difícil hallar de su número. Calzaría del 32, estiman.

En realidad, Aurora hablaba poco acerca de sus vivencias durante la Revolución Mexicana.

“Ella decía que era un episodio de su vida que quería borrar porque le dolió mucho”, dice Luz María Inguanzo Natera.

Y al igual que el general, su esposa era bondadosa y solidaria.

Cuentan los nietos que sus abuelos eran amigos de Juana Gallo, de quien incluso Pánfilo Natera dejaba pagado su consumo en una cantina.

Muchas veces Aurora le regaló abrigos para que se cubriera del frío y por ello les tomó cariño, al grado de que fue una de las que hizo guardia de honor cuando el cuerpo del general llegó de San Miguel Allende a Zacatecas. 

​Falleció el 28 de diciembre en casa de Martha, la tercera de sus cinco hijos.

​No te pierdas la última parte el próximo domingo... 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
América supera a Necaxa y va a la final ante Tigres
Gana Judit  
Los chicos malos de Chayo 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.65
Venta 21.15
€uro
Compra 21.96
Venta 22.46

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad