Friday 09 de December de 2016

Papa y santo, pero no perfecto

Excélsior      24 Apr 2014 09:24:55

A- A A+

Compartir:
( Excelsior )
( Excelsior )
CIUDAD DEL VATICANO.– El portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, aclaró ayer que los papas Juan Pablo II y Juan XXIII, que serán canonizados el próximo domingo, son santos pero no perfectos.

“Decir que una persona es santa no quiere decir que ha hecho todo bien en su vida. Juan Pablo II fue santo, no perfecto”, respondió ante las preguntas de un grupo de periodistas extranjeros.

Tocará al papa Francisco presidir la ceremonia en la cual Juan XXIII y Juan Pablo II serán declarados oficialmente santos, la mañana del 27 de abril en la Plaza de San Pedro.

Ambos pontífices llegaron a la santidad gracias a diversas excepciones al procedimiento interno de la Iglesia para la canonización.

En el caso de Juan Pablo II, el papa Benedicto XVI decretó la dispensa de los cinco años que, según la ley canónica, deben pasar antes del inicio formal de un proceso de
canonización.

El postulador reveló que en una de sus principales reuniones con Joseph Ratzinger, el pontífice le recomendó: “Avancen rápido, pero trabajen bien”.

Por otra parte, reconoció que Juan Pablo II tenía defectos, como todos los hombres. “No debemos pensar que la santidad es como un pedazo de oro que nace fuera del contexto”, precisó.

“La santidad se inscribe en la historia del hombre, la santidad verdadera es que el hombre logra responder, siguiendo la gracia, a la voluntad de Dios. Incluso con sus defectos”, insistió.

El otro Papa que será reconocido como santo, Juan XXIII, también tenía defectos, según constató el postulador de su causa de canonización, Giovangiuseppe Califano.

Aseguró que él era consciente de sus límites, uno de los cuales era su buen apetito. “Se dice que fue de buen tenedor”, apuntó el sacerdote, quien destacó también su humildad y su ironía con respecto a sus debilidades.

Enamorado de América Latina
El papa Juan Pablo II, que será canonizado el 27 de abril, era un enamorado de Latinoamérica y quedó fascinado por el calor de su pueblo en sus viajes, según el historiador y fundador de la Comunidad de San Egidio, Andrea Riccardi.

Riccardi en su último libro La santidad del papa Wojtyla, explica cómo Juan Pablo II “quiso con fuerza viajar a México en 1979 ya que Juan Pablo I había renunciado a ese viaje, y quedó sorprendido”.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Cumple 25 años el Archivo Histórico de Zacatecas 
Deslumbra al público la Academia de Baile Karla Parga
La Guadalupana
Se presenta con éxito Dulce Amarga Navidad
Participan adultos mayores en la Feria de la Virgen 
Al tiempo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.39
Venta 20.89
€uro
Compra 21.65
Venta 22.15

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad