Monday 05 de December de 2016
»En las comunidades desconocen cómo operará la cruzada contra el hambre 

Programas sociales, muy lentos o no llegan

Jesús Murillo      3 Nov 2013 21:10:05      1

A- A A+

Compartir:
  • En varias comunidades en el municipio de Pinos aún ignoran en qué consisten los programas federales. (Nallely de León) En varias comunidades en el municipio de Pinos aún ignoran en qué consisten los programas federales. (Nallely de León)
  • Las casas, al borde del colapso. (Nallely de León) Las casas, al borde del colapso. (Nallely de León)
  • Entre las estrategias se plantea que los menores continúen estudiando. (Nallely de León) Entre las estrategias se plantea que los menores continúen estudiando. (Nallely de León)
  • Sobreviven en condiciones precarias varios habitantes de El Mineral. (Carlos León) Sobreviven en condiciones precarias varios habitantes de El Mineral. (Carlos León)
  • En comunidades de Fresnillo hay quienes lo perdieron todo con las lluvias. (Carlos León) En comunidades de Fresnillo hay quienes lo perdieron todo con las lluvias. (Carlos León)
Imagen de


Con mucho ruido y amplias expectativas se recibió la Cruzada Nacional Contra el Hambre, pero a poco más de 10 meses de que se anunciara que Pinos y Fresnillo serían los únicos dos municipios zacatecanos incorporados en la estrategia nacional, en ambos lugares prevalece el desconcierto.

Familias de dichos municipios enfrentan situaciones precarias donde parece que la cruzada pasó por alto o llegó sin detenerse. La mayoría ni siquiera es beneficiaria de apoyos sociales como Oportunidades o el programa Sumar.

Aunque la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) ya comienza a integrar el listado de beneficiarios en los municipios de Pinos y Fresnillo, Imagen se percató de que los posibles destinatarios del programa desconocen sus cualidades.

En Pinos
María Santos García Herrera, habitante de la comunidad de Guadalupe de los Pozos, cuenta que personal del programa federal acudió hace unos meses a su localidad para registrarla en el padrón de beneficiarios; sin embargo, los brigadistas no le explicaron en qué consistirían los beneficios.

La solitaria anciana de 84 años vive sola en un cuarto sin enjarrar con techo de láminas y piso de cemento. Desde hace una década que falleció su esposo y aunque sus hijos se dedican a la agricultura, espera que los apoyos sean alimenticios, pues su familia casi no la visita y sólo consume dos veces al día pocas cantidades de alimentos como frijoles, sopa y huevo.

Asimismo, el niño de 10 años Leonardo García Nuñez, habitante de la comunidad El Patrocinio, comentó que hace pocos días el personal de la cruzada acudió a su escuela para enlistar y explicar a los pobladores en qué consiste este programa.

Sin embargo, el pequeño indicó que el encargado de avisar de dicha reunión no convocó a su familia, por lo que a pesar de ser beneficiarios del programa federal Oportunidades, desconocen de qué se trata la cruzada.

Con un semblante de tristeza, Leonardo comenta que sus padres día a día tienen que viajar hasta San Luis Potosí a vender mariscos y él y su hermana Mariela, de 17 años, se encargan de cuidar la casa.

A su corta edad, Leonardo lamenta que el delegado de la comunidad, encargado de convocar a la reunión, “no es un hombre al que le guste ayudar”, pues pese a que con esfuerzos su familia pagaba el recurso, hace cinco meses les cortó el agua y no la reconectó hasta que su padre fue a reclamar.

A pesar de ser un niño, es consciente de la situación económica de su familia, pues la cantidad de 600 a 900 pesos que reciben en su casa cada cuatro meses como parte del apoyo del que son beneficiarios “ayuda pero no alcanza”, por lo que su dieta se tiene que reducir a sopa y frijoles.

Apenas sobreviven
De igual forma, Tomasa López Segovia, habitante de la misma comunidad, comenta que fue anotada en el padrón de la cruzada hace unas semanas, pero también se perdió de la reunión; lo único que sabe del programa es que se formó un comité.

La señora de 56 años vive en una pequeña casa dividida en tres cuartos con piso de cemento y techo de lámina; la acompaña su hija María, de 35 años, quien gana mil pesos a la semana como empleada doméstica, mismos que deben alcanzar para los pasajes y para sustentar a los nietos de 11, 4 y 3 años de edad.

La madre de estos tres niños lamenta que, aunque son beneficiarios del programa Oportunidades, el dinero no les rinde, pues tiene que mantener ella sola las necesidades de sus hijos, además de sus gastos médicos, pues su hijo más pequeño tiene una enfermedad renal que la obliga a llevarlo a consulta hasta San Luis Potosí.

Además, la pequeña Julia a sus 11 años padece de hipertensión, Tomasa de diabetes y artritis y su padre Guillermo, de 60 años, dejó de trabajar en el campo debido a que el dolor de sus rodillas ya no le permitía desempeñar sus labores. Tomasa comenta que lo que más necesita su familia y la comunidad es que se habilite el sistema de drenaje, así como un apoyo alimenticio.

Piden servicios
Con ella coincidió Juana Andrade, habitante de la comunidad de San Andrés, quien solicita a las autoridades un sistema de drenaje, además de los apoyos alimenticios, empleo temporal y vivienda que les prometieron las autoridades de la Sedesol que se apersonaron en el municipio.

Como beneficiaria de Oportunidades recibe cada dos meses entre 300 y 600 pesos, que utiliza para sustentar a sus tres hijos más pequeños de 13, 10 y 3 años de edad, pues sus dos hijos mayores de 20 y 18 años ya trabajan en el campo. Su esposo y sus dos hijos mayores ganan 700 pesos a la semana en el campo, de los cuales destinan 200 pesos para su transporte.

Ramona Reyes Medina, también vecina de San Andrés, indicó que se les informó que “supuestamente recibiríamos apoyos para mejorar nuestras viviendas”, lo que consideró necesario para su familia, pues en una casa conformada por dos habitaciones con piso de cemento y techo de láminas viejas viven ella, su esposo y sus cuatro hijos.

Lamentó que su situación económica sea inestable, pues su esposo trabaja en el campo sólo por temporadas y de los 700 pesos por semana que le pagan, 200 tiene que destinarlos a pasajes. Por ello, su dieta consiste en los alimentos que se dan en el campo y puede obtener su marido, como frijol, papas, nopales y calabazas.

Con una mirada de desconcierto, refiere que desde hace seis meses no recibe el apoyo de Oportunidades y desconoce cuándo se lo volverán a dar.

En Fresnillo
Techos de lámina, paredes de cartón y pisos de tierra son las condiciones en que viven decenas de familias de escasos recursos que habitan en la zona norte de Fresnillo; aun así, carecen de apoyos gubernamentales.

Los entrevistados explicaron que no fueron inscritos a tiempo por los promotores de Oportunidades en este año y para el gobierno local no existen, pues llevan años pidiendo ayuda y ni siquiera se han parado en sus colonias para realizar estudios socioeconómicos.

Además, las lluvias de hace mes y medio inundaron los hogares y provocaron que quienes tienen casas con piso de tierra o paredes de madera y cartón perdieran todo. Con cinco hijos, Ana María Sifuentes, habitante de la colonia Alianza, trabaja recolectando botellas de plástico junto a su esposo.

A principios de año, Ana María solicitó inscribirse a Oportunidades, recibió documentación, la completó y la entregó. Pensó que ya podría acceder a recursos públicos, pero a la fecha no ha recibido nada.

Recriminó que, debido a que se inscribió a Oportunidades, no puede acceder a otro tipo de beneficio porque la mayoría de los programas que ofertan en el DIF piden como requisito no ser beneficiario de otro apoyo.

“Este año fue benevolente de lluvias para el campo, pero afectó nuestra vivienda, hecha de block y lámina; de dos camas que teníamos, ahora utilizamos sólo una porque una se mojó toda por las filtraciones del techo. No soy beneficiada de apoyos sociales, pero necesito ayuda para tapar el techo”, expresó Sifuentes.

En la miseria
Con 63 años de edad, María del Socorro Guerrero, habitante de la misma zona, consideró que tendrá que invertir una cantidad importante de dinero, que aún no tiene, para reparar las goteras de su casa y evitar que se dañe la estufa que le regaló su mamá cuando se casó hace más de 43 años. También pretende rescatar un viejo ropero que guarda gratos recuerdos de toda una vida de trabajo y sacrificio.

Griselda Padilla, madre soltera con dos hijos y residente de la colonia La Fe, se conforma con la donación de algunos metros de plástico para forrar el techo de su casa y resguardar sus pertenencias, ya que ni el DIF ni Oportunidades ni otra autoridad la ayudan a sacar adelante a su familia.

Padilla exigió que les lleven alimentos a la zona, ya que familias enteras en la colonia subsisten con una sola comida al día. Al igual que Griselda, todos los habitantes de la colonia La Fe carecen de algún programa social y en temporada de lluvias atraviesan un periodo difícil.

“Perdimos la comida, los muebles, todo lo que teníamos de valor y entrar a la casa es difícil con un piso de tierra”, lamenta Juan Alfonso de la Cruz, habitante de la zona. Manifestó que su pie de casa sufrió daños en la infraestructura al colapsar parte de un techo en la construcción. “Requerimos que el gobierno nos ayude a instalar el piso firme de nuestra casa y nos ayude para construir el cuarto que se cayó”, expresa.

Lo pierden todo
Rosa Gutiérrez Zavala, habitante de esa zona, también perdió todos sus muebles y su casa está en condiciones críticas por las lluvias. “Mi casa es un pequeño jacalito construido de adobe y piedra que se inundó con las recientes lluvias”, expresó.

“La semana pasada acudimos a la presidencia municipal en búsqueda de hules para evitar filtraciones en el techo de lámina; se comprometieron a ayudarnos, pero nunca llegó el apoyo, ahora lo perdí casi todo, sólo pude rescatar algo de ropa y de mi esposo”, refiere.

Manuela Solís Muñoz también sufrió severas inundaciones en su hogar, el cual fue construido con paredes de cartón y piso de tierra. Explicó que hace poco más de un mes perdió la mayoría de sus muebles tras una inundación.

“Ante las lluvias, los muebles se llenaron de lodo; todo el esfuerzo de años se perdió en minutos y aunque pedí apoyo al gobierno local antes de que sucediera la inundación, nunca tuve respuesta; después de que sucedió el desastre, una persona que trabaja recolectando desechos en el basurero nos trajo lonas para resguardarnos”, relata.

Blanca Janeth Sifuentes Martínez, vecina de la colonia Ampliación Azteca, también tuvo problemas de inundación en su casa y aunque lleva mucho tiempo buscando ayuda, no ha tenido respuesta favorable. Precisó que buscará apoyos para mejoramiento de vivienda, ya que su casa tiene filtración de agua en el techo.

Imelda García, vecina de la misma colonia, manifestó que es necesaria la aplicación de programas sociales que ayuden a la brevedad a las personas que sufrieron daños.




Comentarios
estrategia:
Todo este circo maroma y teatro sirvio para darle empleo a los amigos,amantes,querido y por supuesto familiares de los gobernantes..ahi andan los vehiculos oficiales circulando de restaurant en restaurant de bar en bar pero ir a las zonas a recabar informacion apoyar al necesitado NO PAQUE´..???..estan jodidos q sigan jodidos ...la secre uuyy no se rompa la uña,el amigo q trae el auto mejor pasea a la familia y los cuates q hacer lo correcto...y de los $$$$$ mejor se reparte aca entre los funcionarios q se relamieron los bigotes de ratones al saber la cantidad...cruzada x el hambre??? x favor..y todavia se ofenden..hp54   Sunday 22 de December de 2013 08:45:04
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Descubren al amante debajo del colchón, es atacado y muere en hospital
Hospitalizan a niña que reveló infidelidad de su madre
El Runrún/Los chicos malos de Chayo 
Judit Guerrero obtiene la victoria en las urnas
Enríquez se despide de Mineros; Colima, su posible destino
El Bronco prepara impuesto para ¡las carnes al carbón!
Rebecca de Alba estuvo embarazada de Ricky Martin
Fuertes vientos azotan viviendas; PC se mantiene alerta
Fotos: Hawai, sí Hawai, se cubre de nieve
Partidos gastaron en zumba y menudo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.56
Venta 21.06
€uro
Compra 22.15
Venta 22.65

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad