Friday 09 de December de 2016
»María Cristina Escobedo se consagra como una de las artistas zacatecanas más prolíficas 

La Mujer de Papel flota entre dos artes 

Raúl Silva      23 Aug 2014 19:30:05

A- A A+

Compartir:
  • La cantautora ha participadon en varios foros de Zacatecas. (Cortesía) La cantautora ha participadon en varios foros de Zacatecas. (Cortesía)
  • Con Jorge Montalvo. (Cortesía) Con Jorge Montalvo. (Cortesía)
  • Ha publicado varios libros.  (Hugo Uribe ) Ha publicado varios libros. (Hugo Uribe )
  • La escritora asegura que en todo lo que hace trata de ser auténtica y usar su propio estilo.  (Hugo Uribe ) La escritora asegura que en todo lo que hace trata de ser auténtica y usar su propio estilo. (Hugo Uribe )
  • María Elena Leal, la hija de Lola Beltrán, es su máxima intérprete. (Cortesía) María Elena Leal, la hija de Lola Beltrán, es su máxima intérprete. (Cortesía)
Imagen de


La Mujer de Papel, la poeta o María Cristina, la cantautora, son dos rostros de una misma persona poseedora de dones y talento.

Las facetas de músico y literata han marcado la vida de María Cristina Escobedo Reyes desde su infancia hasta la actualidad.

Siempre activa y creativa, otras veces soñadora y aventurera, ha logrado sobresalir en el mar de las artes, al que considera su mundo.

Sus viajes al cosmos de la imaginación los hace con un lápiz y papel; navega entre las olas de la música, la poesía y la escritura.

“Yo nací así, siempre sentí que traía una misión hacia este mundo terrenal”, comenta la artista nacida en
El Lampotal, Vetagrande.

Aunque fue nata esa facilidad de crear, dice que es necesario complementarla con una preparación que le permita seguir creciendo.

Formación autodidacta
El 1 de septiembre de 1964 nació esta mujer de privilegiados dones, hija de Juan Escobedo y Juana Reyes. “Estoy por cumplir 50 años, aunque me veo de 25, yo lo sé”, bromea.

A lo largo de su vida, la técnica de creación ha mejorado con el transcurrir de los años y es capaz de componer un jazz, un blues, una rumba flamenca, un poema, un soneto y un libro.

María Cristina Escobedo recuerda que su fascinación por la música y la literatura la desarrolló de una forma autodidacta, pues hasta que entró a la preparatoria, fue cuando tuvo su primer acercamiento con la poesía.

A los 6 años, su mamá le comenta que solía ir cantando versos en rima, cuartetos o estrofas, y le decía: “Se me hace que tú vas hacer escritora, porque se te da”.

En 1979, María Cristina compuso un cuarteto para una reina de la comunidad, “hice mis primeras estrofas y los entonaba”, comentó.

Su maestra de Español, Esperanza Elías García, le facilitó los libros de Rosario Castellanos, Gabriela Mistral y Sor Juana Inés de la Cruz. “Esas tres mujeres abrieron de capa mi corazón y mi intelecto”, dice.

En esa misma época conoció al maestro Veremundo Carrillo Trujillo y la encaminó hacia la literatura, augurándole un futuro prometedor, hasta que años más tarde se convirtió en su "papá literario".
Ingeniera civil de profesión, las letras siempre marcaron su destino hasta convertirse en escritora y promotora cultural. Sin dejar de lado que es la calaverista número uno de Zacatecas y la voz consentida de Radio Zacatecas.

Habida de esa sed de crecer, acudió a talleres de creación literaria, poesía y narrativa con grandes maestros como Daniel Savac, David Ojeda, Ignacio Betancourt, Otto Raúl González, Armando Adame y José de Jesús San Pedro.

Su formación académica consiste en la asistencia a diversos talleres de creación literaria, poesía y narrativa, llevados a cabo desde 1986 hasta el 2001.

En 1986 nace el seudónimo de cuando se inscribió al concurso de calaveras que se realizaban en el entonces instituto de cultura estatal. Ya había participado anteriormente con pseudónimos como Copelia, Corazón y Erdamus.

A partir de ese año, empezó a ganar el primer, segundo y tercer lugar en diversos concursos de calaveras organizados por el Issstecultura, la cantina Las Quince Letras, el Café Cultural Contemporáneo y la SEC, entre otros.

Fue hasta 1996 cuando comenzó a editar libros de sus calaveras con apoyo del ayuntamiento capitalino.

El libro de calaveras, tradición en Zacatecas es un compilado de 30 años escribiendo calaveras, ya que lo hice desde 1976, cuando estudiaba la secundaria, según comenta Escobedo Reyes.

Su más reciente publicación fue Crepuscular, un poemario editado en 2011. En 1993 publicó Con el tiempo y la espera y para el 2000 hizo lo propio con Dos mil y una noches, un cuento infantil.

Contrajuntas, 20 poemas de ardor y una canción desentonada fue el libro de poesía que publicó en 2003.
Su incursión en la narrativa llegó en el 2007, con su primer novela Cuando te oigo tocar, se que serás importante, editado en 2007, que trata de una historia de la vida real sobre una mujer victima de la violencia intrafamiliar.

La apasionada cantautora

A la par de la poesía, nació María Cristina, la cantante. Durante un año y medio acudió a la Unidad Académica de Música de la UAZ a recibir clases de canto, y lectura y composición de música. Luego desertó por cuestiones de trabajo.

“En mi caso, la composición es una llama que la traigo ahí encendida y con el viento prende más; nunca se apaga”, detalla.

A lo largo de su carrera musical ha editado 10 discos de música tradicional popular y alrededor de mil 500 temas compuestos.

No hay un motivo en especial que abra su inspiración para componer, explica, ya que los estados de ánimo no la influyen.

Algunas de sus creaciones han sido interpretadas por talentosos zacatecanos como Sheila López, Luis Díaz Leaños, Perico’s Show, Patricia Raudales, Sara Ortiz, Cynthia Castro, Héctor Saucedo, Goretti, y el ahora alcalde de Fresnillo, Benjamín Medrano.

Sin embargo, su máxima intérprete es María Elena Beltrán, la hija de Lola Beltrán.

Su última producción se llama Ópera Jesusa, enmarcada en los festejos del Centenario de la Toma de Zacatecas, que contiene 18 tracks que describen el quehacer de la mujer revolucionaria, los caídos, los niños, los caballos y la naturaleza.

La primer canción se llama La Batalla de Zacatecas, que es un prólogo a manera de corrido que realizó Veremundo Carrillo. El aria del disco es ¡Ay, qué caray!

A este proyecto se suma el de Cantares zacatecanos, un compilado de cinco discos compactos de los que ella fue la compositora, cantante, arreglista y productora.

Las letras expresas son monografías musicales, que describen la flora, fauna, clima, topografía e historia de los municipios, asegura.

“No se hizo a golpe de corazón, investigué, el 60% de los municipios los conozco, los he pisado, los he comido, los he gozado, los he bailado, los he saboreado”, dice.

Melodías de todo tipo componen los discos desde los tamborazos y los jarabes, hasta los corridos y la música norteña.

“Sin influencia; busco mi propio estilo”
“No soy escritora ni compositora de influencia. Yo respeto sus líneas, pero no soy de influencia, leo poco, pero tengo un estilo propio: quiero ser auténtica”, manifiesta.

“Escucho críticas buenas y malas; yo no soy cerrada, me abren y reconozco mis errores”, menciona María Cristina.

Para que no olvide su esencia como autora, siempre hay alguien que señala sus errores en el léxico, sintaxis, sintomatología de canciones y vocabulario de literatura; ese alguien es Veremundo Carrillo, dice.

En cada una de sus letras, poesías y párrafos refleja una parte de sí misma, del entorno que la rodea y de cada cosa que ocurre en la vida. Su intención es dejar un legado para que su obra sea leída y escuchada por las nuevas generaciones.

“No moriré cuando ya no me pienses, yo moriré cuando ya no me leas. No moriré cuando ya no me leas, yo moriré cuando ya no me pienses”, es su frase favorita, comenta.

"Vivo el día a día"
La vida se vive al día para disfrutarse, menciona, por lo que no es de las que piensa en los planes a futuro; si tiene ganas de hacer algo, en ese momento lo hace.

“Yo no hago proyectos de vida; vivo el día a día como si fuera el último y siempre doy lo mejor de mí, sostiene.

Hay un proyecto que está en espera, recuerda, se trata de un disco de boleros que realizará con el cantante Héctor Saucedo y que se pretende grabar en Cuba, la cuna del bolero.

Además, está en pleno proceso de componer un espectáculo flamenco para la también interprete Ángeles Valle López.

María Cristina asegura que desde su niñez a su edad actual, no ha pasado tanto. Y todavía escribe ilusiones con entusiasmo y con pasión.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Cumple 25 años el Archivo Histórico de Zacatecas 
Deslumbra al público la Academia de Baile Karla Parga
La Guadalupana
Se presenta con éxito Dulce Amarga Navidad
Participan adultos mayores en la Feria de la Virgen 
Retrocracia
Al tiempo
La Joya está lista para los XV años de Rubí y sus invitados
Mancera: vetaré nuevo impuesto; Ley de Vivienda de la CDMX
Sale el primer trailer de Spider-Man: Homecoming
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.65
Venta 22.15

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad