Sunday 04 de December de 2016

La mediocridad de Mojarro

Édgar Félix      14 Apr 2014 21:10:06

A- A A+

Compartir:
Los pensadores hacen pensar. La cultura se nota en la expresión y el pensamiento, en el vocabulario, en ese estado complejo (no complicado) de ver el mundo, de no tener certezas, de evolucionar cada día, de tener la palabra imprecisa de una realidad cambiante, amorfa y subjetiva, el adjetivo cercano, la forma gramatical redonda, uniforme, cuadrada, a la idea que expresa.

Es decir, como afirma Fernando Savater, “un pensamiento no paradójico me resulta casi insoportable, un pensamiento cerrado en sí mismo, coherente, que no admite la paradoja”.

Para caer en la libertad a la que se refirió el periodista Tomás Mojarro en su reciente plática en Zacatecas sobre la condición humana, que no es otra cosa como lo explica el filósofo Savater que ha escrito varios libros de la condición humana: “libertad es poder decir sí o no; lo hago o no lo hago, digan lo que digan mis jefes o los demás; esto me conviene y lo quiero, aquello no me conviene y por tanto no lo quiero. Libertad es decidir, pero también, no lo olvides, darte cuenta de que estás decidiendo. Lo más puesto a dejarse llevar, como podrás comprender”.

Savater invita a lo mismo que expresa Mojarro, a “salir de la mediocridad, a dejar atrás los dogmas y salir del rebaño”. Así de fácil, pero con una carga interna muy profunda. ¿Cómo lograrlo? Con el ejercicio del conocimiento, el pensamiento más acertado y la preparación cultural constante.

Mojarro no descubre el hilo negro cuando explica que el país está sumido en la mediocridad, propiciado por el sistema gubernamental y alentado por los cipayos del poder como la televisión. Lo resume así: “la gente no entiende porque siempre piensa en cabeza ajena”.

Los que si entienden esas fórmulas son los poderosos, las empresas, los sistemas políticos. Basta con apagar la televisión y encender un libro de los clásicos para empezar con esa tarea de conquista de libertad, de pensamiento, ese grito de vida ante un mundo que nos sorbe de un chupete las neuronas débiles. O sea, casi todas.

Si la educación cambiara hacia estados más profundos y de calidad, si los contenidos de la televisión se transformaran en cápsulas del conocimiento de la condición humana, si los medios fueran fuentes culturizadoras este país sería inevitablemente otro, a pesar de sus desgracias. Por lo tanto, el estado de Zacatecas, por lo tanto nosotros mismos.

Nos hemos acostumbrado tanto a un estado de sopor y de tranquilidad que da la mediocridad que moverse sería muy traumático para muchas personas. Los daños, en muchos casos, son irreversibles.

Se cree que ignorando se es feliz cuando sucede lo contrario. Entramos a un círculo de vida donde la ignorancia es el común denominador: salir de ahí, al estilo más platónico, es de locos. Tal como lo menciona el periodista Mojarro.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Detiene la Fepade a 12 personas; compraban votos a favor del PRI
Un hombre muere ahogado en La Encantada
Catedráticos estafan a la UAZ  
PREP comienza a arrojar resultados de la Elección Extraordinaria
Pasar Navidad con su mamá, el más grande deseo de Samuel y Cinthia
Video; denuncian robos en el estadio Francisco Villa
Taxista ocasiona choque y huye del lugar
‘Victoria contundente’ de Judit Guerrero en la elección extraordinaria: Luévano Ruiz
Perla y Paola nunca han estrenado ropa
Captan 'rata' en nevera con pollo de supermercado en Colombia
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.67
Venta 21.17
€uro
Compra 21.81
Venta 22.31

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad