Wednesday 07 de December de 2016

Obesidad, lo que de verdad importa 

Antonio Sánchez González      24 Oct 2013 21:00:12

A- A A+

Compartir:
Tenemos semanas hablando de si vale la pena imponer impuestos a los refrescos y otros alimentos con el pretexto de que son los causales de la epidemia de sobrepeso que apareció en nuestras calles silenciosamente, a la vista de todos. Temo que ésta será otra oportunidad que los médicos perderemos para aclarar lo que significa tener obesidad.

Todos sabemos que hoy día, 3 de cada 10 adultos mexicanos tienen exceso de peso, que eso es muy malo y que hay que combatirlo.

Eso significa que en cada familia mexicana hay miembros obesos. Lo sabemos porque la televisión lo ha repetido hasta el cansancio y ahora el Congreso compró el tema para llenar un hueco fiscal motivo de otro análisis.

El problema es que en realidad individualmente resolvemos el asunto comprando ropa más grande y abrochando el cinturón en el siguiente agujero, sin pensar si una botella de soda nos va a costar menos o más.

Lo que no sabemos, porque los médicos nos lo callamos, es que la obesidad particularmente si es severa, es una enfermedad que afecta casi a todos los órganos del cuerpo humano.

Las células del tejido graso no son indolentes: causan inflamación fisiológica grave y constante: por ello esas personas están en riesgo de diabetes, cardiopatías devastadoras, les duelen las rodillas y se cansan.

Los médicos también callamos que a este paso para el año 2030 la mitad de los adultos y un tercio de los niños mexicanos serán obesos; no decimos que con ella aumenta el riesgo de morir, sobre todo para las personas menores de 65 años y que junto con la edad aumenta el riesgo de cáncer de colon, renal y de mama.

Ahora, el país gasta alrededor de 16 pesos de cada 100 que se dedican a atender enfermedades en las que sufren los obesos y ese precio aumentará.

Callamos que la gente obesa vive en promedio 15 años menos que sus pares delgados. Silencio que vamos a pagar algunos con la vida.

Los médicos nos acostumbramos a ver personas con sobrepeso porque han llegado poco a poco. Las vemos más frecuentemente, les extendemos recetas más largas y les pedimos más estudios.

No hay medicinas maravillosas. La receta es educación y disciplina, y ya vemos cómo andamos en México en cuestión de educación.

Finalmente, todos sabemos que no vamos a comprar menos refrescos, porque vamos a comprar menos manzanas y lechugas.

Probado está en otros países que no es cobrando más por una gaseosa como cambiaremos la magnitud de la epidemia, como tampoco disminuyó la incidencia de cáncer pulmonar aumentando el precio de los cigarrillos. Hay otras técnicas para conseguir eso.

Todo eso debemos decirlo los médicos. También las televisoras y el Congreso.

*Médico Internista




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.33
Venta 20.83
€uro
Compra 21.84
Venta 22.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad