Saturday 10 de December de 2016
»Las aportaciones se dejaron de pagar desde el sexenio de Ricardo Monreal 

Omiten enterar impuesto para la UAZ: Cárdenas

Francisco Gabriel Reynoso Torres      18 Feb 2014 20:00:05

A- A A+

Compartir:
El exrector Rogelio Cárdenas afirmó que la UAZ requiere compromisos y que todos los cumplan. (Oscar Baez)
El exrector Rogelio Cárdenas afirmó que la UAZ requiere compromisos y que todos los cumplan. (Oscar Baez)
Los gobiernos de Zacatecas, a partir del de Ricardo Monreal hasta Miguel Alonso, han despojado a la UAZ del impuesto de 5% que aporta la sociedad para la máxima casa de estudios.

Por ello, en gran medida, la universidad no ha tenido para pagar cuotas al ISSSTE. Ese desfalco es una de las causas principales de la deuda multimillonaria que hoy la tiene de rodillas.

El exrector Rogelio Cárdenas, quien encabezó el primer rescate financiero de la universidad, en 2005, revela que el Ejecutivo simula entregar el impuesto mezclándolo con su aportación estatal al subsidio federal.

Cuenta que Amalia García llegó a más. Anunció que incrementaba de 12% a 18% la concurrencia, pero fue un engaño.

Cárdenas Hernández habla de la corrupción de los exrectores Alfredo Femat y Francisco Domínguez y de la entrega al ISSSTE de edificios que carecen de escrituras. “Nunca hubo verdadera intención de entregarlos”, confiesa.

¿Quién es el culpable del desastre económico en la UAZ?
En 2004, en la primera renegociación para quedar en ceros la deuda, la Federación exigió que la UAZ pagara puntualmente las cuotas de los trabajadores. Las retenidas a los trabajadores de 8% y las aportaciones patronales de 12 por ciento.

Entonces vino el pleito con Ricardo Monreal. Le exigimos entregar el impuesto de 5% que, mañosamente, mezclaban en la aportación estatal del presupuesto. En ese entonces la Federación ministraba 78 de cada 100 pesos que recibía la UAZ y 12 el gobierno estatal.

No se cumplió. El subsidio a la UAZ, de mil millones, no cubre los gastos. Solo la nómina es superior a 800 millones.

¿Amalia continuó con el despojó a la UAZ?
A Amalia le urgía presumir un incremento a la aportación. Quería opacar a Ricardo Monreal. Anunció un aumento a 18%, pero mezcló el impuesto.

Fue un crecimiento ficticio. Mentiroso. Alfredo Femat ya era el rector y no protestó. Parecían novios (Amalia y Femat). Estaban como en luna de miel. Y es que Nicolás Castañeda, secretario de Finanzas, constantemente traía dinero de la Federación, recursos extraordinarios para diversos rubros. La UAZ y Femat vivían como en Jauja.

¿Pese al déficit financiero, se alentó el crecimiento anárquico de la UAZ?
Había el compromiso con la Federación de no aumentar las preparatorias. Del total de la población estudiantil, la de prepas no podía exceder 30% porque son alumnos muy caros.

Pese a todo, se abrieron prepas por todas partes y licenciaturas baratas: Psicología en Ojocaliente, Derecho en Jerez. Se actuó con populismo.

Pensaron que tener una clientela electoral era la forma de entrar a la política. Femat lo logró. Dos veces fue candidato a diputado y en la tercera lo fue. Domínguez quiso, pero no pudo. Es más un burócrata.

¿Hubo corrupción en la administración de la UAZ?
No en el sentido de robarse el dinero. Sí en acciones y decisiones antiéticas. Aunque con Femat se compraron muchos equipos que se facturaban a precios desorbitantes y costaban una bicoca.

Hubo algo de complicidad en los gobiernos. Ricardo Monreal nunca pidió cuotas electorales de la UAZ. Amalia me hizo insinuaciones, pero yo no acepté. Femat tenía clara la vía del populismo.

¿Tiene remedio la UAZ?
Claro. El gobierno estatal debe comprometerse a liberar el impuesto de 5% y resguardarlo para pagar al ISSSTE. Y debe aportar recursos, en la misma proporción que al presupuesto, cuando la universidad reciba partidas extraordinarias. Y debe frenarse el crecimiento anárquico en las carreras saturadas.

Arturo Romo en su sexenio autorizó, pese a la reticencia de Esaú Hernández, aportaciones para los recursos extraordinarios. En ese entonces las aportaciones eran 88% la Federación y 12% el estado. La UAZ era el hazmerreír. Se debió consolidar el mecanismo, pero no se hizo.

Ahora ya no hay edificios para pagarle al ISSSTE, aunque la realidad fue que nunca hubo la intención real de dárselos. El convenio fue que la UAZ los mantendría en comodato por 99 años hasta que tuviera absoluta satisfacción en infraestructura propia. Y eso jamás iba a suceder.

Se entregaron Medicina, Ciencias Químicas y el edificio de la Alameda, pero carecen de escrituras. La UAZ tiene remedio, pero se necesitan compromisos y que todos los cumplan.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad