Wednesday 07 de December de 2016

Marcelo, el puro

Édgar Félix      22 Sep 2014 21:17:10

A- A A+

Compartir:
La pureza debe ser un elemento absoluto en el cuerpo y pensamiento del exjefe de Gobierno, Marcelo Ebrard Casaubon, porque para salir tan ingenuamente a ofrecer una conferencia de prensa (en la que no aceptó preguntas de reporteros) a decir que busca que su imagen “quede limpia”, sin mediar alguna denuncia o apelación en su contra, hay que aspirar a practicar alguna doctrina de Tomas de Aquino y el vuelo de las vacas.

Los miles de usuarios de la línea 12 del metro afectados por la corrupción que derivó en la falla del transporte, deberán estar aplaudiendo (y algunos brinque y brinque) a Ebrard Casaubon cuando negó que se hayan desviado 489 millones de pesos y que todo este asunto que afecta a miles de familias “es un proceso de diferendo en esferas de poder” entre su equipo y el actual. Vaya, extremadamente brillante, Marcelo.

Y que nadie le pregunte de más. Ninguno de los reporteros tiene derecho a tocarlo con el pétalo de alguna duda. ¿Cómo creen?

Eso sí, dijo que los sobreprecios no se sabe de dónde se derivan o si se trata de obras adicionales y complementarias y que le llama muchísimo “la atención que se haga una recepción definitiva de una obra de este tamaño; se califica la obra como segura y operable y un año después nos digan que toda la obra está mal; eso no tiene explicación”.

Eso lo puede decir, así con ese desparpajo e ingenuidad un ciudadano de esta ciudad, pero nunca un funcionario, exfuncionario o el mismísimo exjefe de Gobierno de la Ciudad de México. Que quede claro, no es cinismo ni auto culpabilidad, solo dudas.

Además, regaló tres perlas verbales de por qué es mejor quedarse callado ante un hecho que afecta a miles de usuarios y que no tiene todavía fecha para resolverse:

1.- “Me parece, por supuesto, que no debe haber impunidad y debe haber transparencia de todo lo que ha ocurrido en torno a la línea 12”.

2.- “Decirles con la mente en algo que jamás he decidido, promovido o aceptado actos de corrupción en mi administración, por eso estoy aquí, por eso doy la cara (…) Si alguien no lo cree que me dé el beneficio de la duda hasta que se pruebe mi culpabilidad”.

3.- “Recuerdo uno de sus mejores discursos (Mancera) cuando fue procurador de Justicia de mi administración: los instrumentos de la justicia son para hacer justicia, no para hacer política”.

Marcelo Ebrard ha pecado de ingenuo. Ha mordido un anzuelo del que no podrá salir ileso. Su imagen se antoja tan imposible de mejorar o “limpiar” como la de su amigo René Bejarano, el señor de las ligas.

Marcelo, eso sí, solo será el señor de la línea 12. Nomás.

Periodista freelance




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Rechazan dar servicio de guardería a los padres
Descubrió a su pareja violando a su hija y lo hiere a machetazos
En los XV de Rubí habrá ¡Sergio el bailador en vivo!; Bronco confirma
Educación 
México tendrá los mismos resultados en la prueba PISA 2018: Nuño
Cae un avión de aerolínea paquistaní tras despegue 
AMLO dispuesto a hacer ‘alianzas’ para proteger a México de Trump
Time nombra a Trump Persona del Año
América ya se encuentra en Japón
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.33
Venta 20.83
€uro
Compra 21.84
Venta 22.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad