Friday 02 de December de 2016

¿Por qué sonríe Doña María? 

Édgar Félix      3 Feb 2014 21:10:18

A- A A+

Compartir:
Doña María tiene 84 años. Va, todas las mañanas, de su casa ubicada a un costado de la calle Del Ángel casi al píe de La Bufa, hasta las inmediaciones de la Iglesia del Patrocinio. Lleva consigo una bolsa de trapo de colores encendidos, donde abraza, como un tesoro de joyas preciosas, la mercancía que ofrecerá. La primera vez que la vi me pareció un fantasma, después tomó forma humana, como una leyenda viva que evoca a las fuertes mujeres zacatecanas. Unas guerreras caxcanas que no se vencen al primer escalón.

A doña María no le preocupa el cansancio de su rutina diaria sino el tiempo para ascender. Se toma una hora de ida y un poco menos de regreso, pero llega con mucho oxígeno en los pulmones y la energía suficiente para tender la mercancía. Lleva más de 30 años con ese ritual laboral, día a día, a pesar de que sus hijos la invitan a descansar, a quedarse quieta, a relajar la carne, a contemplar en silencio y quietecita el devenir del tiempo. “Me muero si dejo de trabajar”, se defiende doña María, al impulso de las nuevas generaciones que insisten por ver, a los viejos, arrumbados y decrépitos en el rincón.

Labor Vinci Omnia. Labor Vinci Omnia. Lo repito varias veces, para convencerme de la testarudez zacatecana del alma. Doña María es un vivo ejemplo de ello. ¿Qué tendrá esta tierra y este cielo para sembrar el espíritu fuerte, luchón, recio de gente como doña María? Será -parafraseando a Facundo Cabral- como el hierro, que a pesar de que gime y se queja al bañarlo en agua helada, es que se convierte en martillo y en espada. ¿Será eso o la sonrisa de las mujeres zacatecanas?

NOTA: En mi artículo anterior “Se alquila Zacatecas” menciono a José María Pino Méndez, nieto del vicepresidente José María Pino Suárez, para que sea él quien cuente la historia de la orden villista de nombrar a la hoy avenida Hidalgo como José María Pino Suárez. Me entero por varios correos que me enviaron asiduos lectores que el maestro Pino Méndez falleció hace algunos meses.

La información que cito fue dada a conocer por Pino Méndez durante una entrevista que le realicé en el 2010 durante el programa Tierra Colorada, en la XEPC, en la que aborda la situación de aquel Zacatecas anterior y posterior a la Toma encabezada por Doroteo Arango y Felipe Ángeles. Fue muy ilustrativa aquella conversación en la que menciona el episodio que explico en mi artículo pasado. Tal vez ese dato se eche como un papel del olvido a las caudalosas aguas del río Grijalva y a los violentísimos vientos de La Bufa, ahora con la muerte de José María Pino Méndez. Sería una gran pena para la historia de Zacatecas si esto sucediera. Ese Grijalva que veía muchas veces durante mi infancia y del que platicaba con Pino Méndez; azorados siempre por un destino que terminó en este cielo cruel y esta tierra colorada. Descanse en paz.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Tom Ford tampoco vestirá a Melania Trump
La conoció en redes sociales; mató a pareja tras plagiarla
En México se tiene que cimbrar con cosas positivas: Yunes Linares
Inauguran la Feria de la Miel
Reconocen a 10 ciudades por su lucha contra el cambio climático
Cambian los granos y el maíz por árboles de navidad
Falso que haya ‘bono navideño’ para diputados, asegura Javier Bolaños
Insisten los transportistas en que se revisen concesiones otorgadaS
Boletas electorales están seguras: Virgilio Rivera 
Apuestan por integración de personas con discapacidad
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.62
Venta 21.12
€uro
Compra 22.08
Venta 22.58

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad