Tuesday 06 de December de 2016

La oposición reactiva no se opone, refuerza

J. Luis Medina Lizalde      10 Aug 2014 21:30:02

A- A A+

Compartir:
Dicen los que saben de medicina y enfermedades que atacar los síntomas sin tocar las causas de un mal es, por lo regular, estrategia reforzadora del mal. Si aplicamos tal razonamiento a los males de una sociedad, entenderemos lo fallido que puede ser una oposición con agenda reactiva.

Se espera que brote la pus para denunciarla, pero sin atacar lo que la origina; se busca desgastar a determinado individuo, partido o gobierno, y en muchas ocasiones se logra, pero dejando indemne el factor que produce la pus en creciente proceso de apoderamiento del organismo hasta que la gangrena es irreversible.

Son tan frecuentes las historias de abuso, enriquecimiento ilícito, nepotismo, “maiceo”, “mochadas”, diezmos y demás lindezas con nombre y apellido que nunca son tratadas conforme a las leyes en vigor, que sobreviven merced a que se denuncian sin consecuencia alguna.

En lo que a Zacatecas respecta, la causa radica en que la rendición de cuentas es letra muerta, tal como lo constataremos una vez más con motivo del cuarto informe del titular del Ejecutivo.

La sumisión histórica del Poder Legislativo hace que el marco jurídico del informe sea el que el gobernante en turno desea y hasta ahora lo que el gobernante ha querido es que, en vez de un acto republicano de rendición de cuentas, sea ocasión de culto a su personalidad.

Durante muchos años, al finalizar la ceremonia de lectura del informe ante los entusiastas aplaudidores diputados, el gobernante se colocaba a las puertas de su despacho para saludar de mano a los que hacía larguísima fila para expresarle su felicitación.

Tan indigno espectáculo duró hasta que el presidente Ernesto Zedillo le puso punto final, lo malo es que a partir de entonces, y con el pretexto de acabar con el “Día del Presidente”, lo que realmente suprimieron fue el informe que se transmitía en cadena nacional y, en el caso de los gobernadores, en cadenas estatales.

Lo que no se canceló fue el torneo de adulaciones con cargo al erario, tal como se prepara en Zacatecas con motivo del cuarto informe de Miguel Alonso, que se entregará en formato cibernético a la Legislatura para que pase desapercibido hasta para los mismos diputados.

Contrasta con la difusión del “mensaje político” del gobernador ante más de 5 mil invitados y con la prensa recogiendo las expresiones de reconocimiento, al mismo tiempo que los fotógrafos captan a las personalidades más relevantes para acreditar la gran convocatoria del gobernante.

Para dejar de ser funcionales al sistema
Si la oposición mantiene su agenda reactiva, denunciará el gran derroche de recursos públicos y la falta de veracidad respecto a los fragmentos que pepene en las cifras divulgadas en muros, espectaculares, periódicos, radio y televisión. Luego de unas semanas de ruido, el tema pierde actualidad y hasta el próximo año a decir otra vez lo mismo.

Si somos conscientes de la gran piedra que como sociedad cargamos al no contar con un sistema confiable de rendición de cuentas, lo que procede es el esfuerzo político por llenar ese vacío, no esperándolo de quienes sacan ventaja de su inexistencia, sino de una oposición interesada en curar el mal de raíz.


Algunos elementos de esa impostergable tarea democratizadora en nuestro estado son:

Asumir que la rendición de cuentas debe incrustarse en nuestra institucionalidad como ejercicio integral y continuo.

Evitar reducir el concepto de rendición de cuentas a la revisión del ejercicio del gasto, como con frecuencia somos inducidos, dejando indebidamente fuera del escrutinio ciudadano las decisiones políticas, su instrumentación, su legalidad y su legitimidad.

Admitir la necesidad de un órgano de control interno cuya esencia técnica no pueda ser anulada por la conveniencia política. Reconocer el fracaso histórico de las contralorías municipales tal como fueron concebidas y repensar su diseño.

Reconocer lo fallido del Ministerio Público por falta de autonomía, de suficiente presupuesto y de confianza social y emprender su radical transformación.

Eliminar toda intervención del Ejecutivo en el nombramiento de jueces y magistrados del Tribunal Superior de Justicia mediante una carrera judicial sustentada en los méritos.

No a la resignación mediocre
La institucionalidad local es sumamente frágil, nos encapsula en el rezago, nos priva de fuerza gestora ante el Gobierno Federal, es causa y efecto de una clase política de mandados cortos, hace de la impunidad espectáculo cotidiano y, sobre todo, es generadora de apatía y desánimo ciudadano.

Lo hasta aquí señalado no es privativo de Zacatecas. La desfachatez de una clase política mexicana cuya existencia transcurre de escándalo en escándalo es del conocimiento internacional, pero hay que decir no a eso de “mal de muchos, consuelo de…”.

Nos encontramos el jueves en El recreo.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Quiso darle una sorpresa a su novio y se mató camino a su boda
Asesinan a un vendedor de nieves en la San Marcos
Encuentran a un hombre ahorcado en Lomas de Bracho
Inician proceso legislativo para destituir al 'Cuau'
‘Reaparece’ Javier Duarte con publicación en Facebook
Gael García Bernal parodia el video de los XV años de Rubí
México ‘debería seguir el ejemplo de Trump, potenciar a la nación’: El Bronco
México, por debajo del promedio mundial en educación: PISA
Conmociona a Colombia violación y asesinato de niña de siete años
Se viraliza cuando Luis Miguel desairó a Thalía
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.39
Venta 20.89
€uro
Compra 21.82
Venta 22.32

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad