Friday 02 de December de 2016

La resaca del mundial Édgar Félix

Édgar Félix      30 Jun 2014 21:40:14

A- A A+

Compartir:
Durante cuatro años Fernando López no pagó la luz eléctrica. El último recibo llegó poco después del mundial de ese año (2010) por casi 40 mil pesos. Revisó la instalación eléctrica de su departamento ubicado en Calzada de Guadalupe y todo pareció normal. No había razón de tan estratosférica cantidad porque apenas tiene unos 10 focos, tele, compu, refri y licuadora. No hubo fugas ni cables mal conectados. Tampoco diablitos que lo robaran. Solo se enfrentó a un problema: la burocracia de la CFE.

Ir, venir, pasar a la otra ventanilla, escuchar el consabido: “lo sentimos, eso es lo que debe… mi Fer”, llevar testigos, cortes constantes, conexiones ocultas. Y no hubo poder humano para seguir debiendo 40 mil pesos.

Fue la peor desgracia para don Fernando. Una docena de parroquianos observamos cómo se liaba a golpes de insultos y mentadas con el estoico personal de la CFE, quienes tuvieron el gran tino de cortarle el diablito oculto algunos minutos antes del encuentro de futbol entre México y Brasil. Don Fernando se quedó saboreando sus chelas perfectamente enfriadas desde días anteriores y las consabidas papas con chile.

Vinieron mentadas de madre, insultos, forcejeos y al final el silencio atroz que trae un cable cortado con la exactitud de un cirujano electricista. Pero no es tanto lo que viene de los cables de alta tensión en el bronce, para convertirse en unas imágenes redondamente sagradas, sino el día menos apropiado para hacerlo. No era posible que escogieran este día. Y ese día don Fernando se quedó con las ganas de ver tranquilamente el México-Brasil.

En resumidas cuentas, qué poca abuela, qué violencia, qué acción terrorista de la CFE masculló siempre Fernando.

No es el futbol, tampoco las ganas de ver un Mundial que se repite cada cuatro años lleno de derrotas anticipadas para la selección mexicana, con la consabida frase: “jugó como nunca, perdió como siempre”. Este juego es un reflejo social, un espejo de complejos y una olla a presión de prejuicios.

No es fácil exorcizar fantasmas ni acabar con el destino de fracaso al que se enfrentan los 11 jugadores mexicanos cada cuatro años. Tampoco para Fernando fue un asunto fácil y menos enfrentar a la CFE y toda su rabia por cobrarse, de alguna manera, lo que dice que se le adeuda. 40 mil pesos al parecer no son nada, pero para muchas familias como la de Fernando representa casi el presupuesto de un año.

Un poco más del medio tiempo llegó don Fernando al restaurante contando su desgracia. Increíble, como el gol parado por Memo Ochoa a la estrella, de la bandera brasileña, Neymar. Como ese primer histórico empate sacado a lágrima, sudor y sangre. Si por histórico entienden los conductores de televisión que no hay antecedentes. México no le había ganado a Brasil, nunca. Don Fernando tampoco a la CFE y dice que espera que pronto el veredicto del lío legal le favorezca. Entonces, dijo, pedirá que le den un boleto con todo pagado para ir al siguiente mundial.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
El inmenso dolor de una sobreviviente: ‘estoy en shock’
Choque por culpa de la lluvia, deja cuantiosos daños materiales
Tom Ford tampoco vestirá a Melania Trump
Cambian los granos y el maíz por árboles de navidad
La conoció en redes sociales; mató a pareja tras plagiarla
Insisten los transportistas en que se revisen concesiones otorgadas
Inauguran la Feria de la Miel
Falso que haya ‘bono navideño’ para diputados, asegura Javier Bolaños
Boletas electorales están seguras: Virgilio Rivera 
Schmidt ve normal la sequía goleadora de ‘Chicharito’
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.63
Venta 21.13
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad