Thursday 08 de December de 2016

Ejercicio de la paternidad

Huberto Meléndez Martínez      27 Jan 2014 20:10:06

A- A A+

Compartir:
Dedicado a madres y padres con dudas en la formación de la familia.

Indudablemente que una de las mejores creaciones de la humanidad es la instauración de la escuela. Se constituye como un espacio en el que se estructura un programa que según el medio social, contiene todas aquellas bases para que las personas puedan convivir y armonizar su relación con sus congéneres.

El tránsito por las escuelas pretende aportar mejores ciudadanos a la población. La sistematización de la enseñanza debe garantizar la preparación de ciudadanos plenos, sinónimo de eficiencia. Sus planes deben concentrar los mejores contenidos para que las personas adquieran conocimientos que les permita acceder a niveles culturales superiores.

Los primeros elementos educativos han quedado siempre a cargo de la formación familiar. En la actualidad, la ocupación laboral fuera de casa de mamá y papá ha generado un vacío que no ha podido cubrir la escuela ni otros espacios educativos. Los retos son enormes: formación afectiva, motivar la convivencia en un ambiente solidario y cooperativo, la formación de valores, la adquisición de la disciplina de trabajo y esfuerzo, el respeto a las reglas etc. El deterioro social puede ser uno de los productos de este vacío.

El avance tecnológico ha acercado algunos medios culturales a los infantes, la televisión, los videojuegos, las comunicaciones, las redes sociales están al alcance de millones de niños y jóvenes a los cuales les ha hecho falta el consejo, el acompañamiento, la supervisión de personas de criterio para la elección de programas o el análisis crítico de los contenidos y del manejo de esos medios.

Darse la oportunidad de dialogar con los hijos no es tarea sencilla, la brecha generacional implica dificultadas no previstas, se necesita tomar la decisión y especialmente enmarcar la conversación con sentimiento afectivo y tolerancia, además de la determinación de conseguir un producto positivo. En caso de que la ocasión sea infructuosa, es necesario intentar de nuevo.

Cuando se platica con adolescentes, en especial, se necesita inteligencia, sabiduría y paciencia del adulto, apertura a las ideas y pensamientos de los jóvenes. Eludir toda posibilidad de reclamo, reproche o desplantes abruptos.

Convertir las ocasiones de diálogo en momentos productivos tampoco es trivial. Es necesario pensar bien las cosas y especialmente centrarse en la obtención de buenos resultados. El convencimiento de que es posible llegar a acuerdos y equilibrar la situación.

Es posible siempre encontrar buenos frutos, las primeras ocasiones tal vez parezcan insuficientes o magros, pero el ejercicio y la práctica pronto enviarán señales más halagadoras.

Recordemos que la existencia de los “ninis” se debe a que hay adultos que los sostienen.

Podría iniciarse intercambiando ideas sobre lo que se espera de manera recíproca entre padres/madres e hijos/as. La comunicación es el único camino al entendimiento.

La mayoría no tiene acceso a la formación en la paternidad, usualmente es resultado de una práctica y por ello se advierte abandono o insuficiencia de las instancias de preparación.

Una habilidad a desarrollar es la conversión de la cantidad del tiempo de convivencia familiar, en calidad del mismo, lo cual implica esfuerzos ineludibles en el ejercicio de una paternidad responsable.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
El eterno viajero
Conmemora el Museo de Guadalupe su centenario
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.29
Venta 20.79
€uro
Compra 21.88
Venta 22.38

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad