Friday 02 de December de 2016

Neomillonarios

Ricardo Gómez Moreno      10 Jun 2014 21:40:19

A- A A+

Compartir:
Si usted es amigo, vecino o simple conocido de alguno de los diputados o senadores que hayan aprobado el dictamen sobre la ley de Hidrocarburos, es posible que dentro de poco tiempo lo vea convertido en multimillonario y tal vez, socio, alto ejecutivo o consejero de alguna empresa petrolera transnacional.

Ávidos de dinero como por lo visto son casi todos los pertenecientes a las fracciones que votaron a favor, es seguro que habrán vendido su anuencia a precios inimaginables.

No puede pensarse que alguno de ellos haya dado su aprobación por estar convencido de que eso es lo conveniente al país, porque, definitivamente, la Ley de Hidrocarburos contiene cláusulas totalmente dañinas para la mayoría de los mexicanos.

Por ejemplo, garantiza a las empresas petroleras, que seguramente serán extranjeras, la ocupación o afectación superficial o la explotación de los terrenos necesarios para realizar sus actividades extractivas, conforme a la ley de expropiación y otras aplicables en esos casos.

Es decir, ahí donde una petrolera decida establecerse, podrá disponer, ilimitadamente y con el respaldo de la ley, de todo el terreno que requiera. No importará la utilización que se esté dando a la tierra, las empresas se posesionarán de los predios necesarios para la explotación, almacenamiento y transporte de hidrocarburos.

Para reforzar esa imposición, otra cláusula refiere que las actividades de exploración y extracción “se consideran de interés social y orden público, por lo que tendrán preferencia sobre cualquier otra actividad que implique el aprovechamiento de la superficie o del subsuelo de terrenos afectados.

¿Y la agricultura, la ganadería, la minería, la pesca, la vivienda, las reservas ecológicas, los parques nacionales, las ciudades, las reservas territoriales federales o estatales? Toda actividad, productiva o no, quedará supeditada a los requerimientos de los nuevos dueños de la riqueza petrolera.

Para mayor precisión y ahuyentar dudas, otra cláusula asienta que ni siquiera la industria minera podrá oponerse al tendido de ductos, cables o a la instalación de cualquier otra infraestructura en el área comprendida en la asignación de contratos para la exploración y extracción de hidrocarburos.

Al atardecer del martes, cuando se escribe esta columna, no ha comenzado la discusión del dictamen en las comisiones unidas de Energía y de Estudios Legislativos del Senado de la República, donde solo legisladores de PRD y PT mantienen una desigual resistencia contra los del PRI, PAN y Verde Ecologista, que, es de esperarse, ejercerán la fuerza del mayoriteo para aprobar una legislación encaminada a entregar el petróleo a empresas privadas, principalmente transnacionales.

¿A qué mexicanos benefician estas reformas? Exclusivamente a quienes hoy detentan el poder en sus variadas vertientes: económico, financiero, político y mediático.

Los legisladores que aprueben el despojo a la nación, júrelo, serán los próximos multimillonarios.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
La conoció en redes sociales; mató a pareja tras plagiarla
Tom Ford tampoco vestirá a Melania Trump
Reconocen a 10 ciudades por su lucha contra el cambio climático
En México se tiene que cimbrar con cosas positivas: Yunes Linares
Falso que haya ‘bono navideño’ para diputados, asegura Javier Bolaños
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.71
Venta 21.21
€uro
Compra 21.92
Venta 22.42

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad