Wednesday 07 de December de 2016

Para qué estudiar 

Huberto Meléndez Martínez      30 Sep 2013 22:10:05

A- A A+

Compartir:
“No, maestra. Yo ya quiero salir al recreo, ya me cansé y estos ejercicios no me gustan”, eran las expresiones de un niño de segundo grado de primaria de aquella remota escuela.

“Por favor, Jesús, termina tu tarea para que puedas salir al recreo. Es fácil mira, sólo tienes que hacerlo con un poco de más cuidado…”, le decía pacientemente su maestra.

“Es que yo no sé para qué quiere usted que haga esto. Cuando yo sea grande me voy a dedicar a vender nopalitos, como mi papá”, replicó el niño.

“De acuerdo, pero cuando los vendas, tienes que saber hacer las cuentas para que puedas dar bien el cambio, para conocer lo que debes invertir y las ganancias que puedas obtener. Además, podrías dedicarte a otra cosa si no pudieras vender nopalitos”, dijo la maestra.

“Pues si no hay nopalitos, entonces me podría poner a vender fresas”, argumentó el escolar.
“¿Y si no fuera temporada de fresas?”.

“Pues entonces vendería duraznos…”, respondió seguro, el ya desesperado niño.
“¿¨Pero… si no hubiera duraznos?”, enfatizó la maestra.

“Pues entonces vendería…” El niño se quedó un momento pensando, buscando otro argumento con el cual poder convencer a su maestra y al no encontrar otra cosa le dijo, en tono de exasperación: “¿Y usted porqué no quiere que yo venda cosas, maestra?”.

La maestra quería persuadir a su indispuesto estudiante, que el camino del estudio, a través de la escuela, le abriría horizontes y posibilidades mucho mejores, distintas y variadas, que las opciones que su entorno social e inmediato le podía estar ofreciendo.

La educación básica pretende proporcionar a los estudiantes los cimientos necesarios para convivir armónicamente con la actualidad que vive; los elementos indispensables de desenvolvimiento en una sociedad que demanda nuevos desempeños al relacionarse con su entorno social y natural; proporcionar los fundamentos teórico metodológicos para que puedan tener una participación más activa en la comunidad; contribuye con los individuos y con las familias en la orientación educativa para adquirir una visión de futuro, encaminado a motivar la vocación del cultivo del intelecto y del estudio de una carrera.

En su desempeño cotidiano, la mayoría de los profesores presentan un amplio espectro de oportunidades de desenvolvimiento a sus estudiantes.

Los planes y programas de estudio están orientados al desarrollo de las habilidades, del potencial y del talento que existe en cada uno. Un numeroso grupo de docentes diariamente se ocupa de preparar sus clases pensando en su grupo, en variar las actividades, en decidir sobre la relevancia de los contenidos y su relación en el contexto escolar.

La mayoría se inquieta por indagar en su formación y en su bibliografía sobre acciones motivadoras, resistiéndose a la rutina y pensando en la nobleza de su profesión. Son ellos los que influyen notoria y positivamente en el futuro de sus estudiantes.

En el fondo, la maestra Patro quería cumplir en su alumno, Jesús, la petición que hizo alguna vez Abraham Lincoln a un profesor de su hijo: Enséñele a creer en sí mismo, incluso si está solo frente a todo el mundo”.

*Presidente nacional de la ANPM
huberto3@gmail.com





Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.40
Venta 20.9
€uro
Compra 21.87
Venta 22.37

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad