Saturday 10 de December de 2016

Personajes de Jerez

Javier Torres Valdez      9 Dec 2013 20:30:06

A- A A+

Compartir:
Pocos son los jerezanos que hayan sido protagonistas de tantas anécdotas como Alfredo Ávila, personaje a quien conocí en la tienda de ropa Los Dos Mundos, propiedad de Don Aurelio Valdez.

Ávila fue tema obligado en las pláticas de los paisanos durante muchos años; sus anécdotas se multiplicaban al paso del tiempo, y hoy he querido salvarlas del olvido para trasmitirlas a las nuevas generaciones, pues son y representan una parte de la vida provinciana de mediados del siglo 20.

Alfredo Ávila fue durante casi toda su vida, empleado de mostrador en diferentes comercios de ropa.

También era encargado de la cobranza a los clientes morosos que habiendo sacado mercancía a crédito y no pasaban ni a llevar un abono.

Su carácter especial, puntilloso, ceremonioso y muy dado a las formas y el protocolo, en el comer, vestir y actuar, le valieron ser reconocido por su honradez y meticulosidad para interpretar y cumplir las encomiendas de sus patrones.

Cuentan que cierta vez, Rafael Alcalde, propietario de la tienda El Radio, al ver pasar a uno de sus clientes que había sacado una mercancía a crédito, dijo al señor Ávila: "Don Alfredo, ahí va fulanito y nos debe una cuenta, sígalo hasta donde se eche". Desde esa hora nadie lo volvió a ver.

Otro día por la mañana, al abrir sus puertas el establecimiento; don Rafael, lo encontró muy formal, parado en la orilla de la banqueta.

-Buenos días don Alfredo, pásele. -No señor, mi hora de entrada es a las 9 y aún faltan tres minutos- le respondió.

Transcurrido ese tiempo, entró a cumplir con sus labores de atención al público y Alcalde le preguntó: - ¿Qué pasó ayer, porque ya no regresó?.

-Permítame informarle detalladamente lo sucedido: Usted me dijo que lo siguiera hasta donde se echara y así fue, cuando yo salí de la tienda eran las 13 horas; sin embargo cumplí sus órdenes al pie de la letra, su deudor se fue caminando hasta la cantina La Oriental, ahí estuvo tres horas, salió y se metió al billar de Gabino Correa. Ahí estuvo jugando hasta las 9 de la noche, luego salió tambaleándose y empezó a caminar rumbo a su casa a la que llegó cerca de las 11 de la noche, abrió la puerta y entró; calculé que le llevaría una media hora en cenar, así que cerca de las 12 de la noche llamé a la puerta y salió una señora muy enfadada. Le pregunté: ¿Disculpe, ya se acostó el señor? –Sí, ya se acostó, ¿qué se le ofrecía?. –No nada.... muchas gracias.

Don Rafael, con esa mezcla de paciencia jobiana que solía tener preguntó: ¿No le cobró? – De eso usted no me dijo nada.

En otra ocasión, cuando en su despacho, Don Rafael conversaba animadamente con uno de sus amigos, pero lo interrumpió Ávila. –Perdone la interrupción, pero usted me ha dicho que el cliente es primero y su visita no es cliente, así que dígame el precio de estos zapatos.

El que tenga marcado, contestó Don Rafael.

Nuestro personaje salió del despacho y dijo al cliente: No valen nada, lléveselos.

Posteriormente al reclamarle su actitud, respondió: -Usted me dijo que los zapatos valían el precio marcado, no tenían marcado nada, entonces los zapatos tampoco valían nada.

En otra ocasión cerca de la hora de la comida fue visitado por uno de sus amigos. Al invitarlo a pasar, lo llevaron al comedor donde con toda cortesía fue invitado a sentarse. –Ajá.... Señor Ávila, entrándole a la sopita. “No señor, la sopita me está entrando a mí...”

La visita se repitió días después, pues a don Alfredo, solo a esa hora se le podía encontrar, dado el horario que tenía que cumplir en la tienda de ropa.

-Vaya don Alfredo, lo sorprendí de nuevo a la hora de la comida, ¿entrándole al chilito?.
-Este.... Ejemmmm... pues sí, entrándole al chilito... ¿gusta?.

-¡Nooooo....!

Muchas gracias, yo ya comí..
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad