Tuesday 21 de February de 2017

El quinto poder 

Elizabeth Sánchez Garay      21 Nov 2013 21:30:05

A- A A+

Compartir:
Esperé con mucho interés el estreno de la película “El quinto poder” (Fifth Estate), debido a que está centrada en una temática actual y polémica. Me refiero a la figura de Julian Assange y el escándalo de las filtraciones de WikiLeaks.

Sin embargo, el film de Bill Condon, protagonizado de magistral manera por los actores Benedict Cumberbatch y Daniel Brühl, deja mucho que desear. Ello debido a que las acciones de WikiLeaks, para dar a conocer los tejemanejes ilícitos de los poderosos, se explican sobre todo por una supuesta y retorcida personalidad de Assange..

Como se recordará, WikiLeaks es una organización internacional que publica en su página web informes sobre actividades comprometedoras o ilegales de empresas y gobiernos de todo el mundo. Estos documentos son filtrados por personas anónimas que tienen acceso a esa información y deciden darla a conocer por motivos éticos.

Precisamente, la película inicia con un suceso que cimbró la política exterior de Estados Unidos: el video, publicado por WikiLeaks en el año 2010, en donde aparecen soldados estadounidenses disparando desde un helicóptero a Namir Noor-Eldeen, reportero de la agencia Reuters y a otras personas más.

Basado en el libro “Dentro de WikiLeaks: mi tiempo con Julian Assange en la web más peligrosa del mundo”, de Daniel Berg, excolaborador de Assange, el filme gira sobre todo en torno al dilema de dar a conocer información revelante y los problemas que eso puede ocasionar al destapar los nombres de personas que trabajan en el anonimato.

Seguramente es cierto que Assange tiene una personalidad fuerte; necesita tenerlo quien asume el riesgo de enfrentarse al país más poderoso del mundo, pero eso es lo menos importante de esta trama que nos ha tocado vivir.

La cuestión es reflexionar sobre las paradojas del uso ilegal de difundir documentos secretos y revelar verdades a las que tenemos derechos los ciudadanos del mundo. En ello debió centrarse la película por las implicaciones para los protagonistas de esta historia.

Basta recordar a Bradley Manning, soldado y analista de inteligencia de Estados Unidos que fue condenado a 35 años de cárcel por haber difundido secretos de Estado a través de WikiLeaks. O Edward Snowden que está refugiado en Rusia porque tiene orden de aprehensión por el mismo motivo.

El mismo Julian Assange se ha visto forzado a refugiarse en la embajada de Educador de Londres, debido a que ha sido acusado de violación y acoso sexual por la policía sueca.

Héroes o traidores, dependiendo de quién juzgue, lo cierto es que estas personas han revolucionado el mundo de la información. ¿Acaso no sería bueno que hubiese un Assange que destapara los ilícitos de nuestros gobernantes?
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
El Runrún: Zacatecas puede oaxaquizarse   
Gobierno del Estado no ha sido notificado de la controversia: coordinador jurídico 
Balean un camión urbano
Muere una pareja en accidente
Tuzos le pega de visita a Necaxa en Segunda División
Flores, en Río Grande
¿Por qué corres tanto?
Pacto de unidad revolucionaria 
Tu felicidad es tu responsabilidad
Después de treinta años 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.43
Venta 20.93
€uro
Compra 21.52
Venta 22.02

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad