Thursday 08 de December de 2016

 El problema de la UAZ J

José Luis Guardado Tiscareño      5 Mar 2014 22:10:05

A- A A+

Compartir:
Después de 14 días de huelga y de un par de manifestaciones, desde ayer la Universidad Autónoma de Zacatecas intenta retomar sus actividades normales, aunque a pesar de eso todavía existe un ambiente enrarecido y muchas dudas sobre el alcance y los logros obtenidos por el movimiento huelguístico del SPAUAZ.

La huelga que durante dos semanas, no sólo mantuvo paralizada a la UAZ, sino a buena parte de la sociedad y de la economía zacatecana ha logrado más alcances que los que en un inicio se había propuesto y ha ido más allá de lo que a simple vista pudiera observarse; aunque es necesario decirlo, también ha dejado un amargo sabor de boca.

La universidad ha despertado de un letargo en el cual se había mantenido durante los últimos años, el movimiento que emprendimos los miembros del SPAUAZ en defensa de nuestros derechos laborales, permitió convocar a una sociedad que se había mostrado desinteresada a los problemas de su universidad, generó conciencia y despertó la atención y capacidad de sus alumnos; a los cuales hay mucho que agradecer, ya que siempre se mostraron respetuosos, interesados y solidarios con las demandas y acciones de sus profesores.

Hace una semana los zacatecanos presenciamos por las calles de nuestra ciudad, la movilización y protesta de miles de universitarios que exigían una pronta solución y la atención para resolver el grave problema en el cual se encuentra la universidad, esta marcha permitió recordar lo que la UAZ representa y puede lograr en Zacatecas; inclusive a causa de ello, un día después provocó que el mismo secretario de Gobierno actuara de forma desesperada y torpe para intentar terminar con este movimiento.

Es precisamente el reclamo por una solución real la que nos provoca un mal sabor de boca, ya que para muchos este movimiento se perfilaba para cambiar la dinámica que la universidad ha mantenido en sus últimas gestiones administrativas y veíamos la posibilidad de una transformación para la UAZ, desafortunadamente, el verdadero problema sigue sin solución; la incapacidad e ineficiencia del rector y de su administración central ha quedado expuesta una vez más.

Los universitarios volvemos a clases por la voluntad y responsabilidad de sus maestros y no por la capacidad o resultados del rector y mucho menos por decisión del gobierno; la sociedad y los universitarios no podemos seguir cargando con funcionarios que no cumplen con su trabajo y los cuales nos han orillado a situaciones lamentables, pero que a cambio no han dejado de cobrar sus excesivos salarios.
La promesa de continuar una lucha en otros niveles y en otras instancias es algo que para muchos es incierto y sin embargo necesaria, a pesar que nuestro H. Consejo Universitario hoy carece de representatividad y funcionalidad y la mayoría de nuestras unidades académicas cada día se parecen más a feudos controlados por sus directores, quienes han cooptado junto con los funcionarios a nuestra institución.

El reclamo que hoy hacen los estudiantes universitarios a sus maestros y a las autoridades es totalmente válido y legítimo, es por eso que si de verdad queremos rescatar a nuestra universidad, no podemos esperar ni un día más para emprender acciones que nos lleve a tener una mejor UAZ para los zacatecanos.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.32
Venta 20.82
€uro
Compra 21.88
Venta 22.38

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad