Saturday 03 de December de 2016

Los ciudadanos dentro de los partidos políticos 

Juan Francisco del Real Sánchez      19 Mar 2014 20:00:06

A- A A+

Compartir:
Al hacer referencia al término ciudadanía, se ha caído en un error al separar a quien tiene el carácter de ciudadano o ciudadana, de quienes participan activamente en política, es decir, los que están dentro de un partido político, se perciben como dos entes distintos y con objetivos diferentes, cuando deben ser los mismos: velar por intereses comunes dentro de la comunidad.

La ciudadanía no se pierde por incorporarse en algún partido político, al contrario, adquiere un mayor compromiso, ya que la misma tiene como finalidad estar inmerso en los asuntos públicos; según Alberto J. Olvera, la ciudadanía implica la conformación de espacios públicos para el debate, la reflexión y la propuesta, de instituciones que den solución a los requerimientos de los ciudadanos de hoy, activos, arquitectos de las nuevas democracias, a las que dan forma y vida, no solo como sujetos de derechos, sino que se apropian de esos derechos y los ejercen a la vez que asumen sus responsabilidades ante su comunidad.

Un requisito fundamental para la creación de un partido político es precisamente que sea integrado por ciudadanos organizados, que cumplan con esa condición, pero de manera agrupada, de acuerdo a la Constitución Política son entidades de interés público que tienen como fin promover la participación de los ciudadanos en la vida democrática, contribuir a la integración de la representación nacional y como organizaciones de ciudadanos, hacer posible el acceso de éstos al ejercicio del poder público.

El filósofo y escritor español Fernando Savater dice que “la ciudadanía exige un espacio público para las preocupaciones y el debate”.

Es dentro de los partidos políticos donde se pueden generar esos espacios democráticos (más no el único) que aporten a la solución de los problemas de la ciudad, ese espacio integrado por ciudadanos de cualquier partido político (o ninguno).

La pérdida de ciudadanos activos dentro de los partidos políticos ha provocado que sean vistas como instituciones de poca credibilidad, los propios partidos han optado por contar con seguidores sin participar, en lugar de ciudadanos activos dentro de sus filas.

Paul Barry Clarke, catedrático de teoría política nos dice que “ser un ciudadano pleno significa participar tanto en la dirección de la propia vida como en la definición de algunos parámetros generales, significa tener conciencia de que se actúa en y para un mundo compartido con otros y de que nuestras respectivas identidades individuales se relacionan y se crean mutuamente”.

Ser integrante de un partido político no es renunciar a la universalidad de ser ciudadano, al contrario, es tener un mayor compromiso y ejercer una ciudadanía plena.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Carambola brutal; mueren 2 personas
La FEPADE y el IEEZ trabajando de cara para la elección extraordinaria
Los hermanitos Ramos esperan con fe al Niño Dios
Hallan equipo de espionaje en el Congreso de Aguascalientes
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Le llueven más cargos a Duarte; presentan denuncia por omisiones
Muro de Trump traería graves consecuencias para la biodiversidad: PNUMA
Busca Inapam incrementar beneficios para adultos mayores 
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Salud apuesta a reducir las muertes maternas
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad