Sunday 04 de December de 2016

Cordero-Oliva: acción espiritual

Sergio García Castañeda      14 Apr 2014 21:10:06

A- A A+

Compartir:
Acción Nacional es un proyecto inacabado, que se perfecciona no por sus principios y doctrina que es inmutable, sino por la realidad cambiante del escenario nacional e internacional.

Es una institución que abarca todo un conjunto de convicciones libres de hombres y mujeres que ven como principal paradigma el bien común y el respeto a la dignidad humana.

El PAN no necesita de caudillos ni de emblemas mesiánicos para que pueda ser conducido con éxito en un sistema de competitividad y de profesionalismo en la acción política.

El cambio de su dirigencia nacional, conlleva a restaurar el honor ético en la política y rescatar la mística espiritual de su acción, anteponiendo la caridad al acto corruptible.

La democracia actual y la condición humana de sus dirigentes hizo que el PAN no perdiera su existencia, pero si su esencia. Es la esencia la que debe cambiar en un sentido espiritual de renovado esfuerzo para lograr proyectar las ideas y principios en un escenario de crisis mundial.

El Partido Acción Nacional requiere de una fórmula que reactive el espíritu humanista en la praxis, en la acción serena para enfrentar el penoso trance y en la prosperidad templar el goce, como dijera Horacio en una de sus odas y, no caer en la tentación venenosa del poder cómodo.

Cordero y Oliva encarnan el espíritu humanista con la capacidad de restaurarle al PAN el proyecto original de Gómez Morín y de Efraín González Luna: “la caridad en la acción”.

Ambos encarnan la identidad más excelsa de Acción Nacional, el del respeto a la dignidad humana, sin éste principio no hubiera sido posible esa gran transformación de la reforma integral a los derechos humanos que se dieron en el 2011 en el sexenio de Felipe Calderón.

No deseamos un espíritu faccioso que se introduzca en los recónditos del poder para corromper las estructuras sociales en menoscabo de los más débiles y, que mercantilice las posturas del partido para favorecer proyectos ajenos al bien común de todos los mexicanos.

La caridad es la clave de la salvación decía Efraín González Luna, es el espíritu que eleva al hombre para hacer el bien, es el fundamento de la generosidad, es el valor que hemos perdido por una condición de miseria espiritual, de angustia y desesperación por alcanzar el bien particular.

Por tanto si se requiere ver el cumulo de principios perdidos por las migajas del poder.

Es pertinente decir que Cordero y Oliva tienen la clave de la salvación para restaurar la moral y la fuerza de la acción espiritual que necesita el PAN para rescatar su identidad y su convicción humanista y sobre todo para recobrar la confianza del pueblo en la democracia.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Catedráticos estafan a la UAZ  
Mi delito... cegarme de coraje
Kerr reconoce que fumó marihuana por dolores de espalda
Confirman que Paquete Económico se entregó a tiempo
Vigila la Fepade el proceso electoral de la capital
Inician las actividades deportivas en la Feria de la Virgen
Mineros de Zacatecas, con buen paso en Tercera División
Mapaches del ITZ, campeones nacionales en futbol
El Payo, sublime en la plaza México
Pasar Navidad con su mamá, el más grande deseo de Samuel y Cinthia
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.60
Venta 21.1
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad