Sunday 11 de December de 2016

La sucesión y los temas de fondo

J. Luis Medina Lizalde      29 Jan 2014 22:30:06

A- A A+

Compartir:
La construcción del sucesor de Miguel Alonso al frente del Gobierno del Estado ya empezó. Varios aspirantes recorren el estado en busca de adeptos, otros tejen relaciones con el mismo objetivo en la periferia del poder central, esperanzados en la reedición del viejo estilo de colocar virreyes desde “la región más transparente del aire”.

Lo lógico sería que las fuerzas políticas se dispusieran a disputar la victoria en las elecciones de diputados federales previstas para un año antes de las elecciones para gobernador, ayuntamientos y Congreso local, pero en la política local, la lógica suele ausentarse con frecuencia.

Hay dos rutas posibles para acceder a la gubernatura en el 2016: la tradicional, consistente en un esquema de reparto de parcelas de futuro poder entre los grupos que se suman en torno a un aspirante; y la que se construye a partir de una bandera política lo suficientemente convocante como para generar la movilización ciudadana capaz de imponerse en las urnas.

La ruta idónea para cada aspirante depende de sus particulares circunstancias; en todo caso, es asunto de cada uno de ellos y sus equipos. Lo trascendente para el interés general es dilucidar cuál es la ruta de la cual se puede esperar el mejor gobierno.

En la historia reciente de Zacatecas, la ruta tradicional ha prevalecido. La única excepción se produjo en 1998, cuando Ricardo Monreal encabezó una movilización que desafió los controles establecidos; sin embargo, los zacatecanos dejamos pasar la oportunidad de generar a partir de esa alternancia una institucionalidad democrática, desprovista de los lastres autoritarios temporalmente derrotados.


Oportunidad perdida
La ruta a la victoria electoral que se construye a partir de la fuerza convocante de una bandera política es falible, pero superior en cuanto a posibilidades de que los temas de fondo se coloquen en el centro de la atención pública, en vez de las acciones propagandísticas sin contenido.

Para citar solo un caso de gran relevancia, la próxima sucesión deberá ser la ocasión para atender la ausencia del equilibrio de poderes, o como también es posible decirlo, la inexistencia del Poder Legislativo merced a su permanente subordinación al Ejecutivo.

El reciente anuncio del procurador general de Justicia dando a conocer el “carpetazo” al caso del soborno a los diputados locales para que aprobaran “sin cambiarle una pinche coma” a la propuesta de presupuesto del Ejecutivo confirma la incapacidad institucional para castigar conductas gravemente lesivas al interés público cometidas desde la función pública.

Si bien el audio que circuló ampliamente en las redes sociales, no es prueba judicialmente válida, pero debió generar una investigación profesional que permitiera por fin poner un alto a una práctica que es un secreto a voces.

No es el dinero ni el castigo legal a los participantes lo más importante de lo que se pone en juego en este asunto, es la oportunidad que se desperdicia de iniciar un proceso de rectificación institucional que le devuelva a los zacatecanos la representación popular sin la cual la funcionalidad democrática es pura ficción.

Lo que no resiste, no apoya
En su particular estilo, Jesús Reyes Heroles encomiaba el equilibrio en política diciendo que “lo que resiste, apoya”; si aplicamos tal razonamiento al funcionamiento de los poderes locales, advertimos que la atrofia del Congreso local ha vulnerado la calidad de la administración pública, encabezada por el titular del Ejecutivo, al grado de que se acumulan los botones de muestra de cuestionable desempeño.

Piénsese, por ejemplo, en la omisión de la vigilancia del Congreso en lo referente a la obra pública, donde se registran tropiezos y demoras, cuestionamientos éticos e inconvenientes devoluciones de recursos a la Federación.

Todo eso transcurre sin que se advierta la vigilancia de “la buena marcha de la administración pública” que, según nuestro esquema constitucional, es misión sustantiva del Poder Legislativo; el engrudo hecho bola brota en la reparación de la Catedral o la construcción de una alberca, hasta la reposición de tubería de agua potable en una colonia popular se complica.

Los aspirantes a gobernador procuran no hablar de los temas espinosos y están en su derecho, pero precisamente son las posturas respecto a estos temas las que permiten valorar a un aspirante en función de los intereses colectivos.

El tema de la corrupción será un tema ineludible en el proceso electoral del 2016, pero ¿se vale que hasta entonces se ocupen de la misma? Si es irreversible que el 2016 empiece en el 2014, que sean los temas de fondo los que animen el debate. El reparto de parcelas de futuro poder como fórmula para sumar fuerzas nos instalan en el atraso.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Muere mujer después de fuerte accidente en motocicleta
Crimen mató a mil 200 federales; periodo 2006-2016
Promotores de 65 y Más cobraban las pensiones
Fallece el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa
Asesinan a periodista de Chihuahua afuera de su casa
Tovar y de Teresa en la literatura
Los hermanitos Mandujano no tienen juguetes 
Balean taller mecánico en la Lázaro Cárdenas
Obligan a presunto ladrón a caminar desnudo por mercado de Aguascalientes
Hallan cadáver cerca de Trancoso
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad