Saturday 10 de December de 2016

Los tribunales mediáticos y la institucionalidad colapsada

J. Luis Medina Lizalde      27 Aug 2014 22:00:02

A- A A+

Compartir:
Lo denunciado por la diputada Soledad Luévano Cantú tiene la victoria asegurada en el tribunal de la opinión pública y la derrota garantizada ante los tribunales ordinarios.

La desaprobación colectiva del ejercicio de los 400 millones de pesos federales destinados a la conmemoración del Centenario de la Toma de Zacatecas está sólidamente instalada en la opinión pública desde que trascendió la elevada cifra sin que se le acompañara de un plan de gasto congruente con el entorno de carencias en que transcurre la vida de los zacatecanos.

La idea de las glorietas en cada una de las 58 cabeceras municipales inspiró reproches tan extendidos como desatendidos; uno muestra desacuerdo con la pertinencia social y técnica de las glorietas, otro denota incredulidad respecto a los costos de las obras, y un tercero tan persistente como los anteriores registra los retrasos y cambios de lugar como evidencias irrefutables de improvisación e ineptitud.

La rendición de cuentas a ese respecto tiene dos factores que interfieren, estamos ante un ejercicio no concluido en virtud de que la conmemoración histórica abarca todo el 2014.

Otro elemento a considerar es la participación descoordinada de varios funcionarios, es notoria la falta de un vocero global de la conmemoración, lo que da lugar a un caótico empalme de versiones oficiales parciales y con frecuencia contradictorias.

Roy Barragán aparece como responsable general, aunque son varios los ejecutores del gasto cuestionado. Suponemos que, solo como ejemplo, a Mario Rodríguez, de la Sinfra, le corresponde dar la cara por el mayor porcentaje de los 400 millones de pesos (las glorietas en los municipios, el famoso gran centro cultural del que no se sabe gran cosa, el Parque Ecológico Centenario y la plaza en el Cerro de las Bolsas, etc).

Al alcalde de Zacatecas le corresponde disipar la sensación de costos super inflados del Arco del Triunfo colocado en la avenida Hidalgo, hecho de tablarroca, que oficialmente cuesta 1 millón 400 mil pesos y de las figuras de unicel a un precio de 3 millones 400 mil pesos.

Golondrinas que no hacen verano
No hay razón para esperar claridad y aplicación de la ley en este tema, siendo dinero federal uno pudiera esperar que la Auditoría Superior de la Federación pusiera las cosas en su lugar, pero aunque esta instancia cumpliera con su cometido, toparíamos con pared cuando el balón quedara en la cancha de Murillo Karam en donde las consideraciones político-partidarias pesan más que la ley, como en el caso de Oceanografía.

Alguien pensaría que la denuncia de Soledad Luévano prueba que es posible desde el Congreso local ejercer contrapeso al Ejecutivo.

Lamentablemente no es así, ya antes Juan Mendoza Maldonado, diputado de la anterior Legislatura, denunció lo que juzgó anómalo enriquecimiento del gobernador Miguel Alonso aludiendo a la adquisición de una propiedad rural en Malpaso, Villanueva, y puso al descubierto la remodelación onerosa de la casa de gobierno, que a partir de ese incidente es conocida popularmente como la Casa Bellagio, dando lugar a un desafortunado desmentido a cargo de Guillermo Huizar Carranza y Arturo Nahle García, quienes salieron a la defensa del jefe de la manera más antiinstitucional posible, pues ni siquiera dejaron pasar el tiempo que les permitiera aducir una investigación al respecto.

Las denuncias de Soledad Luévano produjeron la misma precipitada demostración de que en Zacatecas el equipo gobernante no sabe de institucionalidad, así lo prueba el aval que con su presencia brindó Guillermo Huizar a la precipitada réplica de los secretarios que respondieron los señalamientos de Soledad Luévano con el mismo desatino con la que respondieron a Juan Mendoza Maldonado.

Todo por hacer y no hicimos
No se necesita bola de cristal para esperar que una vez más el tribunal de la opinión pública condene al equipo gobernante con todos los riesgos de error inherentes y los tribunales ordinarios sean pasivos al respecto.

La situación reclama que los zacatecanos tomemos conciencia de que no contamos con contraloría interna capaz de poner orden en la administración pública ni con un órgano fiscalizador a la altura de las necesidades.

El tiempo dedicado a legislar pomposas declaraciones sobre gallos, toros y procesiones nos impide superar el aldeanismo.

Los tribunales mediáticos condenan desde lo que parece, por eso no pueden sustituir a la justicia que dicta su fallo después de investigar.

La ruidosa simpatía con la que esta semana recibieron los diputados federales panistas a su excoordinador recientemente destituido y los priístas a Mario Marín, parece indicarnos que la clase política contemporánea es indiferente a los veredictos de la opinión pública. Son virus que desarrollan resistencia al medicamento.

Nos encontramos el jueves en El recreo.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Fallece el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa
Los hermanitos Mandujano no tienen juguetes 
Muere mujer después de fuerte accidente en motocicleta
Asegura Policía Federal camioneta con Droga 
Promotores de 65 y Más cobraban las pensiones
Tevez, ¿juega su último clásico ante River?
Crimen mató a mil 200 federales; periodo 2006-2016
Hallan cadáver cerca de Trancoso
Asesinan a periodista de Chihuahua afuera de su casa
Tovar y de Teresa en la literatura
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad