Friday 02 de December de 2016

 Más ingresos al gobierno, ¿quién los paga? 

Luis Pazos*      5 Mar 2014 22:10:06

A- A A+

Compartir:
En enero los ingresos públicos aumentaron en 23% y el gasto en 22%. La inversión en infraestructura carretera se incrementó en más del 200 por ciento. El aumento de impuestos le permitió al gobierno tener más ingresos y gastar más. Para algunas calificadoras internacionales el aumento de ingresos representa una mayor solidez en las finanzas públicas mexicanas.

El año pasado el bajo incremento del PIB, del 1.1%, se le atribuyó en parte a la falta del ejercicio oportuno del gasto público; ahora la política del gobierno va orientada a estimular el crecimiento de la economía por medio de un mayor gasto, pero ese gasto tiene otra cara. La mayor disposición de recursos públicos implicó transferir recursos de millones de mexicanos, fundamentalmente de la clase media, al gobierno vía impuestos, lo que repercutió en un menor ahorro, inversión y gasto de los ciudadanos.

En enero la creación de empleos formales cayó en un 50%. Los precios en enero, como consecuencia del aumento de impuestos, y de los precios de bienes y servicios públicos, subieron 4.5%, lo que redujo la capacidad adquisitiva de la mayoría de los mexicanos. Por un lado el aumento de impuestos fortaleció al gobierno, por otro debilitó la creación de empleos, la inversión de empresas privadas y el gasto de millones de trabajadores.

La idea de estimular el crecimiento vía gasto público no es nueva, fue la principal política de los gobiernos de los 70 y 80, cuyos resultados fueron inflaciones y devaluaciones de las más altas en la historia de México. En la década de los 70 y principios de los 80, el mayor gasto público con incrementos de los déficits presupuestales, cubiertos con emisiones monetarias y endeudamientos impagables, ahora con aumento de impuestos y un poco de mayor déficit. En aquel entonces, los déficit presupuestales llegaron a representar hasta el 15% del PIB, en el 2014 el aprobado es del 1.5% y si contabilizamos los recursos financieros de Pemex y demás paraestatales es de alrededor del 4 por ciento.

Las políticas de convertir al gasto público en el principal motor del crecimiento no son las adecuadas, debe ser la inversión productiva. Y para que aumente deberían desreglamentar, reducir tasas de impuestos y así incrementar la oferta de empleos, bienes y servicios por parte del sector privado y no aumentar la demanda a través de un mayor gasto público, cuyos efectos no son permanentes y tienen consecuencias colaterales que resultan en que salga más caro el caldo que las albóndigas.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
El inmenso dolor de una sobreviviente: ‘estoy en shock’
Tom Ford tampoco vestirá a Melania Trump
La conoció en redes sociales; mató a pareja tras plagiarla
Inauguran la Feria de la Miel
En México se tiene que cimbrar con cosas positivas: Yunes Linares
Cambian los granos y el maíz por árboles de navidad
Cierran vialidad por presencia de Amoniaco en Río Grande
Insisten los transportistas en que se revisen concesiones otorgadas
Falso que haya ‘bono navideño’ para diputados, asegura Javier Bolaños
Reconocen a 10 ciudades por su lucha contra el cambio climático
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.64
Venta 21.14
€uro
Compra 22.03
Venta 22.53

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad