Monday 05 de December de 2016

Pedro Coronel, creador de multicolores formas

Jovita Aguilar Díaz      24 Mar 2014 21:30:09

A- A A+

Compartir:
  • Su estancia en París le permitió conocer varios artistas que terminaron por influenciar su obra. (Cortesía) Su estancia en París le permitió conocer varios artistas que terminaron por influenciar su obra. (Cortesía)
  • El artista plástico decidió que su colección fuera exhibida en el museo Pedro Coronel. (Oscar Baez) El artista plástico decidió que su colección fuera exhibida en el museo Pedro Coronel. (Oscar Baez)
  • Al fondo, La mujer caracol, óleo sobre tela creado en 1970. (Oscar Baez) Al fondo, La mujer caracol, óleo sobre tela creado en 1970. (Oscar Baez)
  • En un pasillo del museo se puede apreciar la pieza Murmullos de jade. (Oscar Baez) En un pasillo del museo se puede apreciar la pieza Murmullos de jade. (Oscar Baez)
  • En el recinto que lleva su nombre se exhibe su colección de arte. (Oscar Baez) En el recinto que lleva su nombre se exhibe su colección de arte. (Oscar Baez)
  • El advenimiento de ella, obra expuesta en el Museo de Arte Moderno. (Oscar Baez) El advenimiento de ella, obra expuesta en el Museo de Arte Moderno. (Oscar Baez)
Imagen de


“En el callejón de las Casas coloradas vivía un titiritero.
Yo iba a verlo a diario, quizá el me hizo escultor”
Pedro Coronel

Pedro Coronel Arroyo nació en la ciudad de Zacatecas el 25 de marzo de 1923; fue hijo de Melesio Coronel, un comerciante local que sin saber lo inició en el mundo del arte, ya que él y su esposa tocaban diversos instrumentos las tardes de domingo en la casa familiar.

Siendo un niño visitaba a un titiritero con el que aprendió a modelar en barro y trabajó además con algunos canteros zacatecanos.

En 1939 ingresó a la Escuela de Escultura y Talla Directa de la ciudad de México, antecedente de la Escuela Nacional de Pintura y Escultura La Esmeralda.

Ahí tuvo como maestros a Juan Cruz y al costarricense Francisco Zúñiga, autor del conjunto escultórico a Ramón López Velarde, ubicado en la Avenida del mismo nombre en la ciudad de Zacatecas.

Con ellos aprendió las bases formales de la escultura. Ahí tuvo cercanía con Frida Khalo y Diego Rivera; a este último lo unió una gran amistad y lo alentó a crear una obra escultórica contemporánea con raíces precolombinas. 

Las influencias
De carácter inquieto y curioso, el artista zacatecano viajó a Europa en 1947, estableciéndose en París por dos años, ciudad que lo cautivó para siempre. 

El resto de su vida lo alternó con estancias entre ese lugar y la ciudad de México. 

En París convivió con los más importantes artistas de la época, ya que estableció amistad con Constantin Brancusi, escultor rumano que llegó a París en 1904 y era amigo de Picasso, Duchamp, Apollinaire y de su coterráneo el filósofo Emile Ciorán.

Entabló amistad con los Delaunay: Roberto y Sonia, además de Zadkine, de quienes abrevó, no solo el estilo, sino también el interés por la cultura popular, por el tema de la muerte y compartió con ellos su amor por el arte precolombino.

De Brancusi asimiló el gusto por las calaveras, las grandes cabezas de mármol, el geometrismo y la simplicidad en las formas. 

El hermoso y vibrante colorido que caracterizan las pinturas de Pedro Coronel fueron influidas en gran medida, por los pintores franceses, especialmente por los esposos Delaunay (maestros de la luz y el color) y por el pintor ruso-francés Serge Poliakoff, al que también conoció en París.

Él es considerado como uno de los grandes pintores abstractos de la segunda mitad del siglo 20 en Europa y en la obra de Coronel tiene una marcada influencia no solo en el color, sino también en la estructura abstracta de sus pinturas.

Las corrientes europeas de la época, aunadas a su amor por lo prehispánico, lo llevaron a crear obras extraordinarias, nadie como él ha logrado expresar mediante colores y formas las pasiones más profundas y vitales; vida y muerte son para el artista dicotomía cruel. 

Muerte sin fin, amor, desvelo y pasión llenan sus días. Vive obsesionado con el arte: lo crea, lo compra, lo colecciona. Intenta entenderlo sin conseguirlo, una y otra vez el rito de la creación nace y muere con el deseo imperante e inacabado de poseerlo.

Otra de sus pasiones
La poesía es otra de sus pasiones; Muerte sin fin, de José Gorostiza es su libro de cabecera.

La idea de la muerte le aterra, “no porque voy a morir, sino porque ya no podré pintar”, dijo alguna vez. 

Muerte y pasión son dos palabras claves en la vida y la obra del artista zacatecano; pasión por el arte que se traduce en su maravillosa obra y en su importante colección.

En 1981 se exhibe en el Palacio de Bellas Artes una muestra de su obra y una selección de su colección de arte universal, bajo el nombre El Universo de Pedro Coronel.

Fue tal el éxito, que la muestra fue llevada a Monterrey y luego a Zacatecas, donde se rehabilitó el convento de Santo Domingo para albergarla. Cuentan que fue grande su emoción al verla en su tierra natal, pero además el espacio quedó tan bonito, que decidió dejarla en Zacatecas.

Esa obra y ese espacio son el actual Museo de Arte Universal Pedro Coronel, ubicado en la Plazuela de Santo Domingo.

Hombre excepcional
Apasionado como pocos, Pedro Coronel tenía un carácter fuerte, fácilmente irritable; su imponente figura y su voz grave intimidaban a más de uno.

En sus viajes siempre incluyó a Zacatecas, sus amigos recuerdan que “le gustaba comer sopa de cebolla y pollo al vino, siempre me pedía lo mismo”, dice mi amiga arquitecta, acompañada por supuesto de su bebida favorita: una copa de whisky Johnnie Walker.

Como hombre apasionado que era, fue también enamoradizo, aunque solo se casó dos veces. La primera fue con la escritora Amparo Dávila, con quien tuvo a Lorenza y Luisa Jaina.

Y la segunda, con la francesa Réjane Lalonde, que estuvo cerca de él hasta su muerte, acaecida el 23 de mayo de 1985 en la ciudad de México. De su relación con la artista plástica María Teresa Ordiales nació su hijo Martín, quien se ha dedicado a difundir la obra de su padre.

La mejor manera de conmemorar a un artista es conociendo su obra, por lo que te invito a que conozcas y disfrutes de su obra en los museos Pedro Coronel y Francisco Goitia, donde albergan pinturas y esculturas del pintor del color y las formas.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
El Runrún/Los chicos malos de Chayo 
Judit Guerrero obtiene la victoria en las urnas
Descubren al amante debajo del colchón, es atacado y muere en hospital
El Bronco prepara impuesto para ¡las carnes al carbón!
Partidos gastaron en zumba y menudo
Enríquez se despide de Mineros; Colima, su posible destino
América supera a Necaxa y va a la final ante Tigres
Antipática
El PED me llena de felicidad: Brandon Díaz
Más de 500 runners en la Carrera Atlética 5k y 2k Ahresty
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.57
Venta 21.07
€uro
Compra 22.07
Venta 22.57

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad