Thursday 08 de December de 2016

Nuestras tradiciones

Carlos López Gámez      29 Nov 2013 23:25:51

A- A A+

Compartir:
Las tradiciones nacen del pueblo, no por decreto. Estas nos otorgan identidad y enraízan con nuestros orígenes. Algunas se conservan y difunden en esta ciudad, ya sea de índole religioso o pagano. Su permanencia a nivel comunidad se ha mantenido hasta cierto punto inalterable; sin embargo, una gran parte de este tipo de celebraciones populares desgraciadamente se ven amenazadas con su extinción.

De ellas, el Docenario del a Virgen de Guadalupe, en este mineral, aún vigente. Aunque con infinidad de variantes  y riesgos. Sobrevive por la devoción del pueblo, creyente o no. Sin embargo, para permanecer, ha tenido que sortear desde influencias políticas y criterios fuera de contexto. A pesar de todo, vive.

Para abundar un poco más respecto al culto a la Guadalupana, precisamente en Fresnillo, encontramos una referencia en páginas sueltas de la historia que nos obliga a interiorizarnos más en la pesquisa.

 Data del año de 1704, al citarse la presencia en este paraje de un grupo de sacerdotes guadalupanos.

Creemos que ellos se dieron a la tarea de difundir el culto en toda la región. Esta referencia coincide con otros registros al mencionarse que en el siglo XVIII ya se practicaba el culto guadalupano en el Reino de Nueva Galicia.

En Fresnillo los testimonios de mayor antigüedad que hemos encontrado, sobre el tema, son cuatro retablos ovalados en los cuales se plasman las apariciones de la Virgen en el Cerro del Tepeyac.

Recientes investigaciones les otorgan una antigüedad de unos 300 años.

Regresando una vez más a esta ciudad, y a la vista de cualquier persona, en el altar sur del crucero de la Purificación, se puede apreciar una inscripción en la piedra cantera donde se asienta la dedicación del altar a la Virgen de Guadalupe de parte de una devota de nombre Natividad Benítez, está fechada el 20 de noviembre de 1886.

En base a este testimonio, suponemos que es a partir de esa fecha cuando el culto a la Morenita se formaliza totalmente en esta comunidad principalmente. Antes de lo anterior no hemos encontrado indicios que nos pudieran dar más luz en nuestras indagaciones.  

Continuando con el tema, y en base a lo que ya se ha escrito por estudiosos en la materia, se pretendió coronar la imagen de la guadalupana en esta ciudad, el 12 de octubre de 1895, precisamente en la fecha que se efectuaría similar ceremonia en la Basílica. Se tomaron otras providencias y finalmente se pudo realizar el 12 de octubre pero del año de 1898, cuando era el cura párroco Manuel Calvillo Guerra.

Podemos asegurar, aunque no tengamos a la mano las obligadas evidencias, que a partir de las fechas anteriores, el culto de la Virgen de Guadalupe en Fresnillo se viene realizando en esta población y de diferentes formas, de acuerdo a las manifestaciones populares que le han otorgado un sello distintivo a la tradición popular.

El 12 de mayo de 1956 en los campos de La Calera se lleva a cabo un vistoso ceremonial para coronar a la Virgen de Guadalupe como Reina de los trabajadores. Acudieron más de 20 mil personas según la crónica escrita y palabras como recuerdos de personas asistentes. Presidieron el evento Monseñor Salvador Quezada Limón, Obispo de Aguascalientes y Don Antonio López Aviña, Obispo de Zacatecas.

Como representante del gremio empresarial John B. Stone, gerente de la The Fresnillo Company, y de los obreros el maquinista Regino de la Rosa. Ellos llevaban una corona de oro y piedras preciosas que se colocó sobre el cuadro. A partir de esa fecha se podía admitir la corona en el altar de la Virgen en el templo parroquial de Fresnillo.

En 1959 más de 170 contratistas se integraron a las peregrinaciones guadalupanas. Elllos programaron “El fuego Guadalupano”. Este partiría de tres diferentes frentes para concentrarse en el templo parroquial.

Escogieron el 11 de diciembre. Las antorchas saldrían de las entrañas de los socavones del Tiro General, Tiro Buenos Aires y Mina de Plateros. El recorrido original fue modificado.

Para el siguiente año, y subsecuentes, se suman cientos de mineros, familias y pueblo en general. Se trasformaron las peregrinaciones comunes al desfilar miles de personas, grandes y chicos, de toda la región. Ellos llevan una antorcha encendida en la mano. En los setenta un grupo de jóvenes atletas de El Salto Durango, transportan la antorcha guadalupana desde Fresnillo hasta El Salto. A esta carrera de relevos se les integran más deportistas. La ruta comprende 360 kilómetros.

El primero de diciembre de 1978, la Virgen del Tepeyac tiene casa propia en Fresnillo. Dejó el lugar donde permaneció por más de 90 años. El presbítero Gabriel Medina Magallanes y numerosos devotos hicieron posible un anhelado proyecto: el Santuario por la calle de Plateros.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Prepara director de Fonatur respuesta a ataques de Morena
Araña gigante devora un reptil
Rubí desaira invitación para ser actriz; ella quiere cantar
Nuño culpa a Gordillo del rezago educativo
Achacan fallo educativo a Calderón y Gordillo
Peña: México, motor de crecimiento de AL
Sancionan a personal del IMSS que participó en un ‘Mannequin Challenge’
Asesinó a su esposa en la calle; lo dejan en libertad
Arrebatan al narcotráfico 150 mil armas; además de drogas y bienes
Más de 150 elementos buscan por aire y tierra a delincuentes en Veracruz
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.32
Venta 20.82
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad