Saturday 10 de December de 2016

Las consultas que a otros les funcionan

J. Luis Medina Lizalde      17 Sep 2014 20:30:04

A- A A+

Compartir:
Es ya casi un consenso entre adversarios y partidarios de las reformas de Peña Nieto, en particular entre analistas ligados a capitales trasnacionales, que el binomio corrupción impunidad presente de arriba abajo en las estructuras del poder en México es la principal causa del posible fracaso del ciclo reformador que se propone culminar la transformación impulsada por Salinas de Gortari.

La introducción en andamiaje institucional de una comisión anticorrupción no entusiasma a nadie, ni siquiera a Peña Nieto, que la propuso sin muchas ganas. Por eso no fue incluida en la vorágine legislativa soportada en las complicidades de la cúpula de la oposición domesticada.

Hubo quienes vieron en la Ley Federal de Consulta Popular publicada en el Diario Oficial de la Federación el 14 de marzo del año en curso, que reglamenta al artículo 35 de la Carta Magna, la entrada de nuestro país a la lista de naciones que empodera al ciudadano para que decida democráticamente en torno a asuntos de gran trascendencia.

Así se dispone a hacerlo actualmente el pueblo de Escocia al calor de una consulta para decidir si siguen formando parte del Reino Unido o después de tres siglos emprenden su ruta independiente.
Canadá, mediante una consulta similar, evitó la separación de la parte culturalmente gestada por Francia de la porción angloparlante. El resultado de la consulta fue muy cerrado, pero ganadores y perdedores aceptaron el resultado en armonía.

Con la misma serenidad, los checoeslovacos admitieron la separación en dos repúblicas cuando la consulta a la gente arrojó la decisión de conformar Eslovaquia y la República Checa para vivir desde entonces en armoniosa vecindad, pero cada una por su lado.

El teatro posible y la suprema corte
Las consultas a la gente son rutinas desde hace mucho tiempo, allí donde la democracia no es pura simulación. México apenas se dispone a poner en práctica este mecanismo en las elecciones federales del 7 de junio del próximo año.

Muy al principio de aprobada la ley federal de consulta el tema fue soslayado por los grandes medios de comunicación y la ciudadanía vino a enterarse hasta que la reforma energética se consolida como tema de gran interés para una significativa porción ciudadana, al suscribir las solicitudes de Morena y del PRD en un número que rebasa con mucho, en ambos casos, el porcentaje del padrón electoral establecido por la ley.

A partir de entonces, se puso en práctica una estrategia de neutralización de la consulta energética mediante apresuradas solicitudes de consultas en torno a temas donde es fácil adivinar la pretensión.

El PAN se lanza al ruedo con un tema que nunca ha figurado en su agenda: el aumento al salario mínimo. Preguntarle al pueblo asalariado si se pronuncia por un aumento después de 31 años de pérdida constante del poder adquisitivo es como preguntarle a un sediento si quiere agua.

Si el PAN y su colaboracionista líder hubieran optado por llevar a consulta los temas que le son propios (como la penalización del aborto), nadie vería en su iniciativa lo que muchos vemos: que su consulta es una estrategia contra la reforma energética, pues sabedores son de que el tema del salario tiene obvias implicaciones fiscales y que, por lo mismo, la Suprema Corte de Justicia de la Nación puede declarar su pregunta improcedente, dada la prohibición legal de consulta sobre esos temas.

Otro tema vedado por la misma ley federal de consulta popular es el electoral y el PRI, a sabiendas de que la eliminación de 100 diputados plurinominales y las modificaciones en idéntico sentido en el Senado modifican el esquema electoral.

Así, la SCJN pudiera declarar inconstitucional su pregunta y de ese modo, declarar improcedentes las dos consultas de la reforma energética, quedando la suprema corte como garante imparcial de la justicia al declarar todas las consultas como no ajustadas a derecho y así evitar que la mayoría ciudadana se pronuncie contra una reforma energética que rechaza mediante una contundente mayoría.

Por sus mañas los conoceréis
Otra fuente de legítima preocupación por la posibilidad de que nuestras consultas se corrompan, al igual que los procesos electorales, se origina en lo que trascendió de los procesos de recolección de firmas desde presidencias municipales y dependencias públicas, la compra, falsificación y demás truculencias haciendo frente al trabajo genuino en plaza y colonias que también se pudo ver.

Bien puede verificar profesionalmente el INE la autenticidad de las firmas, pero está estructuralmente imposibilitado para conocer y castigar la obtención fraudulenta de las mismas. Tal como ahora sucede con los votos.

Nos encontramos el lunes en El recreo.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Muere mujer después de fuerte accidente en motocicleta
Promotores de 65 y Más cobraban las pensiones
Crimen mató a mil 200 federales; periodo 2006-2016
Fallece el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa
Asesinan a periodista de Chihuahua afuera de su casa
Tovar y de Teresa en la literatura
Los hermanitos Mandujano no tienen juguetes 
Balean taller mecánico en la Lázaro Cárdenas
Obligan a presunto ladrón a caminar desnudo por mercado de Aguascalientes
Hallan cadáver cerca de Trancoso
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad