Sunday 04 de December de 2016
» Se trabaja en elección de consejeros 

La oposición ¿se opone? 

J. Luis Medina Lizalde      9 Mar 2014 23:30:06

A- A A+

Compartir:
Confírmese o no la versión según la cual el viraje de Gilberto Zamora, diputado del PRD, para permitir que transitara al pleno la iniciativa de la Ley de Educación que envió el titular del Ejecutivo para “armonizarla” con la de Peña Nieto, obedece a que su grupo salvó de esa manera el nombramiento de su opción interna para cubrir la ausencia de Juan Ángel Castañeda Lizardo en el Ayuntamiento de Sombrerete, el burdo proceder de la 61 Legislatura cancela toda esperanza de ejercicio autocrítico a pesar del desprestigio acumulado.

Encerrados a altas horas de la noche del viernes, con un despliegue policiaco que raya en lo infantil, sin acceso a la prensa y en breve tiempo, los diputados aprobaron en lo general una ley sin consenso.

Teniendo una cómoda mayoría al servicio de la consigna oficial, es inexplicable la burda manera de imponerse, contando con todas las condiciones para prevalecer sin sobresaltos, antes de que culmine la fase de aprobación en lo particular del refrito, ya produjeron la atmósfera de conflicto que le roba relevancia pública a todo lo que el gobernador pueda informar de su gira por China y Japón; si lo planearan, no saldría tan bien el auto gol.

Lo novedoso de esta última exhibición  de antipolítica es que voces de los sectores directamente afectados manifiestan explícitamente su enojo con toda la Legislatura, incluyendo a la parte que coincide con la postura que ellos defienden con enjundia, lo que puede interpretarse como signo de exasperación derivada de la impotencia o como un lúcido reproche emanado de la sociedad civil al papel testimonial al que parece destinada la oposición política en el Congreso local.

Dando por hecho que amplios sectores de la ciudadanía han tomado conciencia de la esterilidad opositora en el Congreso local y de su función legitimadora de un ejercicio del Poder Ejecutivo sin contrapeso, vale la pena formular algunas interrogantes:

De los tres (poderes) no se hace uno 
¿Ha sido bueno para el estado de Zacatecas la inexistencia histórica del equilibrio de poderes en beneficio del predominio absoluto del Ejecutivo? 

Al tener un Congreso local acatador de las consignas del gobernante en turno este impone a los que quiere como magistrados integrantes del Tribunal Superior de Justicia y hace nombrar a quien mejor le parece como presidente del mismo al que mejor le parece, lo mismo hace con los “órganos autónomos” (lo acabamos de ver con los consejeros electorales).

Tal concentración de poder en un solo ser humano durante seis años ha sido la causa de muy malos equipos de gobierno porque al gobernante le da por mantenerlos en el cargo a pesar de que sean ineficientes o corruptos o ambas cosas, un Congreso que no es simple acatador de consignas del gobernante, al cumplir su tarea constitucional de “vigilar la buena marcha de la administración pública” localiza a los nocivos e inservibles e impone correctivos traduciéndose todo en mejores gobiernos. 


Por tal razón es indudable que para Zacatecas ha sido fatal la ausencia crónica de equilibrio entre poderes, pues nos ha condenado a padecer, malos gobernantes, malos administradores de justicia y malos, muy malos legisladores. 


Tónicos para  no ser testimonial
¿Cuando se está en desventaja numérica es inevitable ser reducido a un papel testimonial?
Cuando fungió como presidente Carlos Salinas de Gortari fue del dominio público  su enojo por la incapacidad de los senadores del PRI para hacer frente al irredento Porfirio Muñoz Ledo, que con su sapiencia jurídico política y su incendiaria oratoria hacía “cera y pabilo” a la mayoría oficialista, convirtiéndose en un actor cuya influencia en las reformas de la época es notable.

La verdad es que para no ser actor testimonial cuando se participa en el poder Legislativo en condición minoritaria hay que cumplir algunos requisitos, el primero de los cuales es auténtica conciencia de lo que es legítimo negociar y lo que no.

Si usted es de esos políticos cuya fuerza se basa en la capacidad de repartir cosas ya se jodió el asunto porque las becas, proyectos productivos, balones, lentes, cobijas, despensas, sillas de ruedas y demás pruebas de “amor al pueblo” que el gobierno pone amablemente en sus manos para que esté “cerca de la gente”, le serán retiradas si “jala” cuando se necesita.

Solo los políticos capaces de tener una relación con la ciudadanía exenta de prácticas clientelares logra la independencia indispensable para no ser testimonial. Para eso hay que tener un poquito de preparación y otra cosita. Ahora que si usted acepta “maíz” y tiene cola que le pisen, sea testimonial sin hacer gestos.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Un hombre muere ahogado en La Encantada
Pasar Navidad con su mamá, el más grande deseo de Samuel y Cinthia
Catedráticos estafan a la UAZ  
Captan 'rata' en nevera con pollo de supermercado en Colombia
Mi delito... cegarme de coraje
Instaladas al 100 por ciento las casillas de la elección extraordinaria 
Perla y Paola nunca han estrenado ropa
Confirman que Paquete Económico se entregó a tiempo
Instala INE Consejos Electorales para elección extraordinaria 
Se registra poca afluencia de votantes en elección extraordinaria 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.61
Venta 21.11
€uro
Compra 21.99
Venta 22.49

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad