Sunday 19 de February de 2017

La reforma política y los intereses de los partidos 

Juan Francisco del Real Sánchez      4 Dec 2013 20:30:07

A- A A+

Compartir:
Finalmente el Senado aprobó en lo general, la reforma política, una de las más cuestionadas por los partidos políticos y que se presta a mayor debate, también considerada moneda de cambio para sacar otras reformas de mayor calado debido al gran interés económico que representan, como es el caso de la reforma energética. Lo que sí podemos mencionar de esta reforma es que cuida los intereses de los partidos y no de los ciudadanos.

Como primer interés podemos distinguir aumentar el porcentaje de votación para mantener el registro como partido del 2 al 3%, lo que significa mantener el monopolio de los que ya existen, dificultando la representación para nuevos partidos; la reelección legislativa por 4 periodos para diputados o doble para senadores; representación de 12 años que puede generar gestiones interesadas por los legisladores o por el contrario desinterés legislativo. Si lo que se quiere es abonar a la profesionalización del servidor público y a una rendición de cuentas, la reelección debería ser únicamente para un periodo.

Otro candado para poder reelegirse a diputado o senador de la República es contender por el mismo partido o coalición que lo postuló, lo que significa atender más a intereses de los partidos políticos que a los del distrito que lo eligió, candado que resulta útil para mantener un coto de poder por algunos años, siempre y cuando respondan a los intereses partidistas. Caso contrario, en las entidades federativas se podrá establecer la reelección para presidentes municipales, regidores y síndicos, únicamente por un periodo, lo que permite a la ciudadanía valorar si se ha trabajado bien durante el primer trienio y se da la confianza al gobernante en turno para concretar proyectos que beneficien a la sociedad. Las legislaturas de los estados tendrían la facultad de regular esta figura.

El tema central que generó polémica fue la creación del nuevo Instituto Nacional Electoral (INE), el cual tenía como mejor argumento el gasto excesivo que representa tener institutos federales y locales para la organización de elecciones. Con la creación del INE se viene abajo este argumento al dejar los institutos locales y traspasar íntegramente los recursos humanos, materiales y financieros del IFE al nuevo organismo.

La esperada reforma política se quedó otra vez corta en temas de fortalecimiento de la ciudadanía, pero se cuidaron los intereses partidistas. Otra vez, se hacen las reformas que se pueden y no las que se necesitan para mejorar y fortalecer el sistema político en México. El punto positivo de la reforma será la institucionalidad de los gobiernos de coalición como una herramienta que ayude a la gobernabilidad del país, de lo que hablaremos después.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
​Policía Ministerial cumple orden de aprehensión contra exdirector de Seguridad Pública de Jerez
​Conmemoran Día del Ejército Mexicano
Vibra el taekwondo de Olimpiada Estatal
Las Tuzas pierden en Mexicali
Al tiempo
Imperativo hallar soluciones ante terror que viven migrantes en EU
Vázquez Mota se registra como precandidata del PAN al Edomex
Lluvias dejan 2 muertos en BC
Detectan mal uso de 10.3 mdp para migrantes
Hace falta cultura y educación vial: Rivera Villa
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.41
Venta 20.91
€uro
Compra 21.69
Venta 22.19

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad