Thursday 08 de December de 2016

Maestro de varias generaciones

Carlos López Gámez      14 Mar 2014 22:07:37

A- A A+

Compartir:
La historia de los pueblos la escriben sus propios habitantes, así hemos escuchado en infinidad de ocasiones cada vez que se habla de raíces, orígenes, historia, cultura y tradiciones de la minera ciudad de Fresnillo de González Echeverría. Retemos estas afirmaciones para recordar en este día a un inolvidable maestro, al profesor Vicente Ramírez Duarte, al cual todos le llamábamos con respeto Chentito.

En Valparaíso naciera un 4 de abril de 1901 nuestro personaje de hoy y siempre. Sus padres fueron don Germán Ramírez y doña Ana Mariana Duarte. Sus hermanos: Francisco, Hermino, Jospe Elías y María Belém. A Fresnillo llegó por el año de 1927 para quedarse hasta su muerte acaecida en el 2002.

De su legado podrán decirlo quienes fueron sus alumnos por lo menos de tres generaciones, nadie como él ha dejado una imborrable huella en al cultura del pueblo. Se destacó como profesor de música, también incursionó en la composición e intérprete; de ello abundan los testimonios que durante su trayectoria se produjeron en cada plantel, aula o auditorio en que se presentaba a enseñar a los niños desde el imprescindible solfeo, ejecución y canto.

El maestro Chentito no tan solo fue y un gran impulsor del gusto a la música entre pequeños y adultos, fue también fundador de importantes instituciones educativas de esta localidad. Su inmensa creatividad lo llevaba más allá de sus propias limitantes, llegando a formar un conjunto orquestal, en el cual como director y pianista amenizaba diversos eventos en la localidad.

En algunas de las frecuentes conversaciones que teníamos, Chentito nos transmitía con emoción algunas de sus vivencias. De ello lo compartíamos con el lector en artículos publicados en el periódico para el cual laborábamos, así mismo en conferencias donde se abundaba en personajes de Fresnillo. En sus animadas pláticas nos trasladaba en el tiempo hasta llegar a la pérgola que era el centro de la antigua alameda y donde se ofrecían audiciones musicales en los cuarenta.

Esta pérgola todavía existe, es el salón semicircular del jardín de Niños Gustavo Ruíz de Chávez, del cual él es fundador. Le recordamos de igual manera en otra de sus múltiples facetas como maestro de música, como organista y cantor de la Parroquia de La Purificación y de otras más a donde acudía siempre con gusto. Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que fue maestro de música en la mayoría de las escuelas, tanto de gobierno como particulares.

En el año de 1980, dentro de los festejos del 426 aniversario de la ciudad, se le entrega la presea Plana de Honor que anualmente hacia la Sociedad Nacional de Periodistas y Escritores Mexicanos, en reconocimiento a quienes con su trabajo y ejemplo han escrito inolvidables páginas de la historia de pueblos como el nuestro. En 1986 los Juegos Florales llevan su nombre. El maestro Chentito fue un entusiasta y convencido impulsor del gusto a la música entre pequeños y adultos, llegando a formar la Academia de Música Beethoven, de la cual llega a ser director y maestro.


En nuestros apuntes encontramos más referencias del maestro Chentito, por ejemplo cuando se proyectaban en el Teatro Echeverría películas mudas, él era parte de la orquesta que dirigía su hermano Serafín, amenizando las funciones interpretando piezas de la época con lo cual las proyecciones resultaban más amenas.

Como compositor el maestro Chentito dejó su inspiración en el papel pautado, destacando, en su género, la música sacra, una de sus obras está catalogada y se ha escuchado en vivo como en grabaciones recientes. Otras más canciones románticas, vals e himnos a escuelas y otras más escritas muy especialmente para niños.

En la historia de la educación en Fresnillo su nombre ha quedado escrito para siempre. En el año de 1946 cuando se implanta oficialmente la educación preescolar en Fresnillo con la apertura del jardín de niños Gustavo Ruíz de Chávez, el maestro Chentito al formar parte de la planta docente, se le considera como precursor de la educación musical a ese nivel en todo el estado.

En 1984 concluyó su función como cantor y organista de La Purificación que venía desempeñando desde el año de 1928. Su retiro como maestro de música en instituciones educativas ocurrió en 1984, sin embargo, él continuaba con su misión de enseñar música a los niños cada vez que podía.

La vida del profesor Vicente Ramírez, fue de entrega y armonía hacia sus semejantes. Se le recuerda con agrado al igual que a su familia. Fue un forjados de generaciones, cantor de iglesia, maestro de m´sucia, creador de orquestas y grupos musicales, de coros y juegos infantiles; fue un proveedor de alegría a las generaciones de ayer, hoy y siempre.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Prepara director de Fonatur respuesta a ataques de Morena
Nuño culpa a Gordillo del rezago educativo
Achacan fallo educativo a Calderón y Gordillo
Sancionan a personal del IMSS que participó en un ‘Mannequin Challenge’
Peña: México, motor de crecimiento de AL
Arrebatan al narcotráfico 150 mil armas; además de drogas y bienes
Asesinó a su esposa en la calle; lo dejan en libertad
Más de 150 elementos buscan por aire y tierra a delincuentes en Veracruz
El eterno viajero
Denuncian fraude en universidad de Duarte
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.32
Venta 20.82
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad