Friday 09 de December de 2016

Pagliacci

Fernando Quijas Valdez      15 Aug 2014 20:30:02

A- A A+

Compartir:
La modelo colombiana Ana Sofía Henao es nuestra Chica de la Semana. (Cortesía)
La modelo colombiana Ana Sofía Henao es nuestra Chica de la Semana. (Cortesía)
El suicidio del actor y comediante estadounidense Robin Williams fue un hecho que realmente conmocionó al mundo y que a muchos de nosotros nos dolió.

Tanto su público como un montón de celebridades de todo el mundo han expresado su dolor por la pérdida de Williams; otros han rendido un homenaje a su manera para uno de los actores más entrañables de toda una generación, ya sea con escritos o fotografías en sus redes sociales o como lo hicieron los de Arcade Fire, al dedicarle el tema Wake up en una de sus últimas presentaciones.

Hubo otras personas que reaccionaron de manera más negativa ante la muerte de Williams.

Algunos lo hicieron con ofensas e insultos hacia al actor y su familia, como fue el hecho de llamarlo cobarde por haber tomado la triste decisión de suicidarse o que fue su pensamiento liberal lo que lo llevó a la locura.

Otro caso fue que hicieron circular en la red la supuesta imagen de Williams tomada después de que encontraron su cuerpo con las marcas de la correa con la que se suicidó.

Lo peor de todo es que esta imagen se la enviaron a la hija del actor, Zelda, en un vergonzoso acto de tan solo joder por joder.

Como sea, siempre la muerte de una celebridad es algo que impacta y que origina reacciones de todo tipo, muchos recuerdan su obra u otros prefieren enfrascarse en la vida personal del fallecido.

Pero lo que muy poco se ha hablado sobre el tema es acerca de los llamados “demonios internos” que atacaban al actor, ya que a muchos nos sorprendió que Robin Williams, la gran figura de la comedia que nos divirtió a toda una generación y cuyo talento para hacer sonreír a los demás, sufriera de episodios de depresión severa.

Es triste y nunca creí que llegara a comparar la vida de Robin Williams con el chiste que cuenta el personaje de Rorschach en la novela gráfica de The Watchmen, del legendario Alan Moore, y que a su vez está inspirado en el poema Reír llorando, del poeta mexicano Juan de Dios Peza:

Un hombre va al médico.
Le cuenta que está deprimido. Le dice que la vida le parece
dura y cruel.
Dice que se siente muy solo en
este mundo lleno de amenazas
donde lo que nos espera
es vago e incierto.
El doctor le responde:
- El tratamiento es sencillo. El
gran payaso se encuentra
esta noche en la ciudad, vaya a verlo,
eso lo animará”.
El hombre se echa
a llorar y dice:
-Pero, doctor…
yo soy Pagliacci.


Qué tristeza, caray. Las ironías de la muerte.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Prevén ambiente muy frío y tormentas en la mayor parte del país
Pitbull ataca a 3 niños en Coahuila; arranca piel del brazo de uno
Araña gigante devora un reptil
Rubí desaira invitación para ser actriz; ella quiere cantar
Prepara director de Fonatur respuesta a ataques de Morena
Pandillas de Monterrey se reúnen para firmar acuerdo de paz
Sancionan a personal del IMSS que participó en un ‘Mannequin Challenge’
Nuño culpa a Gordillo del rezago educativo
Trump tendrá domicilios de dreamers, temen redadas de 'terror'
Achacan fallo educativo a Calderón y Gordillo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.32
Venta 20.82
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad