Saturday 03 de December de 2016
»Hubo irregularidades en el caso de María Teresa, quien falleció este miércoles 

Personal médico del HGZ ignora las leyes de salud

Beatriz Martínez      27 Nov 2013 23:10:05      1

A- A A+

Compartir:
Según el artículo 345 de la Ley General de Salud, basta con que un familiar directo autorice a “desconectar” a un paciente con muerte cerebral para que no pueda haber oposición médica. (Imagen)
Según el artículo 345 de la Ley General de Salud, basta con que un familiar directo autorice a “desconectar” a un paciente con muerte cerebral para que no pueda haber oposición médica. (Imagen)
Dos enfermeras tienden la cama. Las sábanas blancas están listas para que alguien más ocupe el lugar que en los últimos días se fue quedando cada vez más frío.

Joaquín alista los papeles; sube y baja las escaleras, ya sabe cómo moverse por salas y corredores casi con los ojos cerrados; podría decirse que vivió o se desvivió la última semana en el hospital.

La noticia no lo agarró por sorpresa. Ahora sí, la muerte de su esposa fue una muerte anunciada; una muerte doble. El corazón de María Teresa Pacheco dejó de latir este miércoles a las 12:10 del día, casi una semana después de que su cerebro dejara de funcionar el pasado viernes.

Pese a que la muerte cerebral es suficiente para dar por perdida la vida de una persona, las autoridades sanitarias del Hospital General de Zacatecas contravinieron la Ley Federal de Salud al mantener a María Teresa conectada a un respirador artificial, incluso cuando su esposo, en reiteradas ocasiones, pidió que la desconectaran. Y lo hicieron porque desconocen la ley.

La ley, papel mojado
“Ya que está establecido el diagnóstico de muerte cerebral, no se le puede desconectar, porque es ilegal; es prácticamente un homicidio de acuerdo a nuestras leyes, aunque el familiar lo pida”, aseguró el doctor Jesús Reyes Bustamante, director del nosocomio.

“¿Qué ley es la que lo impide?”, se le cuestionó.

“La legislación; o sea, a final de cuentas, aquí el asunto de muerte cerebral no está bien legislado”, argumentó el doctor, quien defendió la decisión del equipo médico que encabeza.

Sin embargo, de acuerdo con el artículo 345 de la Ley General de Salud, no debe existir impedimento alguno para que, a solicitud y con la autorización de algún familiar directo, entre los que se considera al cónyuge, los hijos, los padres o los hermanos, se prescinda de medios artificiales cuando la muerte encefálica está comprobada.

Cabe mencionar que esto no es una autorización legal de la eutanasia, puesto que este artículo de la Ley General de Salud se aplica únicamente en caso de muerte cerebral, la cual es irreversible, según establece la comunidad científica internacional.

“Si tú me dices que está en la ley federal, hay controversia entre lo que son las leyes de salud y las que están en la Constitución. Yo en eso no soy experto; simplemente, nosotros en hospitales públicos tenemos la indicación de que no podemos desconectar a un paciente porque eso nos podría meter en compromisos legales”, alegó el director del hospital.

El doctor dijo que esas indicaciones proceden de la Secretaría de Salud (Ssa), lo cual evidencia el desconocimiento de las autoridades sanitarias sobre el protocolo que se debe seguir en caso de muerte cerebral certificada.

Y es que la Ssa, en su Catálogo Maestro de Guías de Práctica Clínica SSA-488-11 con título Diagnóstico de Muerte Encefálica, desaconseja y desaprueba la decisión de prolongar de manera artificial las constantes vitales de un paciente fallecido por muerte cerebral.

El documento precisa que “mantener las medidas de soporte cuando se ha diagnosticado la muerte encefálica y, por tanto, ya se está legalmente fallecido, supone una mala práctica clínica, una inexcusable contradicción con el diagnóstico científico y legal establecido, una futilidad terapéutica y un consumo innecesario de recursos”.

Añade que “no existe ninguna justificación ética que recomiende mantener artificialmente a una persona ya fallecida y, por tanto, este tipo de práctica clínica está claramente desaconsejada”.

También Jaime Zavala Moreno, director de Salud Pública de los Servicios de Salud de Zacatecas (SSZ), dijo que, mientras un paciente no deje de respirar por sí mismo, no se le puede desconectar, sin importar si es un deseo de su familia.

Diputados, también desorientados
Guadalupe Medina Padilla, diputada local y presidenta de la Comisión Legislativa de Salud, también desconoció las leyes del área a la que fue encomendada en la 61 Legislatura y aseguró que la ley marca que un paciente con muerte cerebral no puede abandonar el hospital hasta que se le diagnostique la muerte clínica.

Añadió que, ya sea en casa o en el hospital, la paciente “habría padecido el mismo dolor”; no obstante, con un diagnóstico de muerte cerebral, la persona no puede decodificar estímulos nerviosos ni sentir dolor.


Desmienten acusaciones
Joaquín, el esposo de la hoy difunta María Teresa, denunció a Imagen este martes que el equipo facultativo del Hospital General de Zacatecas en reiteradas ocasiones le había insistido para que permitiera la donación de los órganos de su pareja.

El director del nosocomio desmintió tajantemente tales aseveraciones; argumentó que no habría tenido sentido tratar de convencer a Joaquín y a su familia de dicha autorización, dado que María Teresa no era candidata a ser donante, pues el motivo de su muerte fue un tumor.

Aseguró que ya que la enferma entró en muerte cerebral, no se le pudo hacer una biopsia para analizar si el tumor era maligno; además, aclaró que se desconocía su origen y no se podía descartar que hubiera una metástasis en el cuerpo de María Teresa.

Por ello, está contraindicado siquiera considerar la posibilidad de que puedan ser donados sus órganos; no obstante, no descartó que se le preguntara a la familia si estarían dispuestos a donar.

Enfatizó: “Se les comenta (la posibilidad de donar); ni se les pide y mucho menos se les exige ni se le condicionó para darle de alta”. Nuevamente, el Catálogo Maestro de Guías de Práctica Clínica SSA-488-11 de la Ssa arroja luz al respecto.

Dice el documento: “Si la donación de los órganos estuviera contraindicada, una vez que se ha informado adecuadamente a la familia, se procederá a la retirada inmediata de todas las medidas de soporte, incluida la ventilación mecánica”.

El proceso de donar
El doctor explicó que todo paciente con muerte encefálica entra a un protocolo del programa de trasplantes que consiste en que un comité evalúa el caso y decide si es apto.

En el caso en cuestión, según Reyes Bustamante, el ingreso a este protocolo aparece en el expediente de la paciente, documento al cual no pudo acceder Imagen; sin embargo, no existe un escrito o un informe que deje constancia de que no procedió la donación.

Pese a que el director del nosocomio insistió en que no hubo ninguna voluntad para forzar a la familia a aceptar una donación, también lamentó que “en Zacatecas no tenemos una cultura de donación de órganos como quisiéramos”.

Opinó que hay que revertir la poca cultura de donación e invitó a la población a estar conscientes de que “el paciente falleció y sus órganos pueden dar vida a otras personas”. Y lo ejemplificó con un caso reciente.

Este lunes, relató, un paciente llegó con fuertes traumatismos al hospital; cuando falleció, la familia accedió a donar sus órganos de manera altruista, por lo que se rescataron los dos riñones y una córnea.

A la fecha, el Hospital General de Zacatecas ha realizado 14 trasplantes de riñón y otros 14 de córnea. Además, en lo que va del año ha atendido a unos 5 mil pacientes, ha realizado 2 mil intervenciones quirúrgicas y 4 mil estudios.

Es necesario legislar
Guadalupe Medina Padilla anunció que la Comisión Legislativa de Salud que preside analizará la reglamentación de la donación de órganos para que el deseo de las personas que manifestaron desear donar sus órganos, por ejemplo, al tramitar su licencia de manejo, al morir no sea coartada por los familiares, quienes en muchas ocasiones se oponen a que se extraigan los órganos.

Explicó que esta decisión debe respetarse, pues los donantes lo manifestaron en el pleno uso de sus facultades mentales, por lo que, dijo, buscarán los argumentos legales para establecer una ley que proteja esta decisión sin que los familiares la puedan cambiar.

Con información de Alejandro Román y Melina González




Comentarios
estrategia:
ahora es necesario q los familiares verifiquen bien en q estado les entregan el cuerpo, ya q se sabe q en muchas ocasiones les extraen los organos y son ellos mismos quienes negocian estos no seria la primera vez q esto ocurriera y de estar metidos en lios legales claro q si! como abogado hay mucho para demandar al hospital, desde secuestro, chntaje, uso indebido de funciones, dolo...en fin PERO COMO LA LEY ENTRE CUATES NO SE APLICA POR ESO HACEN LO Q QUIEREN..   Thursday 28 de November de 2013 07:57:32
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Muro de Trump traería graves consecuencias para la biodiversidad: PNUMA
Hallan equipo de espionaje en el Congreso de Aguascalientes
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Le llueven más cargos a Duarte; presentan denuncia por omisiones
Salud apuesta a reducir las muertes maternas
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Los hermanitos Ramos esperan con fe al Niño Dios
Alejandro Murat pide declaración 3de3 al gabinete
Ganan meseros un promedio de 28 pesos la hora
Busca Inapam incrementar beneficios para adultos mayores 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad