Wednesday 07 de December de 2016

Navidad

Juan Carlos Ramos León      17 Nov 2013 21:10:06

A- A A+

Compartir:
¿Qué por qué escribo sobre la Navidad si todavía falta más de un mes? Si los centros de autoservicio ya empezaron a tocar el tema no veo por qué yo no pueda hacerlo.

Ya empezó el corredero comercial o la cuenta regresiva para acabarse el aguinaldo y saturar a tope las tarjetas de crédito y antes de que este torbellino nos arrastre consigo como cada año quiero aprovechar este espacio para que quienes me hacen el honor de leerlo se lleven de tarea algunos propósitos, retos o cada quien desee llamarlos, con miras a vivir una Navidad un poco diferente de las otras.

1. Démonos la oportunidad de acercarnos a aquel ser querido del que nos hemos distanciado por un desacuerdo, riña o simple olvido. Una llamada, un correo electrónico, un “Inbox” en Facebook o, si se puede, un fuerte abrazo.

2. Quienes acostumbramos realizar intercambios de regalos o simplemente solemos comprar un detallito para nuestros seres queridos más cercanos agreguémosle al regalo o al detalle un ingrediente adicional: una pequeña nota, un dibujo o algo que le haga saber a ese ser querido que más allá de la cuestión meramente material quisimos dedicarle una parte de nuestro tiempo; un peso va y regresa; un minuto no vuelve jamás y eso lo convierte en el regalo más valioso.

3. Los que decoramos nuestras casas con luces, árbol y bellos adornos hagamos lo propio con nuestras personas. Vistámonos por dentro con los colores de la Navidad y abandonemos durante la temporada las amarguras, malas actitudes, juicios temerarios y críticas al prójimo.

4. Pongamos las cosas en orden con Dios. Pidámosle perdón por las veces que le hemos fallado, démosle gracias por tantas bendiciones recibidas cada día y alabemos su bondad y su grandeza.

5. Procuremos, en aquellas posadas a las que seamos invitados a participar, proponer que se lleve a cabo el acto de pedir posada; más que una simple tradición es algo que nos recuerda el verdadero sentido de la celebración que se realiza en preparación al gran acontecimiento del nacimiento del Salvador la noche del veinticuatro.

6. Démonos la oportunidad de, en familia, leer y reflexionar el capítulo II en el versículo 1 y subsecuentes del Evangelio de Lucas. Ahí está la remembranza histórica de la celebración de la Navidad; no más, no menos.

7. Volvamos a ser aquellos niños que con anhelante entusiasmo corríamos a colocar debajo del árbol nuestro zapato para esperar con ansia la llegada del niño Dios; quién sabe, en un descuido y nos deja por ahí un poco de optimismo, comprensión y tolerancia, junto con las fuerzas que necesitamos para superar los tiempos difíciles.

No permitamos que la Navidad nos deje vacíos; llenémonos con la alegría de regresar a la conciencia de su verdadero y trascendental significado y ojalá que esa alegría nos dure todo el año o, aún mejor, toda la vida.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.33
Venta 20.83
€uro
Compra 21.84
Venta 22.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad