Friday 09 de December de 2016
»Muestran su talento en el Barrio del Cobre 

Los Cosmicómicos presentan The Evil es

David Vega      19 Dec 2013 23:10:06

A- A A+

Compartir:
  • El público observaba el espectáculo con mucha atención. (César Chacón) El público observaba el espectáculo con mucha atención. (César Chacón)
  • René y Renata fueron acompañadas por su perrito. (César Chacón) René y Renata fueron acompañadas por su perrito. (César Chacón)
  • Diego y Flor de María.  (César Chacón) Diego y Flor de María. (César Chacón)
  • Guille y Salvador pasaron un rato agradable. (César Chacón) Guille y Salvador pasaron un rato agradable. (César Chacón)
Imagen de


Travesuras, risas y ocurrencias fueron los elementos principales de la pastorela titulada The Evil es, interpretada graciosamente por la compañia actoral de Los Cosmicómicos, quienes con su divertidas caracterizaciones entretuvieron al público presente en la Plazuela del Refugio, ubicada en el Barrio del Cobre.

La historia, que mantuvo a chicos y grandes soltando sonoras carcajadas, iniciaba con la queja de seis diablitos que no podían realizar su pastorela por que ninguno de ellos quería hacer la parte de ángel.

La suerte cae a ellos cuando de la nada se acerca un actor fresa y presumido de cine y televisión que acepta personificar al ser que tanto repudian los seres del infierno y así comienzan a ensayar su gran pastorela.

“Vamos diablitos vamos, vamos a Belén” eran los cantos que practicaban los improvisados actores, pero que por diferentes causas nunca pudieron dar una, ya que siempre había algo que alguno de ellos no hacía correctamente.

Cabe mencionar que las personalidades de cada diablito fue lo que más gustó, sobretodo a los pequeñines, pues Chayito es una diabla tramposa que provocaba conflictos entre los personajes, Armado Giorgio es eñ diseñador encargado de crear el vestuario de todos los diablitos,

Gula es una chamuca glotona que no veía la hora de comer en todo momento, y Felicia y Margara eran dos diablitas que aunque siempre estaban juntas, sus personalidades eran totalmente opuestas, ya que una siempre estaba feliz y a la otra la invadía la amargura.

Carcajadas y una buena actuación fue el resultado de un espectáculo que los vecinos del Barrio del Cobre pudieron disfrutar, además de que destacó la amabilidad de los habitantes del lugar, pues alguno de ellos regalaron churritos y palomitas a los asistentes.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.32
Venta 20.82
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad