Saturday 10 de December de 2016

No otro 2 de octubre 

Ricardo Gómez Moreno      1 Oct 2013 22:00:05

A- A A+

Compartir:
Hace 45 años, el 2 de octubre de 1968, los estudiantes universitarios y politécnicos de la ciudad de México despertaron con la certeza de asistir al mitin que a las cinco de la tarde se efectuaría en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco.
Había en la mayoría de ellos cierta tranquilidad, porque según se había dicho en asambleas el día anterior, en el mitin de Tlatelolco solo se anunciaría una decisión definitiva del Consejo Nacional de Huelga (CNH): continuación de las protestas masivas o tregua y reanudación de la huelga estudiantil después de la conclusión de los Juegos Olímpicos.
La idea de dar al gobierno federal un ejemplo de cordura y buena voluntad parecía tener consenso.
Durante la tregua habría asambleas del CNH para discutir próximas estrategias de lucha, y se confiaba en convencer al gobierno de Gustavo Díaz Ordaz de que el movimiento estudiantil-popular no intentaba boicotear la Olimpiada; durante su desarrollo no habría protestas ni concentraciones.
Solo se harían mítines informativos relámpago, fuera del centro de la ciudad y lejos de los escenarios olímpicos. Por ser únicamente para informar, el mitin de Tlatelolco fue poco concurrido: unas 20 mil personas.
Sin embargo, el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz había planeado un zarpazo asesino.
Cuando a las cinco de la tarde comenzaron a llegar los grupos a la Plaza de las Tres Culturas se comentó que en los alrededores había un descomunal despliegue militar. “Pero nada haremos hoy; no habrá marcha. Nada más nos informan si habrá tregua y nos vamos”, decía la gente.
Apenas comenzado el acto, se pidió no caer en provocaciones. Sabemos que el ejército está cerca. Nada más informamos qué haremos en los próximos días y nos vamos, se escuchó por los altavoces. Nadie debe caer en provocaciones, se advirtió.
Fue ese el momento cuando una bengala fue disparada desde un helicóptero y de inmediato, desde las azoteas de los multifamiliares que rodeaban la plaza, comenzaron a caer balas. Al instante arribaron los soldados y la explanada comenzó a sembrarse de heridos y muertos.
Con ferocidad el gobierno mexicano mostraba su peor cara. Después ya nada fue igual.
Todo cambió en el país, quizás con lentitud, pero la trasformación comenzó ese 2 de octubre de 1968.
A 45 años el cambio continúa. Nuevas situaciones, nuevas luchas, nuevos protagonistas y los cambios siguen.
Es de esperarse que nunca más vuelvan los derramamientos de sangre. La polarización actual no es muy diferente de la del 68. Ojalá los poderes del Estado y los fácticos revisen la historia para no repetir aquellos errores. México exige paz, pero con justicia, legalidad y armonía.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Muere mujer después de fuerte accidente en motocicleta
Promotores de 65 y Más cobraban las pensiones
Fallece el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa
Asesinan a periodista de Chihuahua afuera de su casa
Tovar y de Teresa en la literatura
Crimen mató a mil 200 federales; periodo 2006-2016
Los hermanitos Mandujano no tienen juguetes 
Balean taller mecánico en la Lázaro Cárdenas
Obligan a presunto ladrón a caminar desnudo por mercado de Aguascalientes
Hallan cadáver cerca de Trancoso
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad