Saturday 03 de December de 2016
RSS Minuto x Minuto
 

La República de los 10 contentos

J. Luis Medina Lizalde      19 Mar 2014 20:30:05

A- A A+

Compartir:
Algo se está moviendo en la sociedad mexicana. Enrique Peña Nieto tiene, según una encuesta a población abierta, 23 puntos menos de aprobación que los que su antecesor inmediato tuvo en el periodo equivalente de su sexenio.

El dato ha inspirado preocupación entre comentaristas de medios electrónicos e impresos, pero lo que enciende la alarma es la pérdida de confianza en Peña Nieto en los elevados círculos empresariales mexicanos, quienes con toda su problemática, se encuentran a años luz de la angustiante situación de las clases medias y más distantes aun de la desesperación social que cunde en los sectores populares.

Valga para ilustrar la decepción de los ricos, la columna de Ciro Gómez Leyva en el diario Milenio del pasado martes 18 del presente mes que intituló El Presidente Peña Nieto, peor que Maduro”, en donde afirma textualmente: Los mandos empresariales del país reprueban tajantemente el cuarto económico de la administración peñista. Dudo que una encuesta de estas características en Venezuela arroje hoy peores cifras para el gobierno de Nicolás Maduro”.

Para ilustrar su severo juicio, el periodista cita los números obtenidos de una encuesta realizada por KPMG, una de las cuatro firmas de asesoramiento financiero más importantes en el mundo, según su decir.

La encuesta, efectuada en enero y denominada Perspectivas de alta dirección, se realizó entre presidentes del consejo de administración, directores generales, gerentes y vicepresidentes de empresas de diversos ramos.

Las cifras son demoledoras: “Solo 9% de los altos directivos piensa que el gobierno tuvo un buen desempeño en materia económica en 2013; 37% considera que fue regular y 54 que fue malo o pésimo”.

Continúa la cita textual: “Seis de cada 10 piensan, además, que la economía puede caer en recesión. La decepción ante la reforma financiera llega al 91% y a 97% ante la reforma fiscal”.

En el penúltimo párrafo, Ciro Gómez Leyva desliza, refiriéndose al intenso malestar de los grandes empresarios con Peña Nieto; “malestar insospechado porque solo el 7% de ellos calificaron de malo o pésimo el último año de gobierno de Felipe Calderón”.

Se acabó la magia
La encuesta referida por el columnista describe el sentir de los que no necesitan hacer plantones y manifestaciones para que se les escuche, no incluye a los afectados por la desaparición del Régimen de Pequeños Contribuyentes ni a los desempleados, tampoco a los damnificados por el alza en pasajes ni por gasolinazos o por el precio de los limones o tortillas. Tampoco encuestaron a los productores de frijol ni a los empleados públicos que resienten el debilitamiento de su poder adquisitivo.

Peña Nieto es con mucho el político mexicano que más dinero ha invertido en promover su imagen mediática en toda la historia, lo hizo cuando gobernó el estado de México para pavimentar su acceso a Los Pinos, pero a pesar del cuantioso gasto no le fue suficiente, por tal razón tuvo la necesidad de asegurar su victoria mediante la más cara operación de compra de votos hasta ahora documentada, con todo y eso, Felipe Calderón accedió a Los Pinos con más descrédito y aun así, las encuestas a población abierta lo sitúan con más de 20 puntos de aprobación respecto a los obtenidos por Peña Nieto y en los elevados círculos empresariales tan cortejados por uno y otro, jamás estuvo tan siquiera cerca del colapso de imagen que arrastra Peña Nieto.

Ha concluido el ciclo en el que se pudo producir una percepción encubridora de la realidad mediante onerosas campañas en los medios de comunicación, se abusó tanto de la estrategia que terminó anulándose hasta causar efectos contraproducentes en cada vez más amplios sectores. Nunca como ahora hay tanto desinterés por lo que los gobernantes dicen, nunca como ahora hay tanta gente más pendiente de los hechos que de la narrativa oficial.

Ya sin contar a El chapo
La nota principal de ayer del diario de circulación nacional La Jornada informa, basándose en datos de la revista Forbes, de que 10 personas dueñas de fabulosas fortunas disponen de muchos más ingresos de los que dispone la totalidad de los mexicanos al sumar 1.8 billones de pesos entre los 10 contra 1.3 billones de pesos de los moradores de 31 millones 500 mil hogares que hay en México.

Va el dato para los que el saqueo les causa orgullo: los tres primeros lugares de esos 10 megaricos extraen oro y plata de suelo zacatecano. Son Carlos Slim, Germán Larrea y Alberto Bailleres.

La brutal privatización de lo público está llevando a los mexicanos a una situación límite, diario hay avisos neciamente desoídos.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad