Saturday 03 de December de 2016

Morbo y turismo

Raúl Muñoz del Cojo      27 Jun 2014 21:40:07

A- A A+

Compartir:
Escuché alguna vez, cuando era niño, que mi bisabuelo llevaba a su familia de día de campo al Cerro de Chilitos, ubicado a la salida sur de Fresnillo, a ver los colgados de la guerra de los cristeros.

Muchos años después, acudimos de niños cientos de veces a ver la famosa “casa embrujada de la calle García Salinas” o a hacer el reto de acercarnos a la presidencia municipal cuando estaban ahí los separos para ver si podíamos ver a los presos.

Siempre creí que este tipo de morbo era natural y lo identificaba como parte del ser de nosotros los fresnillenses, pero con el paso de los años me doy cuenta de que donde pasa algo diferente, siempre habrá un lugar que tiene potencial turístico para el morbo de las personas.

Hay lugares muy crueles y otros no tanto, pero a fin de cuentas estos sitios que han pasado por situaciones extrañas o fuera de lo común actualmente sirven de sustento a muchas personas que viven del turismo. Por eso le mencionaré algunos lugares en el mundo que destacan simplemente por satisfacer la morbosidad de la gente que los visita.

El primer lugar es Auschwitz, en Polonia, lugar donde se situó uno de los más grandes campos de concentración alemanes durante la segunda guerra mundial. Se calcula que a este lugar fueron enviadas cerca de 1 millón 300 mil personas, de las cuales murieron 1 millón 100 mil, la mayoría judíos. La UNESCO lo declaró patrimonio de la humanidad en 1979 como uno de los más grandes símbolos del holocausto en el mundo.

Es increíble la capacidad de la mente humana para revivir situaciones que no ha vivido en su propia piel. Una vez traspasado el cartel de entrada que dice “el trabajo nos hará libres”, se suceden barracones, caminos y alambradas que hacen una experiencia escalofriante para los que lo visitan.

Otro lugar es el cementerio de Père-Lachaise, en París, donde se vive un autentico croquis de cenizas, lápidas y mausoleos de artistas y celebridades que, irónicamente, vivirán para siempre. Edith Piaf, Jim Morrison, María Callas, Frédéric Chopin, Eugène Delacroix, Isadora Duncan, Georges Méliès y Molière son algunas personalidades que descansan aquí. Teatro, música, danza, pintura, etc. Tal vez esto es lo que quizás perdone la extraña filia de pasear entre lápidas y vivir una sensación necro-artística.

Otro lugar muy común y lanzado a la fama por Stephen King es el Hotel Stanley, donde se inspiró para escribir la historia de la película El Resplandor. Se dice que en la habitación 217 el escritor escuchaba notas de piano o voces de niños en pasillos vacíos y a horas intempestivas. Actualmente, si uno se hospeda en este hotel, puede pedir los servicios de una adivina, vivir en cuerpo y alma las sensaciones de King o verificar si el fantasma de Mr. Stanley sigue vagando por el hotel.

También son muchos los altares visitados por el simple recuerdo. El primero es el Rancho Neverland, de Michael Jackson. Puede visitar también la mansión de Seattle, donde se suicidó Kurt Kobain, o acudir al monumento conmemorativo Strawberry Fields, en el Central Park de Nueva York, donde se le da tributo a John Lennon; así como el departamento de Amy Winehouse o incluso la curva del túnel parisino donde murió Lady Di.

El esqueleto de la cúpula del Museo de Ciencia e Industria hace perdurar hasta la fecha la bomba atómica lanzada el 6 de agosto sobre Hiroshima y tres días después la bomba de plutonio sobre Nagazaki. Estos restos muestran el antes y después de la historia universal en la ciencia y la política, sobre todo en Japón. Espero de verdad que esto nunca vuelva a suceder.

Otro lugar magnificado por la televisión es la famosa “Murder House” o en español la casa de los asesinatos, por la serie de ficción American Horror Story. La Mansión Rosenheim está en Los Ángeles, California y jamás pensó su arquitecto el señor Rosenheim que fuera a dar tanto de qué hablar en el siglo 21.

Si usted sigue esta serie, sabrá que en cada capítulo hay menos vivos y más muertos. Los fanáticos de la misma hacen miles de fotografías del lugar y tratan de entrar para vivir la experiencia. Curiosamente, en la actualidad la mansión está en venta: ¿la compraría y viviría en ella?

Para terminar, lo llevaré a una isla donde la sensación de claustrofobia e incomunicación sigue vigente. Se dice que en la zona de castigos de esta prisión, muchos reos llegaron a perder la razón.

Si va a San Francisco, Alcatraz se vuelve visita obligada. Para llegar solo bastan 15 minutos en bote desde la famosa “Fisherman’s warf”. Una vez dentro, comienza el recorrido por celdas e historias de famosos personajes que vivieron en ella.

Escalofriante o no, estos lugares reciben miles de turistas al año y los recuerdos del lugar, recorridos turísticos, transporte y hospedaje son el sustento de muchas familias que viven del morbo de las personas que acuden. ¿A cuál de ellos está haciendo planes de visita? Hasta la próxima.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Carambola brutal; mueren 2 personas
Los hermanitos Ramos esperan con fe al Niño Dios
La FEPADE y el IEEZ trabajando de cara para la elección extraordinaria
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Hallan equipo de espionaje en el Congreso de Aguascalientes
Le llueven más cargos a Duarte; presentan denuncia por omisiones
Muro de Trump traería graves consecuencias para la biodiversidad: PNUMA
Busca Inapam incrementar beneficios para adultos mayores 
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Salud apuesta a reducir las muertes maternas
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad