Friday 24 de February de 2017

Más futbol: Juego Profundo

Eric Nava Muñoz.      26 Jun 2014 20:40:05

A- A A+

Compartir:
Still de Juego Profundo, de Harun Farocki. (Cortesía)
Still de Juego Profundo, de Harun Farocki. (Cortesía)
Hasta principios de este mes, el Museo Universitario de Arte Contemporáneo presentó una exposición del artista Harun Farocki. Ya habíamos hablado aquí del proyecto Trabajo en una Sola Toma, incluido en la exposición.

Ahora volvemos sobre otra instalación presentada por este museo, se trata de Juego Profundo, de 2007, que se basa en la final de la Copa del Mundo del 2006.

Se estima que más de mil 500 millones de personas vieron el encuentro en el Estadio Olímpico de Berlín a través de la televisión. Es decir, un cuarto de la población mundial estuvo expuesta a las mismas imágenes al mismo tiempo.

Farocki considera que esta monopolización de las imágenes es la forma en que la industria de la televisión crea su versión de la realidad.

En 12 canales de video, el artista nos muestra el juego entre Francia e Italia, o propiamente, diversos eventos que tuvieron lugar en el partido y alrededor de él.

El autor parte del deseo de los aficionados al futbol por saber más y comprender mejor la trascendencia de cada jugada. Algo que la televisión aprovecha: a cada partido le siguen horas interminables de análisis, repeticiones y comentarios para desmenuzar lo ocurrido.

El artista sabe, sin embargo, que ese deseo se enfrenta a una constante frustración: nunca es posible reconstruirlo, siempre hay algún detalle que escapa, una jugada ambigua, un dato que no encaja.

En la obra de Farocki encontramos una preocupación constante por analizar las imágenes no sólo en su dimensión estética, sino en su utilización como instrumento de control, manipulación y estrategia.

Según algunos críticos, la instalación es una muestra de cómo se construye la espectacularidad, con sus múltiples pantallas y el sonido cruzado de comentaristas, radios de seguridad y público en el estadio. Elementos que pueden distraer al espectador del propósito de la pieza.

Al entrar en la sala, el visitante se encuentra con la transmisión piloto desde el estadio, gráficas y esquemas que muestran datos sobre el jugador que tiene el balón, como su velocidad y dirección, además de cámaras de vigilancia del estadio y el seguimiento individual de algunos jugadores.

Hay tomas de especialistas registrando todos los eventos que más tarde serán la base para las estadísticas del juego y una toma del exterior del estadio que muestra el cielo de Berlín al atardecer.

La instalación puede leerse como una muestra de la imposibilidad de comprender, e incluso de percibir, toda la información disponible, como un ejemplo de desinformación que se genera, paradójicamente, por la abundancia abrumadora de datos.

Entre otros audios, también se puede escuchar la voz del director de producción, que devela cómo se construye la imagen “perfecta” de la televisión. Esta es otra lectura posible, Juego Profundo nos recuerda que la realidad mediática es resultado de una planeación consciente, que en este mundo de imágenes nada es producto del azar.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Temor latente
La tercera es la vencida
América y Cruz Azul se enfrentan en momentos críticos
Las llaves en la cafetera
Detienen a 6 personas; llevaban droga y un bebé
Robótica, ¿juego de niños?
Encuentran un auto desvalijado y baleado
Djokovic jugará el Abierto Mexicano
Se enredan con deportaciones; EU se contradice sobre uso de militares
Kerber y Wozniacki avanzan a semifinales en Dubai
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 19.79
Venta 20.29
€uro
Compra 20.91
Venta 21.41

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad