Wednesday 07 de December de 2016

Nombres históricos o de risa

Raúl Muñoz del Cojo      28 Mar 2014 23:10:05

A- A A+

Compartir:
Revisando apuntes y complementándolos con una ligera investigación en la red, confirmé que no solo en México tenemos sitios con nombres que suenan raros o curiosos. En nuestro país, para los que nos inclinamos al norte de la República, todos los nombres purépechas del estado de Michoacán nos suenan peculiarmente simpáticos.

En Zacatecas tenemos tres lugares que desde que era pequeño me han dado mucha risa: el primero es Chicomostoc, una de las ciudades más importantes del norte de México en el periodo prehispánico. Este lugar es cuna de las siete tribus náhuatl que llegarían a dominar el centro de México, entre los cuales estaban los aztecas. Qué le digo de Tetillas, Chichimequillas o Chalchihuites, pueblo lleno de cultura, tradición y recuerdos, principalmente conocido por sus ruinas arqueológicas.

Otro nombre de ciudad que siempre me hizo reír, más en la universidad, es Jalostotitlán. Para acabarla, Jalos (como se le conoce generalmente) esta cerca de La Chingada, un rancho que ostenta ese nombre tan mexicano. Este pueblo de Los Altos de Jalisco es cuna de gente criolla, cuyo fervor religioso es una de las características más importantes. Cuídese en este lugar de mandar a alguien a ese rancho de tan singular nombre porque le aseguro que llega sin necesidad de preguntar.

Tuve un amigo en mi época de estudiante de Mocorito, Sinaloa; cuando me lo presentaron y me dijo de dónde era, no pude aguantar la risa. Como defensa, me dijo que si Fresnillo era una ciudad con un nombre tan bonito. Para su conocimiento, Mocorito está en la zona norte de la llanura costera y la sierra madre occidental. Mocorito significa “lugar de muertos en cahita”, un dialecto del río Mayo o los Mayos.

Para cerrar con los nombres poco comunes de nuestro país, le puedo asegurar que este no se le hará tan curioso porque lo ha podido escuchar siempre gracias al programa de El Chavo del 8, pero en Latinoamérica y Europa sonaba más a burla que a un lugar real. Le hablo de Tangamandapio, en Michoacán, lugar de donde era Jaimito el cartero. Este nombre significa “tronco podrido que se mantiene de pie”; es un nombre chichimeca y está en la región cercana al estado de Jalisco.

Dejando a nuestro país, lo llevaré a Turquía, donde existe un poblado en el cual, al llegar por tierra, se preguntará: ¿Qué fue primero, el comic o esta ciudad? Le hablo de la ciudad de Batman, lugar bautizado en los 40 con este nombre por el río que pasa por esta región.

En el 2008, el alcalde de Batman anunció que demandaría a la Warner Bros y al director Christopher Nolan por derechos de autor, por haber usado el nombre de su ciudad sin pedir permiso.

Desafortunadamente para ellos, los comics de este personaje datan de 1939.


De Turquía lo llevo a Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch. Aunque usted no lo crea, no estoy bromeando. Este lugar existe en la isla de Anglesgey, en Gales y significa algo así como “la iglesia de Santa María en el hueco del avellano blanco cerca de un torbellino rápido y la iglesia de San Tisilio cerca de la gruta roja”.

Con solo 3 mil habitantes, es el pueblo con el dominio de internet más largo del mundo, con 58 letras, de las cuales son 12 vocales. Este lugar es famoso turísticamente para tomarse una foto en el señalamiento de entrada o para obtener un sello en el pasaporte.

Las bombas atómicas pueden funcionar también como inspiración. Para Louis Read lo fue debido a que usó el nombre del atolón bikini para referirse a su irreverente prenda de baño. El ingeniero intuyó que el dos piezas causaría un impacto similar a los ensayos con bombas atómicas en las Islas Marshall, en el vecino país del norte. De allí el nombre que curiosamente deriva de superficie (bik) y cocos (ni). En Santander, España, debido a la afluencia de extranjeras con esta prenda, existe desde hace muchos años la playa de los bikinis.

¿Nunca le han dado ganas de tomar un señalamiento en alguna vía de comunicación para llevárselo a su casa? Pues hay dos que tienen record de robos en el mundo. El primero es Abbey Road, en Londres y el segundo es la ciudad de Fucking, en Austria. Esta localidad se encuentra cerca de Salzburgo, con menos de 150 habitantes y han tenido que soldar y poner con cemento sus letreros para evitar los robos.
En el 2004 se celebró un referéndum para cambiar de nombre al pueblo, pero sus habitantes votaron en contra y salieron con la campaña que decía “Fucking no es una mala palabra, es una buena ciudad”, gracias a esto se preservó un nombre con más de 800 años de historia. Actualmente todos los señalamientos viales tienen cámaras de seguridad enfocadas a los mismos para que no se los lleven. Los turistas se toman fotos simulando tener sexo y curiosamente, muy cerca de aquí se encuentra el poblado de Kissing (“Besando”), en Alemania.

No quiero terminar sin agradecer la ayuda de Anna Torrents, quien me documentó en los lugares que portan nombres dignos de mención. Imagino que en lo nacional me faltaron una infinidad de lugares de todo México, donde los dialectos de nuestros indígenas le han dado a las ciudades un matiz muy importante empapado de nuestra historia. Hasta la próxima.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.33
Venta 20.83
€uro
Compra 21.84
Venta 22.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad