Thursday 08 de December de 2016

No era una isla

Marco Antonio Flores Zavala      13 Oct 2014 19:59:59

A- A A+

Compartir:
Esta ferretería fue propiedad del estadounidense Edmund von Gehren. (Cortesía)
Esta ferretería fue propiedad del estadounidense Edmund von Gehren. (Cortesía)
En el otoño de 1914 hay dos notas que influyen en los corrillos y acciones de la ordinaria vida social de la vetusta ciudad de Zacatecas.

Una es el acontecer de la guerra civil mexicana; la otra es la guerra en Europa.

El gran conflicto que ocurre en el viejo continente es una información que solo es posible conocer a través de la prensa local y en la que llega de otros lares; pero en el papel es una nota más.

Lo principal de los periódicos está en las escisiones de los grupos revolucionarios.

Pese a lo poco que se conoce de la distante Europa, la guerra sí impacta en la región.

En tanto la economía regional no depende solo de las cosechas y el ganado, ni de las tiendas de abarrotes y del acontecer de la rúas comerciales (las actuales avenida Hidalgo y Tacuba), la atención está en las empresas mineras.

Zacatecas es situada en Europa y Estados Unidos por las vetas inagotables de metales y por las inversiones trasnacionales que deben sortear los escenarios de la guerra.

Dos inversionistas trasnacionales eran parte de los actores ordinarios en la región, Edmund von Gehren es una referencia.

Él nació el 4 de septiembre de 1862, en New Braunfels, Texas.

Fue un estadounidense que está en todos los negocios de la localidad, pero en 1914 la nacionalidad lo limitó. Su estrella menguará, pese a ser el cónsul americano.

Otro inversionista es Gualterio Carlos Palmer. Éste es un cincuentón de origen estadunidense. Reputado como hombre rico, al hacer sociedad era limitado por su permanente habla inglesa y fe evangélica.

Palmer enviudó en 1904 y cuatro años después se casó con la inglesa Lucy Lisle. En 1908, cuando se casó por segunda vez, acudió a la oficina del Registro Civil.

No hay rastro de alguna ceremonia para celebrar, no hizo lo mismo que los socialité y propietarios de la vetusta ciudad: casarse en casa e invitar a las amistades y parientes.

Gualterio Carlos Palmer seguirá en las empresas mineras después de 1914, lo hará pese a las guerras que se libran entonces.

En fin, octubre fue el décimo mes de 1914. El mundo gira y Zacatecas no era una isla.

Profesor universitario




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.32
Venta 20.82
€uro
Compra 21.88
Venta 22.38

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad