Saturday 03 de December de 2016
»La División del Centro llega a Fresnillo a instalar su cuartel  

Pánfilo Natera y Úrsulo Ruiz en la Hacienda de Malpaso 

José Antonio Humberto Vargas      7 Jun 2014 23:31:54

A- A A+

Compartir:
  • El 20 de junio de 1913, los constitucionalistas llegaron a Malpaso. (Las imágenes que ilustran este artículo forman parte del archivo del cronista José Antonio Humberto Vargas).  (Cortesía) El 20 de junio de 1913, los constitucionalistas llegaron a Malpaso. (Las imágenes que ilustran este artículo forman parte del archivo del cronista José Antonio Humberto Vargas). (Cortesía)
  • La hacienda mantiene algunos muros que guardan su historia. (Las imágenes que ilustran este artículo forman parte del archivo del cronista José Antonio Humberto Vargas). (Cortesía) La hacienda mantiene algunos muros que guardan su historia. (Las imágenes que ilustran este artículo forman parte del archivo del cronista José Antonio Humberto Vargas). (Cortesía)
  • Los revolucionarios eligieron la hacienda por ser un sitio cercano a Villanueva, Jerez y Zacatecas. (Las imágenes que ilustran este artículo forman parte del archivo del cronista José Antonio Humberto Vargas).  (Cortesía) Los revolucionarios eligieron la hacienda por ser un sitio cercano a Villanueva, Jerez y Zacatecas. (Las imágenes que ilustran este artículo forman parte del archivo del cronista José Antonio Humberto Vargas). (Cortesía)
Imagen de


Por la tarde del viernes 20 de junio de 1913, llegaron los maderistas a la Hacienda de Malpaso, donde instalaron su cuartel general.

Venían de Fresnillo y eran más de 400 hombres dirigidos por el general Pánfilo Natera.

Con él llegaron Úrsulo Ruiz, Santos Bañuelos, Isidro Ávila, Tomás Domínguez y un tal Reyes, quienes tomaron todo lo que había en la finca: mujeres, comida, caballos, reses, maíz y lo que encontraron de dinero.

Días antes, el administrador se había encargado de ocultar las cosas de valor en el túnel y el dinero en una alacena.

Las desagradables visitas para los habitantes de Malpaso sacaron a la gente de la Casa Grande y dejaron únicamente a la servidumbre. 

Establecieron ahí el cuartel central, ya que era un  lugar estratégico, perfectamente ubicado entre los tres puntos álgidos: Zacatecas, Jerez y Villanueva. 

El sábado 21 de junio, un grupo se dirigió al rancho de El Fuerte a reunir gente y para el martes 24 de junio de 1913, a la Brigada Domínguez del capitán Úrsulo Ruiz ya pertenecía Encarnación (Chon) Ojeda, de la ranchería de Atitanac, y Sotero Vera La Huácara, de Malpaso.

Esa información está sustentada en los documentos originales de la adhesión de revolucionarios en El Fuerte, Atitanac, San Cayetano y Las Lajas, que resguarda Isidro Ojeda. 

Y según Espirio Contreras, de Víboras, también fue agregado Salvador El Charro Juárez, Wenceslao Ortega, El Fierro Fernando Rosales y Santiago Rosales, de Las Lajas. 

El 25 de junio de 1913, Encarnación Ojeda Rodríguez fue integrado a las fuerzas del Ejército
Constitucionalista en el rancho de Atitanac, con el capitán primero Úrsulo Ruiz, comandante del Segundo Escuadrón del Tercer Regimiento de la Brigada Domínguez.

Benjamín Gómez Gordoa había dejado de visitar su propiedad por lo peligroso de la situación.

Del cuartel general de Malpaso partieron los constitucionalistas para combatir en la Hacienda del Tesorero, en Jerez, el 26 de junio; eran guiados por el general Pánfilo Natera.

Perfecto Esparza, uno de los integrantes, relata un pasaje: 

“Entre la gente que llevaba yo, iban Domingo Rivera y J. Reyes Enríquez, originarios de Trujillo, al llegar, sitiamos la Hacienda del Tesorero; los federales se habían guarnecido en el campanario del templo, desde el rebote los tres les hicimos muchas bajas, cuando nos tomaron por sorpresa cinco militares, cayendo sin vida J. Reyes Enríquez, una bala de máuser le atravesó el corazón, otra le despedazó la cabeza.

“Domingo Briseño nomás alcanzó a decir ‘a mí también ya me dieron’, cayendo muerto a mis pies, como a 25 metros. Los federales soltaron una descarga sin pegarme ni un tiro, de un brinco monté a mi caballo y en el arroyo hallé a don Rafael Félix asustado, enseguida, en un lienzo encontré a Octaviano García, Úrsulo Ruiz y a Benítez diciéndoles, ‘hay que tumbar la puerta y subir por el caracol, tú Octaviano prende fuego a la claraboya de la bodega y tú Máximo a la claraboya de la Casa Grande, porque ahí hay gente disparando, ya me mataron dos hombres.

“Para entonces ya habíamos tumbado la puerta entrando todos, había como 15 soldados muertos, todos con balazos en la cabeza, los pocos que quedaron vivos los tomamos presos incorporándolos a la fuerza del pueblo, los únicos que escaparon con vida fueron el capitán y su asistente; recogimos parque y armas, pero al cabo, al sargento y al teniente los fusilamos a las 2 de la tarde en la plaza de la hacienda.

“Cargamos los cuerpos de nuestros hombres en un coche de cuatro ruedas al camposanto de Guadalupe de la Hacienda de Trujillo para sepultarlos, todo esto sucedió a los ocho días de habernos levantado en armas.

“El 27 de agosto de 1913, en Arroyo del Durazno, les llegaron refuerzos a los federales, eran 900 hombres que venían de Fresnillo que arribaron por Jerez y al oscurecer hicieron alto en las Trancas, donde el 30 de agosto se llevó a cabo el combate en Arroyo de las Trancas, Jerez, Zacatecas y en el Encino Mocho el día 28 amanecieron sitiados por mil 900 hombres al mando de Pánfilo Natera, Santos Bañuelos, Isidro Ávila, suspendiendo luego el fuego para del rancho de Las Lajas, encaminarnos hacia Tetillas, donde estaba la tropa.

“Esto ocurrió el 28 de agosto de 1913 en la toma de Jerez, la federación perdió como 400 hombres y luego sin saber atravesamos por donde estaba su campamento; cuando sintieron el tropel de nuestras cabalgaduras, dispararon a quemarropa tres cañonazos a Perfecto Esparza Rodríguez y a Aurelio Sánchez Ortega.

“En esa hora cerró el sitio el Segundo Escuadrón del Tercer Regimiento de la Brigada Domínguez, peleando durante 14 horas, rompimos el sitio entre 8 y 9 de la noche y al otro día que se levantó el sitio, encontrando muchos federales muertos con los rastros de casquillos donde se defendieron desesperadamente; dejaron la artillería de campaña, abundante parque tanto de cañón como de rifle, máuseres y seis ametralladoras que abandonaron con sus municiones y cerca de 400 carabinas; cuatro carros de cuatro ruedas quedaron destruidos con todo y mulas, los que quedaron vivos huyeron rumbo a Zacatecas”.

*Cronista de Malpaso 
centenario@imagenzac.com.mx 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Carambola brutal; mueren 2 personas
Los hermanitos Ramos esperan con fe al Niño Dios
La FEPADE y el IEEZ trabajando de cara para la elección extraordinaria
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Hallan equipo de espionaje en el Congreso de Aguascalientes
Le llueven más cargos a Duarte; presentan denuncia por omisiones
Muro de Trump traería graves consecuencias para la biodiversidad: PNUMA
Busca Inapam incrementar beneficios para adultos mayores 
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Salud apuesta a reducir las muertes maternas
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad