Tuesday 06 de December de 2016

Mi delito... sacarles pleito

Historias de Lobos

Ivonne Nava García      12 Oct 2013 19:10:06

A- A A+

Compartir:
Varios jóvenes asistieron a una boda en una comunidad de Río Grande. El exceso de alcohol y el sentirse valientes, por ser muchos, lograron que dos jóvenes terminaran muertos, uno herido y otros dos presos.

El principal testigo
“Nos fuimos a la boda de una prima. Les dije a mis camaradas que los invitaba. Iba a ser en un rancho retiradillo. Se iba a poner suave porque tendría hasta tornaboda.
“Íbamos nueve, mi jefe nos prestó una troca y agarramos para la fiesta. Llegamos con don Jere a comprar un cartón para el camino. En la cabina conmigo iban otros dos compas y en la caja los demás.
“Llegamos al rancho y ya estaba el baile de la boda. Ahí nos anduvimos un rato. Para eso, todavía no llegaba la banda y mientras tenían sonido. La gente estaba cenando y había mucha cerveza.
“Seguimos echando cheve. Ya para cuando llegó la banda era tardecillo, como las 12; ya todos estaban más en ambiente. Andábamos tomando tranquilos”.

Pleito
“En eso estábamos cuando llegó conmigo uno de mis primos y me dijo que otro de mis primos y un compa que le dicen El Trancas se querían pelear. Le dije ‘déjalos que se den en su madre, que al cabo no pasa de eso’.
“Nos arrimamos para donde estaban echándose habladas y les dije ‘ya cálmense’, pero con eso se dejaron ir a los golpes. En eso me fijé cómo El Trancas tenía agarrado del cuello a mi primo.
“Eso me calentó y me le dejé ir para quitarle las manos del cuello de mi primo, diciéndole que lo dejara, que se calmara. Pero también que calmara a los otros que andaban con él.
“Mi primo me dijo ‘deja le rompo el hocico a éste que desde hace mucho le traigo ganas’. El Trancas ya es un señor, pero todos lo conocemos de buscapleitos y problemático. Nada más es cuestión de que haya un baile y si va él, seguro va a haber pleito.
“Para esto, se nos dejó venir un hijo de El Trancas y le soltó un puñetazo en la cara a mi primo. De ahí se soltó el pleito. Yo me agarré con El Trancas y mi primo con el hijo de El Trancas, pero sí alcancé a mirar que había más compas que se estaban dando.
“Alcancé a divisar a mis camaradas que venían conmigo que ya venían a hacerme el paro. En eso se metió en la bronca otro, pero de los contras, creo que es sobrino del Trancas. Me traían entre dos, uno me tenía bien agarrado del cuello, me tenía agachado, y el otro me agarraba a patadas.
“Como me encontraba agachado, alcancé a ver que mi primo estaba en el suelo lesionado y con sangre en el estómago. En eso yo quería zafarme para ir a ayudar a mi primo, instantes en los que siento que entre varios me empezaron a golpear en todo el cuerpo.
“Me tiraban con las manos empuñadas y patadas. No sentí en qué momento ni quién de ellos fue el que me navajeó. De repente empecé a sentir mojado y caliente. En eso se acabó el pleito porque los pleiteros se retiraron.
“Se me acercó una prima que es hermana de la que se había casado y me abrazó. Le vi la mano manchada de sangre y entonces me di cuenta de que me había dado”.

Heridos
“En eso estaba cuando veo que dos de mis compas levantan del suelo a mi primo y lo ponen como en una banqueta porque estaba de a tiro en la pura tierra. No se movía y le seguía saliendo sangre como del pecho.
“Todo se había calmado y la fiesta ya se había acabado porque la gente corrió con el pleito. En eso veo que mi tío y otro señor estaban ayudando a otros de mis amigos que también estaba herido. Traía su chamarra rota, clarito se le veían los navajazos. Y también tenía heridas de cuchillo.
“Los echamos a la camioneta y mi tío dijo que yo no manejara porque también estaba picado. El agarró la troca y nos fuimos para el hospital. Mis compas decían que este Chucho ya se había muerto, pero yo les decía que nomás estaba desmayado.
“Los compas que no se metieron al pleito dijeron que El Trancas había sacado una navaja y se la había encajado a mi primo por hocicón. Que le decía que para que se le quitara lo hocicón y buscapleitos.

“Todavía cuando El Trancas se fue iba echando habladas de que mi primo le había buscado pleito, que era para que se calara, que si volvía a verlo lo iba a matar”.

Otro testigo
“Estaba bailando con mi novia, en eso me di cuenta de que se había empezado un pleito entre Chucho y El Trancas. Clarito vi cómo El Trancas llegó pegándole a Chucho. Lo traía bien amancillado del cuello, como si lo quisiera ahorcar. Se le dejó ir un primo de Chucho para quitárselo. De ahí se armó bien el pleito.
“Aventé a mi novia porque se dejaron ir todos, cuando veo que El Trancas sacó una daga de dos filos de aproximadamente 15 centímetros de largo de entre sus ropas. Yo me fui corriendo para que no fuera a picar a Chucho, pero le dio a otro compa como por el hombro izquierdo.
“Al verse la herida, opta por dar la vuelta y salir del pleito. Yo pensé que no le había hecho daño o había sido leve. En eso vi que El Trancas y otros dos traían en el suelo y le tiraban patadas a Chucho en todo el cuerpo. Me les dejé ir para quitárselos.
“En eso me fijo que Chucho estaba como desmayado, pues no se movía; también me fijé que tenía mucha sangre en el estómago. En eso veo que El Trancas tenía todavía la daga en la mano derecha. El pleito se acabó porque me agarré gritando que ya habían matado a Chucho.
“Sentí muy gacho porque él era mi amigo y no lo pude defender. Lo sacamos entre dos y me fijé que le salía sangre de la boca y no reaccionaba. Nos subimos a la troca para llevar a los heridos a un centro de salud. En el camino me di cuenta de que otros dos venían heridos.
“Yo nada más pedía que alcanzaran a llegar vivos. Le pregunté a mi compa que nos invitó a la fiesta que quién lo había picado y me dijo que había sido uno que le dicen El Pichiturco, que es sobrino del Trancas”.

Donantes
“Chucho ya llegó muerto al hospital. Nos dijeron que lo habían matado en el pleito porque fue muy grave lo que le hizo El Trancas. Mi otro amigo necesitaba sangre y los que estábamos no podíamos donar. Lo operaron porque algo le pasó en el pulmón.
“Necesitaban sangre porque perdió mucha desde que lo picaron hasta que llegamos al hospital. Nos dijeron los doctores que sí lo hubieran salvado, pero que él se metía drogas y eso hacía difícil que se curara bien. De todas maneras El Trancas tuvo la culpa porque yo lo vi cuando lo navajeó.
“Solo se salvó mi amigo que nos invitó a esa boda. Duró 15 días en el hospital porque lo operaron de la panza. Le metió dos veces el cuchillo. Lo bueno es que al Trancas lo refundieron en el bote junto a su sobrino”.

Las estadísticas
El estado de exaltación emocional violento por parte de una persona que ha ingerido bebidas embriagantes resulta generalmente en la comisión de un delito.
“En el 50% de los homicidios cometidos en México el alcohol estuvo presente; también en el 30% de los suicidios y en un sinnúmero de accidentes automovilísticos, informó la Central Mexicana de Servicios Generales (CMSG) de Alcohólicos Anónimos (AA), en el marco de la Décima Semana Nacional del Interno Alcohólico.
“La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que 2 mil millones de seres humanos; es decir, el 40% de la población, consume alcohol y en muchos casos de manera excesiva.
“Para México los datos son que 27 millones de sus habitantes beben regularmente, pero entre éstos, un creciente número tiene problemas para controlarse y cae en los excesos. La situación es peor en personas que además tienen dificultad para controlar sus impulsos, riñen o son celosos”.
http://www.noticiasnet.mx/portal/chiapas/general/salud/102662-alcohol-vinculado-50-homicidios




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.56
Venta 21.06
€uro
Compra 22.14
Venta 22.64

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad