Sunday 11 de December de 2016

Ahora, contra el dictamen fiscal

Luis Enrique Mercado      6 Oct 2013 21:00:05

A- A A+

Compartir:
Quien sabe quién habrá hecho el paquete de propuestas fiscales para 2014, pero debe ser un personaje con muchos rencores guardados en contra de la Secretaría de Hacienda, de los causantes y del país.

Entre más se analiza lo que Hacienda quiere hacer en materia tributaria para el año que entra, más barbaridades se descubren.

Una de ellas es la propuesta de modificaciones al Código Fiscal de la Federación para eliminar el Dictamen Fiscal Voluntario.

El Dictamen Fiscal es un instrumento creado hace 54 años, en 1959 y que consiste, como su nombre lo indica, en un dictamen hecho por contadores públicos, para determinar si las empresas están calculando y pagando bien sus impuestos.

El Dictamen Fiscal es, por un lado, un valioso auxiliar para que las autoridades hacendarias tengan la certeza de que el causante está calculando y pagando bien sus impuestos; pero también es un instrumento de gran utilidad para las empresas, ya que por un lado les da certidumbre tributaria; por el otro, les permite detectar si en sus operaciones hay alguna irregularidad de manejo.

Pareciera que en la Secretaría de Hacienda se está buscando simplificar el pago de impuestos y a alguien se le ocurrió que quitar el Dictamen Fiscal es un buen camino.

La realidad es que se consigue el efecto contrario: la forma más sencilla que tienen las empresas para calcular su pago de impuestos y saber que están cumpliendo con sus obligaciones tributarias es precisamente dictaminarse.

Cada año se presentan alrededor de 90 mil dictámenes fiscales ante Hacienda. Realizar ese trabajo ha propiciado la creación de especialistas en dictamen fiscal dentro de la profesión contable; ha empujado a los contadores a elaborar normas de actualización profesional que garantizan la excelencia del dictamen fiscal.

Una tradición de 54 años significa que en materia del dictamen fiscal existe una valiosa infraestructura académica y docente y tanto en los colegios profesionales de la contabilidad como en las universidades e instituciones de educación superior se ha formado una valiosa base académica que ahora habría que desarmar y destruir.
Nadie sabe por qué las autoridades fiscales quieren eliminar el Dictamen Fiscal, cuando es un mecanismo importante de recaudación entre las empresas. Sin él, los funcionarios de Hacienda tendrán que revisar declaración por declaración para ver si están bien y se producirán desencuentros con los causantes, que ahora se evitan precisamente gracias al Dictamen Fiscal.

Cuando se quiere avanzar en el cumplimiento de impuestos lo mejor es mantener instrumentos ya probados en materia de control fiscal, como el dictamen, ya que evita trabajo a las autoridades y facilita el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

Pero cuando se presenta como reforma una miscelánea fiscal que no contribuye en forma alguna a la ampliación de la base de causantes, cuando aumenta la carga a quienes ya cumplen con sus obligaciones tributarias y se complementa con pasos como la eliminación del Dictamen Fiscal, lo único que revela es el grado de confusión a que se ha llegado en la SHCP.

Esta SHCP se parece mucho a aquella de diciembre de 1994, que en sólo 18 días fue incapaz de enfrentar con inteligencia una monumental crisis financiera, aunque ahora lleva ya 10 meses y parece que nos lleva a una crisis, pero lenta, muy lentamente.

Hasta el próximo lunes con nuevas…PERSPECTIVAS

*Periodista
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad