Sunday 19 de February de 2017

Las reformas agrarias

Marco Antonio Flores Zavala      3 Nov 2014 19:59:30

A- A A+

Compartir:
Puerta de la antigua casa principal de la hacienda de Ranchogrande. (Cortesía)
Puerta de la antigua casa principal de la hacienda de Ranchogrande. (Cortesía)
El 28 de octubre de 1914, luego de múltiples discursos, los delegados a la Soberana Convención de Aguascalientes escucharon a los representantes del Ejército del Sur, cuyo líder era Emiliano Zapata.

La propuesta zapatista era radical: los principios del Plan de Ayala debían ser parte del programa de la Revolución y retirar a Carranza como Presidente de la República.

En la Convención, la propuesta zapatista tuvo calado. El presidente Carranza fue desconocido. En su lugar designaron a Eulalio Gutiérrez, revolucionario que tuvo su primera base fuerte en el mineral de Concepción del Oro.

El retiro de Carranza era una petición motivada por los desencuentros entre los dirigentes de las facciones revolucionarias.

Los líderes emergentes de sectores populares no convenían con los que integraban los sectores medios y con nexos en los anteriores regímenes.

El Plan de Ayala de 1911 era la bandera del zapatismo en el centro del país.

El documento proponía la restitución de la propiedad rural a los poseedores originarios. Postulaba modificar la tenencia liberal de la propiedad.

La primera reforma agraria operó diferente en cada región. Los grupos constitucionalistas tuvieron y ejercieron varias formas para tratar la propiedad rural.

En Zacatecas, pese a que se insiste en definir como villista, las acciones distan de estar en ese espectro. Tampoco es carrancismo, sonorense o tal. Las motivaciones de los dirigentes de la fase revolucionaria de 1913-1915 sitúan rasgos diferenciados.

El 8 de agosto de 1914, Pánfilo Natera promulgó un decreto en materia de propiedad.

Lo hizo como gobernador militar y jefe de la Primera División del Centro. En los considerandos señaló que no todos los hacendados colaboraron con el gobierno usurpador del general Huerta, pues hubo quienes ayudaron a los revolucionarios.

Indicó que a los colaboracionistas los castigaban. En paralelo, para fomentar la riqueza de los desheredados y “extirpar las prácticas abominables de feudalismo que engendraron la esclavitud de los peones”, se intervendrían algunas haciendas situadas en el estado.

La intervención era una acción diferente a la confiscación de todas las haciendas que Natera ordenó hacer el 27 de junio de 1914.

La marca diferente del agrarismo inicial en Zacatecas fue la intervención gestionada por un Departamento Agrario.

Además de la intervención, fueron anuladas las deudas de los trabajadores con los dueños de las propiedades.

A estos, además de las haciendas, les confiscaron las propiedades urbanas asentadas en la capital del estado.  La ocupación permanecería hasta que fuesen expedidas las leyes agrarias del país.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Las Tuzas pierden en Mexicali
Amar con amplitud como Dios nos ama
Vibra el taekwondo de Olimpiada Estatal
Atlas vence por la mínima a Cruz Azul
Bayern rescata empate de último minuto ante Hertha Berlín 
Aprenden niños técnicas de grabado en el Taller VetaGráfica
Al tiempo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.42
Venta 20.92
€uro
Compra 21.69
Venta 22.19

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad