Saturday 21 de January de 2017

Niños Ricardo Gómez Moreno

Ricardo Gómez Moreno      22 Jul 2014 22:00:07

A- A A+

Compartir:
Un niño es asesinado en Puebla con el disparo de una bala de goma hecho por policías estatales para disolver violentamente con gases y proyectiles una protesta de pobladores en San Bernardino Chalchihuapan, Puebla.

Niños mexicanos que ingresaron sin documentos a Estados Unidos son perseguidos por la Guardia Nacional y deportados por centenares.

Niños provenientes del sur del país realizan en Zacatecas y otros estados del norte trabajos de siembra y recolección agrícola como si fueran esclavos.

Niños víctimas de curas católicos pederastas. También hay maestros, patrones y parientes pederastas, aunque pocos casos son denunciados.

Niños indígenas perseguidos por vender en vía pública y discriminados por una sociedad racista.

Niños obesos, víctimas de padres incapaces -por ignorancia o falta de dinero- de alimentarlos adecuadamente y de una publicidad irresponsable, antisocial, abusiva, perniciosa y apabullante.

Niños víctimas del bullying escolar, callejero y doméstico.

Niños explotados, violados, golpeados y esclavizados en albergues privados y oficiales.

Niños de la calle, estigmatizados socialmente y víctimas de narcomenudistas y policías.

Niños que por trabajar no pueden asistir a la escuela.

Niños, millones de niños, cuya vida será cada vez más difícil por vivir en una nación en la que sus representantes populares, diputados y senadores; gobiernos, municipales, estatales y federal, renunciaron a su obligación de mantener un Estado que garantice igualdad de educación, oportunidades de desarrollo, democracia y bienestar social.

A pesar de esta grave situación, persiste la esperanza. La firme esperanza de que los mexicanos, los del pueblo, quienes somos nacionalistas y creemos en la Patria, seamos capaces de revertir pronto la circunstancia impuesta a México por quienes tenazmente pugnan por regresarnos a esquemas económicos y sociales peores a los que dieron origen a la Revolución de 1910.

Cuando Pemex y la Comisión Federal de Electricidad dejan de ser organismos paraestatales para ser convertidas en “empresas productivas”, los senadores de PAN, PRI y PVEM dictaron no solo la paulatina desaparición de dos entidades que fueron orgullo de México -antes de que las debilitaran la corrupción y el saqueo-, sino el desmantelamiento del Estado.

Si no emprendemos la lucha necesaria para derribar las reformas recién aprobadas, tendremos una patria expropiada, porque todos nuestros hidrocarburos y la producción de energía eléctrica, junto con la minería, quedarán mayoritariamente en manos de empresas extranjeras.

México tendrá muchos Slims más; la gran riqueza de nuestros recursos naturales y la producida por los trabajadores será de quienes hoy sirven dócilmente a los amos de los grandes capitales: gobernantes, legisladores y monopolios de los medios de comunicación. De ahí saldrán los nuevos Slims.

¿Y nuestros niños? ¿Qué porvenir tendrán bajo un Estado que evidentemente comenzó hace tiempo a desentenderse de ellos?




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Hallan una camioneta incendiada y con restos humanos en bolsas 
Acusan de violación al Cabrito Arellano; se trata de su sobrina   
La nueva casa de El Chapo: penal de mafiosos y terroristas 
Capturan a un hombre en posesión de un arma tras herir a otro 
La Sedena denuncia sitio de internet apócrifo 
Pide PRI resguardo de sus instalaciones por amenazas de Arne
Anuncia Tello apoyo de $3 millones para cronistas del estado 
Derrumban los vientos una barda de ladrillos y cae en un auto   
Trump mantiene su proteccionismo; EU saldrá del TLCAN si no le favorece
Millones de mujeres marchan en todo el mundo contra Donald Trump
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad