Saturday 10 de December de 2016

"Me voy con la frente en alto" 

Francisco Gabriel Reynoso Torres      3 Aug 2016 00:08:57      1

A- A A+

Compartir:
Dejo un mejor Zacatecas. (Miguel Correa)
Dejo un mejor Zacatecas. (Miguel Correa)
A las 14 horas todo se terminó. Para Miguel Alonso había terminado el sexenio. Su sexenio. 
Para el cambio de poderes faltan 40 días. Empero para Miguel Alonso ya todo acabó. Y él lo supo muy bien  a las 13:45, cuando llegó al mensaje final de su sexto informe y el llanto se le hizo nudo en la garganta.

“Entrego al estado mejor que como lo recibí. Me voy con la conciencia serena y la frente en alto. Expreso mi gratitud al pueblo de Zacatecas por su confianza y generosidad. Juntos hemos escrito una nueva historia”, expresó Alonso en medio de una ovación que –lo sabe bien- fue la última que recibe como gobernador del estado.

La última parte del discurso fue videograbado. Habló Miguel, pero ya sin el peligro de que la emoción lo acuchillara frente a 5 mil invitados al Palacio de las Convenciones.

“Gracias”, apareció en las pantallas. Y ahora sí, la fiesta había terminado. Y un ejército de reporteros, con sus flashes y grabadoras corrió hacia el centro de la primera fila, donde Miguel Alonso ocupó la silla de honor, flanqueado por José Narro, representante del presidente Enrique Peña y Felipe Solís, representante del titular de la Segob, Miguel Osorio Chong.   

Y no cabe duda que Miguel sigue siendo Miguel. Muchos supusieron que el blanco de la prensa era Alejandro Tello. Pero no. El gobernador electo fue testigo del acoso de reporteros y camarógrafos a quien, en 40 días, dejará de ser el gobernador de Zacatecas.    

La despedida de Alonso no fue, en otras latitudes, tan importante como para los amigos y colaboradores del gobernador.

A la fiesta sólo asistieron dos gobernadores: Carlos Lozano, de Aguascalientes –“sale el sexto de la tarde”, le dijo Miguel a su vecino cuando lo recibió tras bambalinas- e Ignacio Peralta, de Colima.
Todos los demás que habían confirmado su asistencia, entre ellos Rafael Moreno Valle, de Pueblo, quien incluso mandó avanzada, enviaron representantes. 

Hasta Rosario Robles, titular de la Sedatu, mandó a un tal Ricardo López, encargado de quién sabe qué programa. Osorio tampoco pudo estar. Lo representó el subsecretario Felipe Solís.   

En lo local también muchos desairaron la fiesta de despedida de Alonso. Su hermana Margarita y su cuñado Pedro de León dejaron sus asientos desocupados. Y así quedaron también muchos de los reservados a los actuales diputados y a los diputados electos.  


De los cinco exgobernadores  vivos, sólo dos pasaron lista de presentes: Pedro de León Sánchez y Arturo Romo Gutiérrez.   

La jornada para Miguel Alonso, como todos los días, inició temprano. Supo de la llegada de muchos amigos al informe: Ivonne Pacheco, exgobernadora de Yucatán; Alejandra del Moral, exdelegada del CEN del PRI; Rolando Zapata, exgobernador de Yucatán; Joel Guerrero, exdelegado del CEN y artífice de su triunfo en 2010; y Jorge Romero, El Cochiloco, delegado del CEN del PRI.

Y supo de la gira que haría  José Narro, secretario de la SSA y representante presidencial, por la UAZ Siglo 21, la cual, finalmente, retrasó 40 minutos la ceremonia del sexto informe.  

El Palacio de las Convenciones, empero, desde muy temprano empezó a recibir a los invitados. 
Otros que querían llegar para hacer borlote no pudieron pasar por el cerco de policías que el general Jesús Pinto ordenó colocar desde las 5 de la madrugada.

Entre los madrugadores que se apresuraron a apartar lugar se significó la diputada local del Partido Verde, Julia Olguín, quien desde que ganó la elección el 5 de junio no se había parado por el estado.

A las 12:05 , ya con un retraso considerable, Alonso llegó al Palacio de las Convenciones. Preguntó por Mauro, su jefe de ayudantes. “¡Háblenle a Mauro”, ordenaba. Y cuando Mauro apareció le preguntaron: “¿Dónde andabas?, te busca el jefe. Y resultó que Mauro estaba atendiendo al gobernador electo, Alejandro Tello.

“¡Muera el rey! ¡Viva el rey!”, gritó alguno de los ayudantes del equipo de logística de Miguel Alonso, quien prefirió dar la vuelta al Palacio de las Convenciones y entrar por la puerta principal y, en uno de los pasillos, estrechar manos, dar abrazos y besar mejillas por última vez.

Desde que se acomodó en su silla, en la primera fila, Miguel Alonso supo que todo había terminado. Pero en esta ocasión, el hijo pródigo, el hijo predilecto de Zacatecas tuvo una compañía especial. En la pantalla central, en tamaño colosal, se proyectó la imagen de la Virgen de los Zacatecas.  Y la madre de Dios ahí estuvo detrás de Miguel Alonso, como protegiéndolo, cuidando que todo le salga bien, como casi todo le salió.                 




Comentarios
resbalon:
Gracias A Dios que ya se terminó la administración de MAR.- SE PASÓ EL SEXENIO OBSESIONADO CON EL EJE METROPOLITANO Y NOS PARTIÓ LITERALMENTE LA MADRE A MILES DE ZACATECANOS QUE TENEMOS LA NECESIDAD DE USAR ESA VIA A DIARIO. Roguemosle al sAnto Niño que el próximo ya se olvide de esa necesaria vía o cuando menos que no dejen el tráfico intenso que se da, en manos de chalanes y amistaos de obra.   Wednesday 03 de August de 2016 12:05:21
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad