Friday 24 de February de 2017

 Crítica a la voracidad económica en el cine

Elizabeth Sánchez Garay      23 Jan 2014 21:30:07

A- A A+

Compartir:
En las listas de distintas nominaciones al Oscar 2014 destacan varias películas que tienen un elemento en común. Me refiero a la crítica del preponderante papel que tiene el dinero en el mundo actual, con el consecuente deterioro de las relaciones humanas y la destrucción de valores ajenos al ámbito económico.

Ciertamente, hoy parece casi imposible imaginar una sociedad no centrada en el dinero y en la atroz cultura del consumismo. Nuevas necesidades materiales, reales y ficticias, atan a los individuos a priorizar la cuestión económica frente a otras necesidades humanas.

La contemplación y la reflexión serena parecen ser actividades en desuso en el mundo contemporáneo, donde todo valor de uso queda reducido a valor de cambio, como ya lo había previsto Karl Marx.

El endiosamiento del dinero como valor supremo es, como bien lo muestran algunos filmes nominados al Oscar, el verdadero problema a enfrentar, porque de allí derivan muchos otros males sociales como la corrupción, las relaciones intersubjetivas empobrecidas, la miseria cultural, el daño ecológico y la ignorancia.

Así, por ejemplo, la excelente película El Lobo de Wall Street, dirigida por Martin Scorsese, y protagonizada por Leonardo DiCaprio, muestra la insaciable voracidad económica de corredores de bolsa que lucran con las ilusiones de una sociedad que también supone que el dinero lo es todo.

Scorsese pone en la lupa al protagonista y sus cómplices, todos ellos estafadores de guante blanco, para que veamos de manera ampliada y a todo color la forma en que viven los hombres ligados al mercado financiero.

En este caso, los personajes son seres abominables, drogadictos y ambiciosos que son incapaces de detener el torbellino de la riqueza en la que viven, pese a que tal forma de vida no sólo destruya sus vínculos más cercanos sino también a ellos mismos.

En lo personal, me ha parecido especialmente extraordinario el filme Jazmín Azul de Woody Allen, que por motivos de los más extraños no ha sido nominado en el rubro de mejor película, aunque sí compite como mejor guión, al tiempo que Cate Blanchette contiende como mejor actriz y Sally Hawkins lo hace como actriz de reparto.

Esta cinta también hace una crítica a la centralidad del dinero, pero desde la perspectiva de una mujer rica que pierde todo y su vida se destruye porque no posee nada más. Es decir, toda su existencia ha girado en torno al dinero y al esfumarse éste se ha quedado vacía de forma absoluta.

Acaso por ello, la protagonista además de mostrarse histérica y odiosa, también es digna de lástima y compasión, ya que aparece como una víctima más de este capitalismo soez.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
América y Cruz Azul se enfrentan en momentos críticos
Temor latente
La tercera es la vencida
Las llaves en la cafetera
Robótica, ¿juego de niños?
Kerber y Wozniacki avanzan a semifinales en Dubai
Djokovic jugará el Abierto Mexicano
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 19.66
Venta 20.16
€uro
Compra 20.85
Venta 21.35

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad