Saturday 10 de December de 2016

​Por descuido, familia se queda sin casa; vecinos los arropan

Carlos Montoya      4 Jun 2014 11:51:38

A- A A+

Compartir:
(Carlos Montoya)
(Carlos Montoya)
GUADALUPE.- Un día después del incendio domiciliario en el número 26, que pudo haber terminado en tragedia, ocurrido en la calle Emiliano Zapata de la segunda sección de Tierra y Libertad, la familia García Ortiz, todavía sorprendidos de lo sucedido y con la tristeza marcada en sus rostros tras perder todo su patrimonio, comenzaba a reorganizarse.
 
Al llegar a lugar de los hechos, Carlos Giovanni García Ortiz de apenas 5 años, mejor conocido como Carlitos, el niño que inocentemente provocó el fuego al meterse debajo de la cama con un encendedor con el que prendió un papel para buscar un juguete, abrió la puerta sonriente con esa inocencia propia que lo caracteriza.
 
En el interior de su casa, su mamá de 28 años de edad y uno de sus tíos separaban lo poco que les quedó, principalmente ropa, tras haber sacado del cuarto que ardió en llamas, un colchón y una base de madera que quedaron inservibles.
 
En esas mismas condiciones resultaron dos televisiones y un estéreo que estaban amontonados en el suelo, a los que miraban con dolor, pues representaban una forma de distracción sobre todo para Carlitos que se la pasa todo el día en su casa, porque dejó el segundo año del jardín de niños debido a su situación económica.
 
La familia García Ortiz llegó a Guadalupe hace un año procedentes del estado de Morelos, aquí vieron la manera de arreglárselas para buscar una vida mejor.
 
El padre de Carlitos, trabaja en una fábrica de uniformes deportivos para sobrellevar los gastos de la casa como la renta y los alimentos mientras que su madre cuida de los niños.
 
Nunca se imaginaron que un descuido casi terminaría en desgracia, Carlitos es un niño inquieto pero muy listo, en sus libretas de apuntes se puede observar lo bonito de su letra, pero como todo niño de su edad, ignora las consecuencias de lo que puede ocasionar con un encendedor, el cual  estaba a su alcance y con el que originó las llamas.
 
Los vecinos de la calle, no dejaron solos a Carlitos y su familia, como pudieron les ayudaron, unos con ropa y pañales, otros con algo de despensa, unos más con alimentos y en el caso de la señora que les renta y que es propietaria de una panadería, pues con pan los apoyó.
 
Carlitos dijo que ya no volvería a agarrar cerillos ni encendedores, ahora ya sabe bien lo que puede pasar y va a cuidar de su hermanito de apenas tres meses de nacido al que se quiera o no, le salvó la vida, pues al no pensar lo que había provocado, si pensó en la manera de poner a salvo a su hermano dando aviso a su mama de lo que pasaba.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Fallece el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa
Los hermanitos Mandujano no tienen juguetes 
Promotores de 65 y Más cobraban las pensiones
Crimen mató a mil 200 federales; periodo 2006-2016
Tovar y de Teresa en la literatura
Los ganadores de los premios Nobel 2016 y su trabajo
Productos milagro, entre los más decomisados en 2016
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad